Publicidad

Así han sido los 15 años de Anatomía de Grey en 15 momentos inolvidables (sin spoilers de la última temporada)
Series de televisión

Así han sido los 15 años de Anatomía de Grey en 15 momentos inolvidables (sin spoilers de la última temporada)

Cuando Anatomía de Grey empezó a emitirse por primera vez yo tenía 18 años recién cumplidos. Desde entonces han pasado 15 años y 16 temporadas inolvidables. Se rumorea que las decimoséptima será la última temporada - y los fans lloramos solo de pensarlo - por lo que este decimoquinto aniversario es todavía más especial.

Durante los últimos 15 años la serie nos ha dejado innumerables momentos que nunca podremos olvidar y que definirían la serie. Para celebrar una de las series más longevas de la televisión hemos elegido los 15 momentos que se han quedado para siempre en nuestras retinas, sin spoilers de las decimosexta temporada.

Atención, ALERTA SPOILER. Si no has visto todas las temporadas anteriores a la decimosexta, hay información que puede ser susceptible de spoiler a lo largo del artículo. Explicaremos algunos datos de la trama de todas las temporadas que  pueden estropearte la sorpresa.

La llegada de Addison Montgomery Sheperd a los pasillos del Seattle Grace (y al mejor tríangulo amoroso de la televisión)

La temporada uno acababa por todo lo alto. Después de nueve episodios en los que ya estábamos shippeando a más no poder la, ya de por sí, difícil relación entre la interna Meredith Grey y el jefe del Departamento de Neurocirugía del Seattle Grace, en el último minuto de la primera temporada llegó la sorpresa que nadie esperaba.

Addison Montgomery Sheperd entraba por las puertas del hospital para reclamar a su marido, y lo hacía para quedarse. Ni Meredith ni nosotras sabíamos que Derek estaba casado, así que la sorpresa fue compartida.

"Escógeme, quédate conmigo, quiéreme"

La segunda temporada nos dejó infinidad de momentos inolvidables y elegir uno ha sido casi imposible. Para quién no haya visto la serie, no entraremos en detalles, pero hay bragas, bombas, Izzy en su vestido de fiesta y abortos implicados. En cualquier caso, tenía que elegir y hay una frase de esa temporada que nunca olvidaré: "pick me, choose me, love me" (escógeme, quédate conmigo, quiéreme).

Derek tiene que elegir entre Meredith y Addison. Nuestra doctora favorita recita uno de los discursos más bonitos de toda la serie: "por todas las cosas que debería odiarte, te quiero". Sabe que Addison es una gran mujer, pero ella le ama y le pide que la elija. Meredith, date cuenta.

El plantón en la boda

En Anatomía de Grey han pasado muchas cosas durante los últimos 15 años: muertes, bodas, nacimientos, fiestas de todo tipo y color, curaciones milagrosas, accidentes de avión y un largo etc. Todas ellas se han repetido a lo largo de los años, y los plantones en las bodas no son una excepción. El de Burke a Cristina Yang en la temporada tres no sería el último, pero sí el más emblemático.

La mejor amiga de Meredith por fin decide derribar su coraza, abrirse a alguien y entregarle su corazón. Y, cuando está a punto de hacerlo para siempre, Preston Burke la deja plantada en su boda, con el corazón deshecho, sin cejas y con un vestido de novia que la ahoga. El actor que daba vida a Burke tuvo que abandonar la serie por problemas con el resto del reparto.

La primera hermana de Meredith, Lexie, llega al hospital

Posiblemente, el momento por excelencia de esta temporada es cuando Meredith le construye a Derek, a base de velas, el plano de la casa en la que vivirían. Pero no queremos que este repaso sea únicamente sobre la relación entre los protagonistas (¿verdad?), así que voy a dejar aquí el vídeo del momento por si alguien quiere recordarlo y me voy a ir, discretamente, a hablar sobre Lexie.

La vida familiar de Meredith es complicada y se vuelve todavía más compleja a medida que pasan las temporadas. Sin embargo, la cuarta temporada todo es bastante simple: el padre de Meredith Grey tuvo otras dos hijas con su segunda esposa.

