Las mejores series de Netflix de todos los tiempos

Las mejores series de Netflix de todos los tiempos
Sin comentarios

Recopilar en un único artículo lo mejor de lo mejor de una plataforma no es cosa menor, sobre todo si hablamos de Netflix, que parece tener contenido para siete vidas. No todas las joyas se ven a primera vista, algunas hay que buscarlas un poco más para encontrar las mejores series de Netflix.

No hablaremos de series que puedes ver en Netflix, porque entonces nos eternizaríamos y tendríamos que añadir a la lista a Breaking Bad, The office, Derry Girls o Peaky Blinders, por ejemplo. Esta lista se refiere solo a las mejores series originales de Netflix, según nuestro humilde criterio, si tú tienes otra, puedes decirnos qué te falta (o te sobra) en los comentarios.

Orange is the new black

Orange Is The New Black 2

La primera serie de Netflix de la que oí hablar fue Orange is the new black, que tuvo su versión española con Vis a Vis. Basada en el libro autobiográfico de Piper Kerman, fue capaz de llegar a España cuando la plataforma aún no había cruzado el charco, y se convirtió en nuestra obsesión.

Divertida, feminista, dramática cuando conviene y con unos personajes femeninos fuertes y maravillosos que dan luz a esta comedia coral, siempre ocupará un puesto entre lo mejor de Netflix.

Orange is the new black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres (Ariel)

Orange is the new black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres (Ariel)

House of cards

House Of Cards

Pocas series reflejan tan bien y con tanto acierto la política estadounidense como House of cards. Compite en talento con El ala oeste de la Casa Blanca (ahora disponible en HBO Max), y tiene a Kevin Spacey junto a Robin Wright como protagonistas, hasta que el primero desapareció de la serie tras las acusaciones de acoso sexual.

Con un guión brillante y unos carismáticos protagonistas, esta serie llena de intriga, inteligencia y maldad a partes iguales, es y será de las mejores originales de la plataforma. Una visión política al lado más oscuro del ser humano.

Master of none

Master Of None

Al igual que Girls en HBO, Master of none fue una representación de todas las luces y sombras que tenemos los millennials. Creada por Aziz Ansari y Alan Yang y protagonizada por el primero, la clave de esta comedia con toques de drama es tu tono honesto y sincero, sin caer en los estereotipos y reflejando a una generación de una forma brillante.

Años después de sus dos primeras temporadas llegaba la tercera, una delicada crónica de pareja centrada en uno de los personajes que protagonizaban las dos primeras temporadas.

Black Mirror

Black Mirror

Aunque no es original suya (fue creada por Charlie Brooker, se emitió en el Channel 4 británico y Netflix la compró y produjo las siguientes temporadas), cuando se estrenó Black Mirror y vimos los primeros capítulos todos pensamos lo mismo: “Jo**r, esto podría pasar”. La magia de esta serie centrada en un futuro distópico, es que ese futuro no es tan distópico como podría parecer. Historias separadas que se abren y cierran en cada capítulo y de forma independiente, es la antología más top de Netflix.

Y siguiendo con su estela vanguardista, esta antología recogió el primer contenido interactivo que presentó la plataforma con su película Bandersnatch. Si tuviéramos que escoger solo un par de capítulos de la serie tal vez nos quedaríamos con San Junípero y Cocodrilo.

Glow

Considerada por Espinof como una de las mejores series de la década pasada, Glow es un alarde de body positive y girl power con aroma de lucha libre femenina que encantó a la crítica y a nosotras. La historia se basa en el programa 'Gorgeous Ladies of Wrestling' de los años 80, y un documental sirvió de inspiración a Liz Flahive y Carly Mensch para crear la serie.

Divertida, con looks maravillosos (dentro y fuera del ring) y maquillajes imposibles, esta serie encontró en el reparto a su mayor aliado y aunque no es una serie muy larga, sí es altamente recomendable.

Stranger Things

Stranger Things

No puede faltar la gran estrella mediática de Netflix en este listado con las mejores series de la plataforma. Millie Bobby Brown alcanzó la fama con esta serie de ciencia ficción y fantasía que nos recordaba a Super 8 y Los Goonies, cargada de nostalgia, humor, tensión y aventuras para todos los público que han conseguido traspasar la pantalla.

La cuarta temporada se está haciendo de rogar, pero la serie dejará mucho más en la historia, porque será una franquicia y ya se habla de un spin off protagonizado por Millie Bobby Brown. De momento lo único que queremos es que continúe esta fantasía y que podamos ver ya esa esperada nueva temporada.

La maldición de Hill House

Se convirtió en la mejor serie de terror de 2018, y es una serie redonda en su forma y su fondo. Tal vez compite con la más reciente Misa de medianoche, pero para nosotras, es mejor La maldición de Hill House con todos esos fantasmas y esa intrincada trama familiar que nos puso la piel de gallina.

Llamada a cambiar el género de terror en lo que ha series se refiere, la serie de Mike Flanagan es de lo mejorcito que ha hecho según los los expertos de Espinof, y estamos de acuerdo con que se trata de una obra maestra del terror.

