Cómo aprender a que nuestro ocio sea de calidad: claves para no sentirnos mal por no llegar a todos los planes

Cómo aprender a que nuestro ocio sea de calidad: claves para no sentirnos mal por no llegar a todos los planes
Sin comentarios

Se acercan las Navidades y con ellas los puentes, los fines de semana y las vacaciones repletas de planes, de cenas en familia, aperitivos improvisados o reuniones entre amigos. Y tú, deseando encontrar un momento de paz y de descanso absoluto porque estás tan agotada que sólo piensas en tumbarte en el sofá y olvidarte del mundo por unas horas.

Te encantaría hacerlo sin sentirte mal pero te enfadas contigo misma porque crees que deberías aprovechar el tiempo, salir y exprimir al máximo tus días de ocio. ¿Pero qué es realmente aprovechar el tiempo libre? Hablamos con una experta para aprender a que nuestro ocio sea de calidad y disfrutemos del momento presente, sea el que sea.

El síndrome FOMO

Modern5

"La sociedad actual ha traído muchos avances, pero en mi opinión, también han surgido nuevas problemáticas como es el síndrome FOMO", opina Cristina Ropero, psicóloga experta en gestión emocional, ansiedad y autoestima.

Confiesa que cada día estamos expuestos a grandes ventanas, como son las redes sociales, los grupos de WhatsApp y demás fuentes de información respecto a otras generaciones. "Esto hace que, por ende, estemos más expuestos a todo aquello que podemos perdernos y exista un mayor riesgo de padecer FOMO (o miedo a perderse algo)", expone.

Ropero sostiene que contemplar desde la pantalla la asistencia por parte de otros a eventos sociales, así como la vida idílica y perfecta que tienen, puede conllevar sufrimiento y, por tanto, puede llevar a sentirse mal por estar en casa (a pesar de disfrutar del plan de manta y peli).

"En definitiva, la sensación de estar perdiéndonos algo nos puede impulsar a hacer otros planes que no nos apetecen, bien por inercia, por presión social o simplemente por no querer perdérnoslos", apunta.

Nuestro tiempo libre forma parte del autocuidado

Mo

"Antes que nada, hemos de recordar que el hecho de decidir qué hacemos con nuestro tiempo libre depende de muchos factores. Lo que para una persona puede ser placentero, para otra puede suponer un suplicio", anuncia Ropero, CEO de Heroicamente Psicología.

La experta considera que tener un ocio de calidad es importante porque nuestro tiempo libre forma parte del autocuidado, una parcela primordial como seres individuales que somos, pero que a veces se nos olvida.

"Algo muy común es pensar que no estamos aprovechando nuestro tiempo libre porque estamos cansados y solo nos apetece estar en el sofá, pero… ¿quién dice que eso no es aprovechar el tiempo libre? ¿Por qué descansar no lo consideramos como una actividad de calidad?", se cuestiona.

Escucha a tu cuerpo

Cuerpo

Lejos de lo que podemos llegar a pensar, se reafirma en la idea de que descansar es muy productivo puesto que nos aporta calidad,
nos hace avanzar y nos permite recargarnos para después, salir volando con más fuerza.

"Por tanto, aquí estaría el primer consejo para aprender a que nuestro ocio sea de calidad: escucha a tu cuerpo. Obsérvalo. Y si está cansando, si te está pidiendo parar, hazle caso. Para, y aprovecha ese tiempo libre para descansar", recoge. En definitiva, permítete la calidad que el descanso te da.

Desarrollar el autoconocimiento es clave

Modern

Si el descanso no es algo que nuestro cuerpo nos esté pidiendo, nos invita a reflexionar sobre qué cosas nos hacen felices: "Desarrollar el autoconocimiento es clave. Gracias a ello tomamos conciencia de qué
cosas nos generan bienestar y malestar, y, por tanto, nos será más fácil llevar a cabo una toma de decisiones sobre en qué invertir mi tiempo libre".

Aprende a hacer renuncias

En este sentido, y si queremos que nuestro ocio empiece a ser de calidad, la psicóloga explica que es necesario aprender a hacer renuncias: "Algunos
ejemplos pueden ser renunciar a personas que te hacen sentir mal, a
actividades que no te apetecen (como ayudar o acompañar a otra persona) o renunciar a responsabilidades que no te corresponden (y hacen que ese tiempo de ocio deje de tener calidad)".

Aprende a priorizar

Muy relacionado con hacer renuncias es aprender a priorizar. La experta propone que nos hagamos preguntas del tipo "¿Qué es importante para mí?" "¿Con qué personas me gusta estar?" "¿Qué aficiones disfruto?".

Y garantiza que reflexionar sobre estos puntos puede resultar la pista de despegue para no sólo empezar a crear tiempo de calidad, sino aprender a disfrutarlo.

Autocuidado

El adecuado disfrute del ocio está directamente relacionado con el bienestar y la calidad de vida

Como cierre, Ropero concluye que el ocio aporta muchos beneficios que afectan directamente a nuestro bienestar y calidad de vida. "Un adecuado disfrute del ocio mejora el humor, contribuye al fortalecimiento de la autoestima y mejora nuestro autoconcepto, es decir, la opinión que tenemos de nosotros mismos".

Fotos | 'Extraños en un tren, de Modern Love'

Temas
Inicio