Publicidad

La vida no es tan bonita como nos la pintan las redes: el divorcio de la "pareja perfecta" de YouTube lo demuestra (una vez más)

La vida no es tan bonita como nos la pintan las redes: el divorcio de la "pareja perfecta" de YouTube lo demuestra (una vez más)
Sin comentarios

Lo hemos comprobado muchas veces: la vida que nos transmiten algunas de las estrellas de las redes sociales tiene a veces poco que ver con la realidad. Cuando no son los retos corporales insanos, son las vidas privadas de los protagonistas. Este último caso es el que le ha ocurrido a Colleen Ballinger (también conocida como Miranda Sings en YouTube) y a su marido, Joshua Evans. La pareja perfecta se ha roto y no se han esforzado en ocultar que casi todo lo que mostraban era puro postureo.

Los más de 4,5 millones de suscriptores de Colleen en YouTube se encontraron este vídeo hace unos días. En él, confirma, entre lágrimas, su divorcio del también youtuber Joshua Evans y reconoce que, aunque no lamenta la exposición pública que hicieron como pareja, sí que ocultaron las partes duras de su matrimonio. La pareja se casó en julio de 2015, tras siete años de relación y, por supuesto, mostraron las imágenes en sus redes sociales.

Surprise! 🙈

Una foto publicada por Colleen Ballinger (@colleen) el

Fueron Instagram y YouTube los grandes testigos de una relación que parecía perfecta y que cuenta con cientos de fans en todo el mundo. A los 4,5 millones de suscriptores en YouTube de Colleen, se unen los casi 7 millones de su otro canal, Miranda Sings, y el casi millón y medio de su ahora exmarido, Joshua. 3,6 millones de followers en Instagram de Colleen y 930.000 de él completan la nómina de personas que se han sentido decepcionadas por su separación. Incluso se ha creado el hashtag #staytogether para animar a la pareja a superar el bache.

Joshua también ha subido un vídeo a su canal (titulado Heartbroken, es decir, «con el corazón roto»), explicando su visión del asunto. Él también reconoce que la vida que mostraban online no se correspondía con lo que se vivía en su relación, y admite que la decisión de separarse ha sido de Colleen y que él sigue queriéndola y queriendo estar con ella. Finaliza el vídeo diciendo que desaparecerá en breve de las redes sociales, porque necesita curar sus heridas en privado.

Una vez más, YouTube se convierte en testigo de la vida privada de algunos de sus influencers más célebres y, también una vez más, nos preguntamos cuánto de lo que vemos en las redes sociales se corresponde con la realidad de las personas que nos lo muestran.

Imágenes | Instagram.

En Trendencias | Divorcios y otros dramas: ¿es YouTube el nuevo Gran Hermano?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio