Publicidad

11 preguntas sobre los ejercicios de Kegel respondidas por una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico

11 preguntas sobre los ejercicios de Kegel respondidas por una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico
Sin comentarios

Seguro que has oído hablar de los ejercicios de Kegel. Un entrenamiento famoso por mejorar la vida sexual y ayudar a la recuperación tras el embarazo, que consiste en una serie de ejercicios que se realizan contrayendo y relajando la zona del suelo pélvico e inventó el ginecólogo Arnold Kegel en 1948. Pero quizás no los hayas realizado nunca, no te hayas interesado por ellos o simplemente tengas un montón de preguntas que te impidan comenzar a hacerlos. Las formulamos por ti.

El suelo pélvico está formado por un conjunto de músculos que cumplen desde funciones tan importantes como asegurar la continencia urinaria y fecal, a numerosos beneficios en nuestra vida sexual (cuanto más tonificado tengas el suelo pélvico, más potentes serán tus orgasmos).

Esta musculatura puede debilitarse por la edad, la práctica de deportes de alto impacto como el running y el embarazo o la menopausia. Y tenerla en forma ayuda a mejorar nuestra calidad de vida, evitar los problemas de incontinencia a largo plazo y mejorar la calidad de nuestras relaciones sexuales, el desarrollo del parto y el postparto. Se puede entrenar mediante algunos deportes o ejercicios como el pilates, el yoga, la gimnasia hipopresiva y el sportswingstyle, pero también mediante los famosos ejercicios de Kegel.

Dichos ejercicios los puedes realizar desde casa sola o con ayuda de un entrenador electrónico, aunque lo mejor para aprender a realizarlos correctamente es acudir a un profesional formado en esta materia para que te enseñe las diferentes posiciones. Y es recomendable que los hagas una vez al día. Pero, ¿se aplica esto a todas las mujeres?, ¿con qué edad debería empezar a realizarlos?, ¿por qué son buenos para mejorar las relaciones sexuales?, ¿funcionan en caso de relaciones sexuales dolorosas?, ¿cómo sé que los estoy haciendo correctamente o que me está viniendo bien realizarlos?

Pilar Ruiz, directora de comunicación de INTIMINA y Andrea Batlle, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y directora de la clínica ABFisioterapia (Barcelona), nos contestan todas esas dudas que siempre tuvimos y quisimos preguntar:

¿A qué edad es aconsejable empezar a realizar ejercicios de Kegel? ¿Es cierta la creencia de que realizar este tipo de ejercicios es para mujeres mayores?

Es fundamental empezar a hacer ejercicios de Kegel a edades tempranas para no tener un suelo pélvico debilitado que pueda derivar en incontinencia urinaria u otros problemas en el futuro. De hecho, según el I Estudio sobre Suelo Pélvico e Incontinencia Urinaria” de INTIMINA, un 18% de las mujeres entre 26 y 45 años ha tenido o tiene problemas de incontinencia. Por lo que cualquier mujer podría tener esta patología independientemente de la edad, aunque es cierto que se incrementa el porcentaje para las mujeres mayores de 45 años (32%).

Se dice que tener un suelo pélvico tonificado mejora las relaciones sexuales, ¿a qué es debido esto? ¿Qué favorece exactamente? Y con respecto a los orgasmos, ¿qué cambia?

Claro, mantener la musculatura pélvica tonificada ayuda a que las sensaciones durante las relaciones sexuales sean mayores, por lo que los orgasmos son mejores y más fuertes.

Al llegar el momento del clímax, se producen espasmos musculares, especialmente en la pelvis. Durante ese breve periodo de tiempo que dura el orgasmo, los músculos del útero, vagina, ano y pelvis se contraen de forma rítmica cada 0,08 segundos, generando placer en el abdomen y resto del cuerpo.

Por tanto, fortalecer la musculatura con los ejercicios de Kegel, permite alcanzar mejores orgasmos ya que los músculos que se tonifican al realizar los ejercicios de Kegel son los pubococcígeos.

Además, tener el suelo pélvico ejercitado hace que se aumente la lubricación y el placer sexual, así que también aporta muchos beneficios en el terreno sexual.

Bruno Van Der Kraan I4ropdj444c Unsplash

¿Hacer ejercicios de Kegel puede ayudarte si tienes dolor durante las relaciones sexuales, los exámenes pélvicos o ambos casos?

En ambos casos se desaconseja. Hacer ejercicios de Kegel para fortalecer la musculatura cuando hay dolor durante las relaciones sexuales con penetración vaginal, no es aconsejable. Tampoco sería una buena opción hacer contracciones del suelo pélvico si la mujer tiene molestias al realizarle un examen ginecológico.

En estos casos, se recomienda ir a una fisioterapeuta de suelo pélvico para tratar la dispareunia (dolor durante la práctica sexual).

Cuando se habla de ejercicios de Kegel, se habla de suelos pélvico débiles que necesitan fortalecerse, ¿son eficaces estos ejercicios para el caso contrario, es decir, suelos pélvicos tensos?

No son eficaces para tratar el hipertono (aumento del tono) de la musculatura, más bien lo contrario, podrían perjudicar como primera opción de tratamiento.

Lo que hay que hacer primero es relajar y normalizar de nuevo esta musculatura que puede ser que moleste o duela en varias ocasiones. El uso de vibradores o masaje, ayuda a bajar este tono y a normalizarlo.

Danny G Utk8zyt4ti Unsplash

¿Existen diferentes tipos de ejercicios de Kegel? ¿En qué consisten las sesiones de ejercicio con ellos?

Sólo existe una tipología de estos ejercicios, contrayendo hacia arriba y hacia abajo la musculatura pélvica durante un par de minutos. Pero, si se implementan otros dispositivos como KegelSmart o La Rutina LaSelle, se tendrán mejores resultados.

¿Qué tienes que hacer durante un entrenamiento con KegelSmart?

Para utilizar KegelSmart sólo hay que encenderlo, introducirlo en la vagina y dará tres vibraciones, sinónimo de que el dispositivo está listo para comenzar. Para que tener mayores resultados, es recomendable hacer ejercicio con otro tipo de entramiento de otras partes del cuerpo al mismo tiempo.

¿Cómo encuentro mis músculos del suelo pélvico?

El primer paso para hacer correctamente los ejercicios es saber dónde se encuentra esta musculatura. Para localizarlos, lo más fácil es contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos. Y para poder localizarlos visualmente, puedes usar un espejo mientras haces el proceso.

¿Cómo reconoce el dispositivo nuestro nivel de entrenamiento?

KegelSmart detecta automáticamente el nivel en el que se encuentra el suelo pélvico, por tanto, se va adaptando a esta musculatura de cada mujer. Tras introducir KegelSmart en la vagina, cuando notemos las tres vibraciones significa que tenemos que contraer los músculos del suelo pélvico, y esa fuerza aplicada es la que determinará el nivel en el que nos encontramos. Para ello, existen 5 niveles de fuerza en el suelo pélvico. Y cada nivel se corresponde con un parpadeo diferente, si se está en el nivel uno la luz se encenderá una vez mientras que, si se está en el nivel tres, tres veces parpadeará.

¿Cómo sé que estoy realizando correctamente los ejercicios? ¿Y si estoy progresando?

Con el KegelSmart se puede detectar el progreso según vaya aumentando el número de parpadeos. Es importante la constancia ya que muchas mujeres que no utilizan estos dispositivos, abandonan antes de tiempo la rutina de ejercicios por falta de motivación al no ver resultados rápidos.

Otra forma de medir nuestra fuerza pélvica es mediante una técnica empleada por los médicos llamada biorretroalimentación. Esta tecnología recoge la información biológica del cuerpo y la analiza, para posteriormente mostrar la información sobre el estado de los músculos, si se está utilizando la musculatura correcta y la fuerza de las contracciones del suelo.

Mike Von Is1r3bx6ac Unsplash

¿Consideras una buena idea realizar estos ejercicios durante el confinamiento? ¿Y después de realizar ejercicio?

Los ejercicios de Kegel deben hacerse siempre y no sólo en esta época de confinamiento; tener una rutina diaria para ejercitar del suelo pélvico siempre beneficia para no tener incontinencia urinaria, antes y después del parto, entre otras patologías.

De hecho, recomendamos complementar la rutina de Kegel con dispositivos como KegelSmart con ejercicios como sentadillas, piernas, glúteos o abdomen para que los resultados sean mejores y más rápidos. Mientras que, para deportes de alto impacto como running, crossfit, o heterofilia sugerimos que, o se utilicen estos aparatos después de hacer estas actividades o las combinen con otros deportes que ayudan a mejorar esta musculatura, como es el caso de pilates o yoga.

¿Es malo abusar de los ejercicios de Kegel?

Como todo, hay que hacer el ejercicio necesario, sin abusar. Todo depende de la cantidad de minutos que se haya ejercitado el suelo pélvico, pero con  KegelSmart, cinco minutos al día es suficiente para poder tener una mejor musculatura pélvica.

Fotos |Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios