No todo es Rosalía, la artista millennial María Peláe también acerca el flamenco a la gente joven: "Lo mezclo con cuarenta cosas, tengo a Spotify loco"

No todo es Rosalía, la artista millennial María Peláe también acerca el flamenco a la gente joven: "Lo mezclo con cuarenta cosas, tengo a Spotify loco"
Sin comentarios

Tenemos nueva cantante flamenca en el radar. ¿Su nombre? María Peláe. Malagueña de nacimiento y perteneciente a la generación del milenio, esta artista está empezando a pitar fuerte en el panorama musical español. Su combinación de lo folclórico con los ritmos urbanos es, como poco, pegadiza. Y la alegría que contagia, muy necesaria en estos momentos.

Flamenco actualizado que se suma al renacer del género protagonizado por Rosalía. Aunque en vez de trap (genero al que recurre en su acercamiento la catalana), incluye una forma de rap muy característico que es no es, ni más ni menos, que una fuerte crítica social. Y esto, unido a su innegable poderío en el escenario, la ha hecho consagrarse como "La Lola flores moderna".

Después de más de doce años de carrera profesional, la cantautora vive su mejor momento impulsado por su cambio de sonido. Hace un año y medio se propuso volver sus temas más urbanos para, así, acercarlos a mucha más gente. Y este cambio la ha llevado al éxito. Asesorada por Alba Reig, miembro del grupo Sweet California y pareja suya, ha conseguido mantener su esencia dejando atrás el flamenco puro. El resto es historia. Salas de conciertos llenas y grandes cantidades de reproducciones online tanto en Youtube como en sus redes sociales (donde no dejó de dar espectáculo ni en cuarentena).

Ahora forma parte del cartel de la VII Edición de Inverfest presentando su Tour "La Niña". Uno de los más de 40 espectáculos que tendrán lugar entre el 8 de enero y el 7 de febrero en Madrid capital y Alcobendas y han contado con el patrocinio de Cervezas San Miguel como muestra de su apoyo a la #CulturaSegura.

Cantante, compositora, actriz, ¿qué es lo que más te gusta hacer?

Es un todo. Lo que pude aprender en su momento des teatro, lo aplico a los conciertos. Y al mismo tiempo, las canciones que canto son compuestas por mí. Creo que es un cumulo de cosas pero donde más disfruto es en los conciertos. Si me puedo quedar con algo es con eso y con el momento de componer, mis dos momentos favoritos dentro de la vertiente del arte.

¿Qué opinas de que se te considere la Lola Flores del Siglo XXI o La Lola Flores millennial? ¿cómo llevas la comparación?

Yo siempre digo que si esto lo hubiera escuchado mi abuela hubiera dicho que es enojar a Dios. Compararme con algo tan grande me inspira muchísimo respeto. Aunque Lola Flores siempre va a ser moderna, si algo aprendí de ella cuando era pequeña es la libertad que tenía en la boca. Me lo tomo con mucho cariño y respeto también por su familia, ella ha dejado unos artistas que pa qué.

 

Has teloneado a Vanesa Martín, ¿es ella una de tus referencias más allá de Lola Flores o Rocio Jurado?

Completamente, yo la escuchaba cuando actuaba en grupos muy reducidos en Málaga y bendita casualidad que termináramos conociéndonos y haciéndonos amigas. He tenido el gusto y el placer de conocer otra parte de ella. Ha sido referencia no solo artísticamente sino también como mujer. Me ha aconsejado muy bien en momentos complicados.

¿Cuáles podrías nombrar como tus referencias más actuales?

Ahora mismo soy muy fan de Nathy Peluso, hace gloria bendita. Al no etiquetarse bajo ningún tipo de estilo nos hace mucho bien al resto de cantantes y compositoras que queremos hacer lo que nos venga en gana.

Tu tatarabuela era cantaora del famoso Café de Chinitas, uno de los tablaos flamencos con más solera, lo llevas en la sangre, ¿desde cuándo tuviste claro que te dedicarías a esto?

No sé si es tatarabuela o tataratatarabuela porque lo descubrí hace poco. Lo típico de historias familiares que te llegan cuando eres mayor y me impactó porque esta historia no la había sido contada antes, se había perdido.

Yo no tuve un día en el que decidí dedicarme a esto, fue un cúmulo de casualidades. Cuando di el primer concierto me hizo sentir tantas cosquillas en el estomago que dije: "esto viene por algo". Yo iba a entrar en medicina pero me decidí por otra carrera que me permitiera compaginar mi profesión en el escenario.

¿Cómo ha sido el camino? ¿Te has encontrado muchas “piedras” en él? ¿Cómo cuáles?

Nada más especial que lo que se encuentra en otros trabajos porque es cierto que vivimos en una sociedad fruto de un patriarcado que poquito a poco tenemos que ir superando entre todos. En mi caso, por supuesto que he vivido situaciones en las que he tenido que explicar diecisiete veces "si te digo que subas el grave te lo digo porque entiendo, no hace falta que mires al batería para que te de la aprobación", pero bueno, puede pasarte ahí o al ir a comprar en una frutería. Por eso hay que seguir dando candela y explicarlo las veces que haga falta.

