Este es el temazo del verano del año que naciste

Este es el temazo del verano del año que naciste
2 comentarios

Este verano es posible que bailes el Todo de ti de Rauw Alejandro que ponen en bucle en la radio, que disfrutes del hitazo que se ha marcado Dj Tïesto con The Bussiness o que no puedas quitarte de la cabeza Montero (Call me by your name) de Lil Nas X, que ya lo está petando en TikTok.

El verano es época de éxitos musicales, fiestas, desmadres y mucho ritmo. Y sí, también lo era el año que naciste. Seas generación zeta o millennial en esta lista encontrarás el temazo que lo petaba en tu año de nacimiento, porque hemos abarcado desde 1983 (los millennials primigenios) hasta 2010, el último año que nacían los zetas según los expertos


Hemos repasado los éxitos de Los 40 para decirte cuál era la canción del verano del año que naciste. Nostalgia mode on desde ya.

1983, Vamos a la Playa (Righeira)

El dúo italiano de música disco llamado Righeira se posicionó como la canción del verano del 83. Sí, la que tienes en la cabeza: vamos a la playa, oh, ohoh, ohoh. Y aunque también sonaron mucho No controles de Olé Olé y Moonlight Shadow de Mike Oldfield son mucho menos veraniegas, así que nos quedamos con este hit cuyo estribillo aún resuena en la cabeza de los millennials.

1984, Escuela de calor (Radio Futura)

Temazo del pop español. Mira que outfits, que ritmo y que pegadiza es, que aún hoy suena en las fiestas de los pueblos. Ese mismo año sonaba la maravillosa Lobo-hombre en París de La Unión, pero con Radio Futura y su Escuela de calor siempre nos entran ganazas de bailar.

1985, Devuélveme a mi chica (Hombres G)

“Estoy llorando en mi habitación, todo se nubla a mi alrededor, ella se fue con un niño pijo en un Ford Fiesta blanco y un jersey amarillo”. Si no has cantado leyendo esta frase es porque has debido estar metida en una cueva desde que naciste. Es una de las canciones del pop español más conocidas (aunque siempre la llamamos Sufre, mamón) y el mayor hit de Hombres G.

1986, La puerta de Alcalá (Ana Belén y Víctor Manuel)

Ana Belén y Víctor Manuel hacen entrada en esta lista con un temazo que competía nada más y nada menos que con Estefanía de Mónaco y su Irresistible (cuando a la realeza le dio por darnos historia de la música). La puerta de Alcalá es un merecido homenaje a Madrid que sí, cantaría sin dudarlo en el karaoke este mismo verano y sin necesidad de leer ni una coma.

1987, Voyage voyage (Desireless)

Tenemos el corazón a mil por hora y es que en 1987 llegaba uno de los temazos del siglo que aún hoy, es un subidón asegurado. Y eso sin hablar del videoclip, bocatto di cardinale. La estética, la canción, el ritmo. Todo. La canción de Desireless es un must have de la música y arrasó en el verano del 87, y eso que competía con la MARAVILLOSA Eloise de Tino Casal.

1988, Gimme Hope Jo'Anna (Eddy Grant)

Qué difícil fue ese verano en el que sonaban temazos como Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000 y Me duele la cara de ser tan guapo, ambas de Los Inhumanos; ¡Chas! y aparezco a tu lado de Álex & Christina o Sabor de amor de Danza Invisible. ¿Existe un verano mejor que ese? No lo creo. Pero el tema de Eddy Grant fue un top internacional sobre la realidad del apartheid en Sudáfrica.

1989, Aquí no hay playa (The refrescos)

No puedo contar la cantidad de veces que he cantado/gritado el estribillo de esta canción. Soy de Madriz con Z y esta canción sobre la capital española podría reducirse en “os creéis que moláis pero en agosto no hay ni Peter en Madrid”, pero me resulta inevitable saltar cuando llegas al “aquí no hay playa, vaya, vaya”. Ese verano el ska de este grupo madrileño (quien lo diría después de escuchar la letra) lo peto fuerte.

1990, Ojalá que llueva café (Juan Luis Guerra)

Más de 30 millones de discos vendidos, 18 premios Grammy, y esta canción que todo el mundo recuerda, aunque no podemos dejar de decirte que ese verano también fue el de Ritmo de la noche de Mystic (TE-MA-ZO). El cantante y compositor dominicano Juan Luis Guerra sigue cantando orgulloso a día de hoy este temazo de tinte social, aunque también nos encanta Me sube la bilirrubina, que fue otro ejemplo de su éxito.