La cosa, sin embargo, se pone interesante para Meredith cuando una de ellas, Lexie, empieza a trabajar como interna en el hospital. La dulce y apasionada "pequeña Grey" está dispuesta a meterse en el corazón de su hermana mayor y, desde luego, en su tiempo en la serie consiguió meterse en el nuestro.

"Sí, quiero" en un post-it para siempre

El último capítulo de la quinta temporada de Anatomía de Grey es, probablemente, el más emotivo de todos. Abre la puerta a todos los cambios que ocurrirían a lo largo de la sexta temporada, pero también comienza a cerrar otras tramas. Aunque se trata del preámbulo para uno de los momentos más tristes de la serie, el capítulo 24 de la quinta temporada también nos da el más feliz de todos.

Y es que, por fin, Meredith y Derek deciden darse el sí quiero. Y, al darse cuenta de que nunca es el momento adecuado para ir al ayuntamiento a casarse, deciden hacerlo de la forma menos ortodoxa, pero más romántica posible: un  papel firmado es vinculante como contrato en el estado de Washington, por lo que escriben sus votos en un post-it y ambos los firman. Ese post-it azul colgará de un marco sobre la habitación de Meredith durante muchos, muchos, años.

Hasta siempre, Doctor O'Malley

A estas alturas de la serie ya sabíamos que Anatomía de Grey estaba llena de emociones. Habíamos vivido bombas metidas en cuerpos de pacientes, ahogamientos, parientes que llegan y otros que se van y relaciones de todos los tipos y colores, etc. Pero la sexta temporada empezó con algo que no habíamos vivido nunca hasta ese momento: el fallecimiento de uno de los personajes principales de la serie.

En el primer capítulo de esta temporada tuvimos que despedirnos de George O'Malley después de ser atropellado por un autobús cuanto intentaba salvar a otra persona. El Seattle Grace se preparaba para la llegada de nuevos personajes principales y secundarios, cambios en el hospital y tramas emocionantes. Pero George O'Malley se quedaría para siempre en el corazón de todos los aficionados a la serie.

El capítulo musical de Anatomía de Grey

Si alguien me pregunta cuál es mi capítulo favorito de la serie, tendría que decir el 18 de la séptima temporada. Se trata de un capítulo musical en el que Callie Torres y Arizona Robbins tienen un accidente y la primera se debate entre la vida y la muerte. Esta ve a todos sus amigos y compañeros de trabajo como si estuvieran cantando. Ver a Sara Ramirez cantando Chasing Cars es uno de los momentos que siempre tendré grabados en mis retinas.

El accidente de avión que nunca olvidaremos

Si hay un momento de Anatomía de Grey que nunca, jamás, nadie olvidará, es el del accidente de avión que sufren Meredith, Derek, Cristina, Lexie, Mark, y Arizona en la octava temporada. Todo cambiaría a partir de este momento. El Seattle Grace pasaría a llamarse Grey-Sloan Memorial Hospital en la siguiente temporada en honor de Mark y Lexie, que fallecen por consecuencia del accidente, después de declararse su amor. De nuevo, tenemos que decirle adiós a personajes principales y se nos rompe el corazón.

"Eres mi persona. Siempre serás mi persona"

Si hay una frase emblemática en Anatomía de Grey, además de "no tengo historia, solo soy una chica en un bar" es la que comparten Meredith y Cristina durante toda su amistad: "eres mi persona". La primera vez que se lo dicen es en la temporada dos.

Sin embargo, mi momento favorito siempre será cuando Cristina llama a Meredith por teléfono en la novena temporada, después del accidente de avión y de perder a Lexie y mientras Mark se debate entre la vida y la muerte. Yang coge el teléfono y solo le dice esas palabras: "eres mi persona. Siempre serás mi persona". El amor más grande y épico no es el que hay entre Derek y Meredith, sino el de esta con Cristina.

April y Jackson se escapan juntos: el plantón en una boda más épico de la serie

No hay una sola relación entre los muros del Grey-Sloan Memorial Hospital que no haya tenido altibajos. Pero la relación entre el guapísimo Jackson Avery y April Kepner es una de las más tormentosa. Después de meses de tiras y aflojas, y de que ambos iniciaran relaciones con otras personas, en la décima temporada April está a punto de pasar por el altar con Matthew.