 

El arte, ¿nace o se hace?

El huevo o la gallina. Yo creo que el mismo gesto de salir de tu madre viva ya es un arte. El respirar y el que cada mañana abras los ojos es un arte. Creo que el arte esta ahí y ya. Está en ti verlo o no.

Fuiste la compositora de ‘Arde’ de Aitana y has pasado por programas como ‘Tu cara me suena”, ‘OT’ y “El Hormiguero”, ¿crees que es necesario plantearse la visita a estos programas para triunfar? ¿o, al menos, para llegar al gran público? Antes de asistir a ellos ya llevabas una década sobre los escenarios y eras una desconocida para muchos…

Es parte del proceso. Hay veces que cuando tu trabajo se va haciendo eco, ese eco llega a ciertos sitios que son el fin. Cuando tu trabajo llega a más gente alguna de esa gente trabaja en estos sitios. Es el eco, la bola de nieve. También que te hagan hueco. Por ejemplo, en OT hasta hace poco años no le daban importancia al compositor y que ahora lo hagan es lo que ha hecho que yo aparezca allí.

Tus temas tienen un toque de crítica social aderezado con mucho humor, ¿es el humor la mejor herramienta?

"He 'mamao' mucho de los Carnavales de Cadiz".

No sé si es la mejor, pero es la mía. Cada uno tiene una forma de ser y yo soy muy así en mi día a día. Intento frivolizar un poco, quitar hierro al asunto, bromear con ello. Es la manera que tengo de que no duela la reflexión y a la hora de escribir me sale de forma natural. Lo he 'mamao' mucho de los Carnavales de Cádiz. Te están diciendo cuatro cosas pero como te lo dicen con aje, no te enfadas y te vas a tu casa dándole vueltas.

¿Te inspiras en la vida personal para tu crítica?

Es un cúmulo de cosas que me pasan y de lo que me imagino. El caso de 'La niña' es muy cercano, hablo de cosas que me pasan a mí o a mi hermana. En el caso de 'La Concepción', lo llevé todo a un extremo más teatral.

 

Con ‘La niña’ tu intención era contribuir a naturalizar la homosexualidad femenina, ¿cómo has vivido tu condición sexual dentro del mundo del flamenco? ¿es un mundo tan clásico y complejo como puede parecer desde fuera?

Desde fuera se creen muchas cosas que no son. Cuando vas a una jam de flamenco donde cada uno es de un padre y una madre, algunos payos, otros gitanos, y se suben a cantar, ahí solo hay arte. Cada uno dentro de su faceta artística expresa lo que quiere, lo que le mueve y por eso mismo nunca he tenido ningún problema en este sentido. Creo que el problema es más plantearse si existe este problema y de ahí surge 'La niña'.

El tema junto a tu chica, Alba Reig, también cantante e integrante del grupo Sweet California, canta al amor libre y es una maravilla para los oídos, ¿planeáis trabajar juntas más veces?

Eso surgió primero, porque nos apetecía y segundo, porque estábamos en plena pandemia y había que agudizar el ingenio. Nosotras trabajamos mucho componiendo para gente, ella compone conmigo todos mis temas y yo algunos de las chicas con ellas. Hacemos un buen equipo de composición, pero es algo puntual que surgió.

 

¿Consideras que vivimos el renacimiento del flamenco? ¿Cómo crees que se ha logrado actualizarlo y popularizarlo de nuevo?

"Bendito sea el momento en el que el flamenco llega a más gente".

Morente decía una frase: "Hay que ver que el flamenco se considere de minorías cuando debería de ser, por la misma historia que tiene y todo lo que cuenta, de mayorías". A mí me parece maravilloso que vengan unos MTV y Rosalía cante, ¡olé ella! Bendito sea el momento en el que el flamenco llega a más gente. Yo el flamenco lo enseño muy 'camuflao' porque lo mezclo con cuarenta cosas y esa mezcla es la que hace que el ritmo llegue a la gente. Después si te ha gustado esa patita que te han mostrado, ponte a buscar quien era 'La Paquera de Jerez'.

¿Le debemos mucho a Rosalía? Tú misma, de alguna forma, mezclas lo folclórico con los ritmos urbanos y la teatralidad, tú ‘pregón’ es una forma de rap.. ¿Necesita el flamenco ser mostrado en pequeñas dosis para triunfar?

"No siempre que se juntan las 'papas' y el huevo sale una tortilla en condiciones, pero a Rosalía le ha salido una de lujo".

Cada uno que lo enseñe como le salga del corazon. Muchas veces queremos ponernos etiquetas, me preguntan cuál es el estilo que me define y yo tengo a Spotify loco. Residente tiene una frase muy guay que dice: "No es el estilo, es el artista". Espero que nos vayamos quitando el catalogar y veamos a los artistas como antiguamente, como el nombre, no como lo que ha hecho hasta ahora.

En el caso de Rosalía, bendito su estudio y lo que ha hecho. Es verdad que la mezcla es buena, pero no siempre que se juntan las 'papas' y el huevo sale una tortilla en condiciones. A ella la ha salido una tortilla de lujo.