Mindhunter

Hubo un tiempo en que Netflix empezó a apostar por el true crime con documentales como Las cintas de Ted Bundy. Este tipo de género resulta realmente atrayente, así que ¿por qué no hacer una serie en la reunir a los más famosos?

Basada en el libro autobiográfico de John Douglas, Mindhunter: Cazador de mentes, la serie de David Fincher es un thriller maravilloso que nunca tuvo el reconocimiento que debería haber tenido en los premios y que si finalmente se cancela como parece apuntar Espinof, romperá más de un corazón, como el mío.

Mindhunter: Cazador de mentes (Tiempo de Historia)

Mindhunter: Cazador de mentes (Tiempo de Historia)

The Crown

The Crown

La fascinante historia de la familia real británica no podía faltar en este listado. No solo por ser la más aclamada, en cuanto a premios se refiere, de Netflix, sino porque tiene todo para enamorarnos por completo, a pesar de la dificultad que supone que cada dos temporadas se cambie el reparto por completo para continuar con la historia a lo largo de los años.

Imelda Staunton será la nueva reina Isabel en las siguientes temporadas, pero todos recordamos aún a la gloriosa Claire Foy y a la fantástica Olivia Colman, y eso sin contar a Helena Boham Carter, Emma Corrin, Vanessa Kirby, Jared Harris, Josh O’Connor o Gillian Anderson entre otros. Repartazo para una de las mejores series de la historia de Netflix.

Unorthodox

Si hubo una miniserie que triunfó a lo grande en Netflix esa fue Unorthodox, un drama sobre una joven que pertenecía a una comunidad judía ultraortodoxa en Nueva York, que nos mostró la vida de una comunidad hasta ahora desconocida. Se convirtió en la serie de la cuarentena y se basa en la autobiografía de Deborah Feldman, y fue el mejor maratón que hicimos en 2020.

Unorthodox: Mi verdadera historia (Narrativa)

Unorthodox: Mi verdadera historia (Narrativa)

Narcos

Narcos

Si empapelar la puerta del Sol de Madrid con la cara de Pablo Escobar en Navidad no es ser mainstream, no sé qué lo será. Las primeras dos temporadas de Narcos merecen estar en esta lista más que la tercera, y es que el carisma del narco colombiano traspasaba la pantalla. Tan hermosa como terrible, fue una serie de la que todos hablamos y de esas que todos recordamos, así que su inclusión en esta lista era más que esperada.

BoJack Horseman

Bojack Horseman

Creada por Raphael Bob-Waksberg esta serie de animación sobre BoJack, un caballo antropomorfo que triunfó en los años 1990 con una telecomedia, es un relato nilhista de la vida, lleno de humor sarcástico y de un drama que también ha conquistado a los expertos de Espinof, que ya la consideran una de las mejores series de la historia.

Habla sobre la vida y el vacío existencial desde el humor, y nos ha dejado frases memorables y profundas que será de esas series que recordaremos siempre.

The OA

The Oa

Hay series que pasan más desapercibidas que otras, y The OA es de esas que llegó despacito y sin hacer ruido para convertirse en una brillante serie de ciencia ficción. Esto no pareció bastarle a Netflix que la canceló tras dos temporadas ,siendo considerada ya una serie de culto.

Sex Education

Sex Education

Esta serie juvenil es uno de los mayores éxitos de Netflix, y es que además de tratar el sexo desde el prisma de los adolescentes, es divertida y tiene todo lo buscamos en una serie de adolescentes: dramas, risas, amistad, amor y en este caso, sexualidad.

Apoyada en un gran reparto que encabezan Asa Butterfield, Gillian Anderson y Emma Mackey, es una gozada que no ha perdido frescura con el paso de las temporadas. Va por la tercera y sigue sumando.

Ozark

Ozark

Considerada el relevo de la gran Breaking Bad, esta serie termina este año con su cuarta temporada, cuya primera parte acaba de estrenarse. Jason Bateman, Laura Linney y Julia Garner encabezan el reparto de este drama en torno al lavado de dinero que tanto bueno ha aportado a Netflix.

Muñeca Rusa

Te la definiré en cinco palabras: una sitcom de bucles temporales. Es una pequeña joya en todo ese catálogo gigantesco de Netflix, y la culpa de su éxito la tiene su creadora y protagonista, Natasha Lyonne. Se ha confirmado su segunda temporada, y la noticia no podía habernos hecho más feliz.

Big Mouth

Big Mouth

Esta serie original de Netflix que coescriben Jennifer Flackett, Andrew Goldberg, Nick Kroll y Mark Levin, es un retrato de la pubertad desde el humor y una serie más que demuestra que el adult swim está de moda. Gamberra, escatológica y muy divertida.

Así nos ven

Asi Nos Ven

Uno de sus protagonistas, Jharrel Jerome, se hizo con el Emmy a mejor actor por esta miniserie que explora la historia real de “Los Cinco de Central Park”, un grupo de jóvenes que son acusados de un delito sin pruebas solo por el hecho de ser negros. Se acabaron las sutilezas con esta dramática y contundente serie que te remueve por dentro y te descoloca, agitando cientos de sensaciones diferentes cuando la ves.

Creedme (Unbelievable)

Kaitlyn Dever, uno de los nombres de los que más vamos a oír hablar en los próximos años, no solo fue la protagonista de esta miniserie, sino que ahora triunfa con Dopesick en Disney+ (seriaza altamente recomentable). En la de Netflix conocemos la historia real de una joven que ha sido violada, y la lucha de dos mujeres detectives por demostrar la verdad cuando el resto, comienza a dudar de la chica.

Es dura pero necesaria, y va mucho más allá del relato de una violación. Otro motivo para verla es que a Dever le acompañan dos grandes: Merritt Wever y Toni Collette.

Daredevil

Daredevil

Es la mejor serie de superhéroes de la plataforma sin duda, y a mucha distancia del resto. Marvel ha tardado dos años en recuperar el personaje de Daredevil, después de que Netflix comprase sus derechos y sacase un maravilloso jugo lleno de violencia y oscuridad.

Y aunque lamentablemente la serie se canceló tras la tercera temporada, lo que sucedió con ella antes fue mágico. Tiene una de las mejores peleas rodada en plano secuencia de la historia y sus tres temporadas son de nivelazo.

Yo nunca

Mindy Kaling firma esta fantástica serie adolescente que sigue a una joven india en Estados Unidos y que está llena de humor sin descuidar la profundidad de sus personajes. Al igual que hace con La vida sexual de las universitarias, Mindy consigue demostrar que las series protagonizadas por mujeres pueden ser tronchantes.

Dark

Dark

Tardó tres temporadas en dar el pelotazo y convertirse en una de las más vistas, pero su potencial estaba desde el principio. Los expertos de Espinof han dicho de ella que es facinante, y es que la guerra eterna entre el bien y el mal, junto con las diferentes líneas temporales son una maravilla. Y aunque puede resultar algo confusa al principio, merece mucho (mucho) la pena.

Gambito de dama

La serie de Anya Taylor-Joy se hizo con el Emmy a Mejor Guión de Drama y con el Emmy a Mejor Serie Limitada en 2021. La historia de una ajedrecista, inspirada en el libro homónimo de Walter Trevis, es la de una mujer que luchó por ocupar su lugar en un mundo de hombres. Feminista, cruda y muy recomendable.

La casa de papel

La Casa De Papel

Vale, sé lo que vas a decirme: “¿no habías dicho que solo originales de Netflix?” Pues como ocurre con Black Mirror, la serie se estrenó fuera de la plataforma, pero fue Netflix quien la hizo internacional y quien se encargó de las siguientes temporadas.

Y aunque ha tenido altibajos, la serie ha terminado dignamente y como éxito español que ha sido, se merece un huequito en esta lista. Entretenida y adictiva, esta serie de acción con Úrsula Corberó, Álvaro Morte, Alba Flores y Jaime Lorente entre otros, es una de las mejores de Netflix.

La asistenta

Inspirada en el libro autobiográfico de Stephanie Land, Criada: Trabajo duro, sueldos bajos y la voluntad de supervivencia de una madre, esta miniserie es pura inspiración. Los expertos de Espinof hablan de que es “un soberbio relato de lucha para escapar del abuso y la pobreza”, pero es mucho más.

Molly Smith Metzler da forma a una serie maravillosa que tiene a Margaret Qualley como una protagonista fascinante. Su interpretación hace que esta serie sea tan dura como bella.

Criada: Trabajo duro, sueldos bajos la voluntad de supervivencia de (Ensayo)

Criada: Trabajo duro, sueldos bajos la voluntad de supervivencia de (Ensayo)

Unbreakable Kimmy Schmidt

Unbreakable Kimmy Schmidt

Creada por Tina Fey (autora de la maravilla 30 Rock) y Robert Carlock, y protagonizada por Ellie Kemper, se creó en un primer momento para la NBC. Pero Netflix la compró y ahora hay cuatro temporadas divertidísimas de una sitcom sobre una mujer que después de 15 años es rescatada de una secta y tiene que hacerse a la vida en Nueva York.

Kingdom

Por encima de El juego del calamar, que se ha convertido en lo más visto del año 2021 en la plataforma y que sigue siendo mainstream meses después, se encuentra Kingdom. ¿Qué pasa cuando mezclas acción y zombies en la época de la dinastía Joseon coreana? Que puede salirte un esperpento o una magnética serie, y en este caso es lo segundo.

Un guilty pleasure como bonus: Los Bridgerton

Los Bridgerton

Nos gusta Élite, también Emily en París, pero si tenemos que elegir solo un guilty pleasure de Netflix con el que quedarnos, sería Los Bridgerton. Se convirtió en todo un fenómeno (fruto de la productora de Shonda Rimes), y la ponemos por su proyección a futuro y porque es una serie romántica de época ideal para entretenernos.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Fotos | Netflix

Temas
Inicio