1991, All my loving (Los Manolos)

El grupo de rumba catalana clausuró los juegos de Barcelona 92 un año más tarde y después del éxito y su “remake” de The Beatles fue considerado la canción del verano por los medios. Una canción en inglés con ritmo rumbero en la ojito a cómo pronuncian los amigos.

1992, Tractor amarillo (Zapato veloz)

Ese verano fue una locura que mezcló la música electrónica, como la siempre mítica y adorada Historias de amor de OBK, con el agropop de Tractor amarillo de Zapato Veloz. ¿Sabes cómo se bailaba? Haciendo la conga. No tengo nada más que añadir.

1993, El tiburón (Proyecto uno)

Esta banda de música neoyorquina de origen dominicano se adueño del llamado “merenhouse” que mezclaba merengue y house y al que añadían toques de hip-hop. Su éxito del verano llegó al número 28 del VH1 latino en el especial que recopilaba los 100 mejores temas de los años 90 y si le has dado al play, ya lo estás bailando.

1994, La Barbacoa (Georgie Dann)

En 1994 sonaba sin parar una canción de Georgie Dann que decía una y otra vez “la barbacoa, la barbacoa, como me gusta, la barbecue”. Inexplicable todo. Pegó muy muy fuerte ese verano, como otros de sus hits veraniegos como El africano o El chiringuito. Un hombre que ha conseguido que la empresa Just for men se mantenga a flote durante todos estos años.

1995, La Macarena (Los del Río)

La Macarena se escuchó en la final de la Super Bowl de 1996 y Bill Clinton usó el remix con Bayside Boys Remix en la campaña electoral de su reelección con el Partido Demócrata. El fenómeno de la canción fue en EEUU tal que hasta el alcalde de Nueva York proclamó el día 14 de febrero como "Día de Macarena" en la ciudad. Para flipar. Estuvo sonando durante años (en España en 1993 ya se oía), aunque su éxito internacional llegaba en 1995 y a día de hoy sigue teniendo un valor de más de 60 millones de euros.

1996, María (Ricky Martin)

El verano de Bailando de Paradisio (temón) fue también el de verano de María de Ricky Martin, un éxito internacional que al ritmo de “un, dos, tres, un pasito p’alante María, un, dos, tres, un pasito p’atrás” nos hizo bailar lo más grande.

1997, La flaca (Jarabe de Palo)

Aunque años más tarde Pau Donés nos dejaría lecciones de vida maravillosa en su tema Eso que tú me das, su primer gran éxito fue la mítica canción de La flaca. No confundir con Flaca de Calamaro, que también salió ese año y a la que barrió el hit de Jarabe de Palo. Sonaba por todas partes y es absolutamente inconfundible en todos los aspectos.

1998, Corazón Partío (Alejandro Sanz)

Otro año de música repleto de hitazos: La bomba de Ricky Martin, Bailamos de Enrique Iglesias, ¡Oye! de Gloria Estefan, Believe de Cher, Suavemente de Elvis Crespo, Baby one more time de la maravillosa Britney SpearsPodríamos hacer un artículo solo con temazos de ese año. Pero admítelo, ese verano fueras donde fueras se oía a Alejandro Sanz. Desde que sacó Corazón Partío en noviembre de 1997 se mantuvo durante más de 70 semanas en las listas de éxitos de España, México o Argentina entre otros. No fue el temazo del verano, fue el temazo del año.

1999, Mambo nº 5 (Lou Bega)

Aunque no era una canción original sino un remake del clásico que compuso Pérez Prado en 1949, sonó todo el verano. Estuvo en el primer lugar en las listas musicales de Australia, Alemania, Europa, Reino Unido, España, Italia y Finlandia, entre otras, y nos hizo bailar todo el verano a ritmo de trompeta y saxofón.

2000, La bomba (King África)

Entramos en los 2000 con King África que competía ese año Y yo sigo aquí de Paulina Rubio, Sueño su boca de Raúl (¿te acuerdas?) o Sobreviviré de Mónica Naranjo, pero se los llevó de calle con su BOOOOOOOOMBA. Estuvieras en la playa que estuvieras, sonaba en el chiringuito este tema unas 30 veces al día. Lo teníamos hasta en la sopa.

2001, Yo quiero bailar (Sonia y Selena)

¿Te sabías la coreo del hit del verano de 2001? Y la canción. “Yo quiero bailar toda la noche, baila, baila, bailando, va, baila, baila, bailando, ¡eh!” Sonia y Selena fueron historia de España, sin duda, aunque ese verano había competencia con David Civera y Dile que la quiero, Manu Chao y Me gustas tú o Coyote Dax con No rompas mi corazón. Yo siempre he sido algo descoordinada, rollo Winnie The Pooh con sus dos pies izquierdos, pero de este temazo dosmilero me sabía la coreo.

2002, Aserejé (Las Ketchup)

Torero de Chayanne lo petó bastante ese verano pero trata de pensar en cuántas veces escuchaste el Aserejé de las Ketchup ese verano. Era tan exagerado que hubo algunos (ejem, yo) que le cogimos una tirria a la canción que no era normal. El hit del verano con sabor andaluz y baile incluido.

2003, Papi Chulo (Lorna)

Este tema fue posiblemente el comienzo del perreo en España. El verano de 2003 escuchábamos la picantona canción de Lorna con ritmo de reggaeton y mucho flow. Lo petó tanto que no hubo quien le hiciera sombra ese verano, ni siquiera la gran Beyoncé con Crazy in Love.

2004, Dragostea Din-Tei (O-Zone)

Temazo que arrasó en las discotecas ese verano y que venía de Moldavia nada menos. ¿Entendíamos algo de lo que cantábamos? Ni gota. Ni falta que hacía. Fue tal el éxito de esta canción que hasta el dúo cómico de Los Morancos hicieron una “versión” llamada Pluma, pluma, gay. Obsesión de Aventura y su bachata (son las cinco en la mañana y yo no he dormido nada), no tuvieron nada que hacer contra este tsunami de O-Zone.

2005, Gasolina (Daddy Yankee)

Si Daddy Yankee no te ha hecho nunca bailar será porque no llevas el ritmo del reggaetón dentro porque ya en 2005 nos puso a perrear a todos con Gasolina. Y aunque La camisa negra de Juanes fue otro hit de ese verano, nos quedamos con el perreo que aún nos haría bailar a las 3 de la mañana en una discoteca. Seguro.

2006, Opá, yo viazé un corrá (El Koala)

Cuando hablamos de agropop lo hacemos también de El Koala y sobre todo de su hit Opá, yo viazé un corrá que triunfó por todo lo alto en el verano de 2006. Fue un año extraño porque otro de los éxitos del verano fue el famoso Amo a Laura (pero esperaré hasta el matrimonio) de Los Happines.

2007, Las de la intuición (Shakira)

No es el tema que más mola de Shakira -para perreo mejor Chantaje con Maluma y para disfrutar del talento de la colombiana la maravillosa La pared-, pero ese verano sonaba a fuego. Y sí, no podemos dejar de lado que 2007 fue el año de Lamento Boliviano de Dani Mata, que parecía recién sacada de la ruta del bacalao y que bailamos con muchas ganas al ritmo de su y “hoy estoy aquí, borracho y loco”.

2008, Ella Elle L'A (Kate Ryan)

Es escuchar esta canción y pensar de inmediato en lo bien que me lo pasé ese año. Tenía 22 y baile tanto este tema que se convirtió en uno de los motivos para aficionarme al dance y al progressive con sus cantaditas. Fue un verano muy femenino en la música porque no solo escuchamos a Kate Ryan, también a Rihanna con su Don't stop the music o a Duffy con Merci.

2009, Colgando en tus manos (Carlos Baute y Marta Sánchez)

Qué difícil fue 2009. Teníamos el corazón dividido entre Lady Gaga y su Poker Face y David Guetta con When love takes over, pero llegaron Baute y Marta Sánchez a marcar territorio, convirtiendo su dueto en un absoluto éxito del verano que ya en primavera de ese año nos sabíamos entera.

2010, Waka Waka (Shakira)

No me gusta el fútbol pero lo confieso: el Mundial de Sudáfrica me lo vi entero (botellín en mano) y lo disfruté como una forofa más. Y ese año en que España triunfó con ese último gol de Iniesta de mi vida, sonaba el Waka Waka de Shakira por todo el mundo. La canción oficial del mundial fue la canción del verano de manera indiscutible y también la culpable de que se conocierán Piqué y Shakira en el rodaje de su videoclip.

Foto | We Are Your Friends

Temas
Inicio