He visto que en el escenario eres brutal, en los shows no te quedas callada entre canciones y sueltas monólogos entre medias, ¿cómo se ha convertido esto en parte del espectáculo?

Igual que empezar a cantar, fue sobre la marcha. A mí me daba mucha vergüenza cantar y me di cuenta de que hablar me relajaba así que entre canción y canción empecé a buscar el humor. Además, esa improvisación me ayudaba a conectar con el público. Ahora se ha convertido en parte del espectáculo, la gente está pendiente de los disparates que se me ocurren y a veces es una presión porque una no esta todos los días igual de chisposa. Hay conciertos en los que me da un ataque de risa y tengo que parar y otros en los que voy mas 'formalita'. Ningún concierto es igual, esa es la parte buena.

 

Me han hablado de los espectáculos que dabas durante la cuarentena en el balcón cuando salías disfrazada cada día de un artista diferente, ¿cómo se te ocurrió esto?

Pillé el bicho a nivel gordo y el día que me encontré un poco mejor estaba tan contenta que me puse lo más arreglado que vi en el armario para aplaudir a los sanitarios. Subí el vídeo y se empezó a compartir y claro, a mi dame la mano que te cojo el brazo. Al día siguiente otra cosa, hasta que se me acabaron las pelucas pero sacamos el ingenio y, la verdad, nos divertimos mucho.

 


¿Qué te ha sucedido a ti en ese tiempo supuestamente tranquilo?

Ojalá no se nos olvide la moraleja que hemos sacado cada uno. Para mí es no dar por hecho las cosas e ir al día. Aceptar todo con la mayor paciencia del mundo y no entrar en un bucles de pena que son muy peligrosos.

Ibas para médico, ¿la situación en la que vivimos te ha hecho pensar en algún momento en retomar esa carrera?

Justo ayer me puse a ver 'Anatomía de Grey'. Es una espinita que tengo. Siempre he dicho que, de mayor, una de las cosas que quiero hacer es licenciarme en Medicina, aunque no me vaya a dedicar a ello después. Me gusta estudiar. Hice Trabajo Social y Antropología y no descarto hacer Medicina. El saber no ocupa lugar. Y me gustaría hacerlo por mí misma y para poder ayudar.

Inspiras alegría por los cuatro costados y contigo las risas siempre están aseguradas, ¿cuál es tu secreto para mantener este estado de ánimo tan alto siempre?

"Cuando estoy mal, me gusta salir un poco de mí y verme como si estuviera en una película".

Tengo mis días. Pero cuando estoy mal, me gusta salir un poco de mí y verme como si estuviera en una película. Me empiezo a hablar, me río de mí misma. Y eso precisamente es lo que me salva.

Acabas de cumplir 30, ¿has sentido eso del vértigo de la treintena? ¿Te ha hecho pensar y tomar decisiones o te da igual?

Yo desde los diez años quería cumplir treinta, así que lo mío es un poco diferente. Tenía claro que con esta edad iba a estar estupenda.

 

Perteneces a esa generación atrapada entre dos crisis económicas, ¿cómo lo está llevando tu grupo de amigos?

"Lo que hemos vivido nos ha hecho acostumbrarnos a adaptarnos".

Mi grupo de amigos es muy parecido a mí. Intentamos frivolizar. Hablamos de la otra crisis que pasamos en la época en la que empezamos la Universidad. Yo, por ejemplo, cuando me fui a Sevilla tenía que tocar para poder pagarme el alquiler porque mi madre tuvo que cerrar la tienda y la fábrica de mi padre quebró con los ERES. Para poder irme a estudiar fuera tuve que "echarle papas" y pedir una beca. Todo ha sido una lucha y eso te hace callo y permite que disfrutes más cuando las cosas que vienen como la seda. Quizá lo que hemos vivido nos ha hecho acostumbrarnos a adaptarnos. Venimos acostumbrados a los engaños, formamos parte de una generación a la que la dijeron "si estudias y haces las cosas así, no te va a faltar de nada" y es mentira.

En OT hablabas mucho de que hay que cagarla en el escenario, ¿sabes mucho de resiliencia, de la capacidad de salir fortalecida de una situación dramática?

Yo siempre digo que una cagada en el escenario son veinte ensayos seguidos. No se te olvida en la vida.

¿Eres más de bata de cola o de chandal?

Bata de cola siempre.

 

¿Cuál es tu mayor sueño?

Nunca me planteo grandes locuras, ni sueño con que me den un premio. Que si me lo dan, perfecto, pero sueño con cosas más pequeñas, estar bien, que todos los míos estén sanos y poder seguir dedicándome a esto.

¿Qué planes tienes para lo que viene?

Primero el Price. Tengo muchísimas ganas de actuar esta tarde, la vamos a liar muchísimo y vamos a intentar que la gente salga my feliz y contenta. Después, acabar la gira, que la acabaremos en marzo. Y empezar la siguiente en mayo. Y entre medias de todo esto, seguiré dando noticias varias que no puedo adelantar todavía.

Foto de portada | Cervezas San Miguel

Temas
Inicio