Pero, entonces, Jackson se levanta de entre los invitados e interrumpe la boda para declararse de una vez y por todas a April mientras suena Total Eclipse of the Heart. April deja plantado a Matthew (cómo le gusta a Shonda Rhimes una escena en una boda) y corre con Jackson para escaparse juntos. Y, la verdad, no podemos culpar a Kepner por huir con el Dr. Avery sin dudarlo. No nos engañemos.

El punto de inflexión: adiós, Dr. McDreamy

El capítulo que lo cambia todo es el 21 de la undécima temporada. Después de once temporadas amando al doctor Derek Sheperd y apostando por su relación con Meredith, llega el final que ninguno de nosotros queríamos. El Dr. Sheperd fallece tras sufrir un accidente de coche de camino al aeropuerto - de camino le da tiempo a salvar la vida de cuatro personas - y de ser tratado por un médico que comete una negligencia. La imagen de Meredith abriéndole la puerta a la policía para recibir la noticia nos rompió el corazón a todos.

Un divorcio y un embarazo

Ya lo habíamos dicho: la relación de Jackson y April sufre infinidad de altibajos y la traca casi final llega en el capítulo 11 de la duodécima temporada. Después de una boda repentina y la perdida de un bebé, su matrimonio no soporta las diferencias surgidas entre ellos y deciden separarse. La sorpresa llega cuando April descubre, después de todo el sufrimiento pasado en su primer embarazo, que está esperando un bebé justo el mismo día en que ambos firman los papeles del divorcio.

Hombre en llamas

En la decimocuarta temporada, atienden a un agresor sexual en el hospital. Cuando se dan cuenta de que es un agresor y de que la víctima está también en el Grey-Sloan, el hospital se cierra por completo para evitar que se escape y Stephanie se queda atrapada con él. En una medida desesperada, para salvarse de él, Stpehanie lo rocía con un líquido inflamable mientras él hace fuego para hacer saltar la alarma de incendios. Esto provoca una explosión en el hospital.

La charla sobre ser un hombre negro en Estados Unidos

Si hay un capítulo que está de actualidad ahora mismo, y que nos puso los vellos de punta y el corazón en un puño a todos, fue el 10 de la decimocuarta temporada. Durante los últimos años, Shonda Rhimes ha ido incluyendo más denuncia social en la serie y en este caso se centró en la realidad de las personas negras en Estados Unidos y su relación con la policía. Especialmente en el caso de los hombres jóvenes.

Un adolescente de 12 años llega al hospital después de ser disparado por un policía mientras intentaba entrar a su casa por una ventana después de haberse dejado las llaves dentro. Bailey y Ben hablan con su hijo, Tucker, sobre cómo debía actuar ante la policía y las cosas que no podía hacer como hombre negro, a pesar de que sus amigos blancos sí pudieran.No hay palabras para describirlo.

La sororidad en un pasillo de hospital

En la misma línea de denuncia social, durante la temporada quince se trata la violencia sexual contra las mujeres. Una joven llega al hospital después de haber sido agredida sexualmente. Ella no quiere denunciar, en parte porque teme enfrentarse de nuevo a su violador, pero también porque le da miedo ser juzgada y acusada de ser culpable de lo que le había ocurrido, ya que había estado en un bar bebiendo vestida con una falda.

La joven temía salir incluso de su habitación en el hospital ya que veía la cara de su agresor en los rostros de todos los hombres. Las doctoras Jo Wilson - que ha sufrido la violencia en sus carnes - alinea a todas las mujeres del hospital por los pasillos del mismo, de modo que la joven agredida solo vea mujeres en su camino al quirófano. El momento es sobrecogedor y emotivo.

Bonus track: las sorpresas de la decimosexta temporada

Quince años nos han sabido a poco y queremos más. No vamos a entrar en profundidad en la trama de la última temporada emitida para evitar spoilers, pero después de 16 temporadas no dejan de sorprendernos. En esta última podremos ver nuevas relaciones, personas inesperadas que se van y otras que llegan e, incluso, enfermedades que no vimos venir. Además, Cristina tiene un regalo especial para Meredith.

Imágenes | Anatomía de Grey, Giphy

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios