Por qué no es posible adelgazar matándonos en el gimnasio si llevamos una mala dieta

Por qué no es posible adelgazar matándonos en el gimnasio si llevamos una mala dieta
Sin comentarios

Ahora que vamos despacio, Vamos a contar mentiras, tra-lará: vigilar la alimentación es algo secundario si cumples con el ejercicio. Si tuviéramos que actualizar la famosa cancioncilla infantil en versión fitness nos quedaría una estrofa del estilo. Porque no, ni matarte en el gimnasio es un pase dorado a a un bufé  en el que puedes comer todo lo que puedas ni salir a correr todos los días hará que tu pesó esté controlado de por sí. Si lo que quieres es adelgazar, no te vas a librar de tener que estar atento a lo que comes.

El déficit calórico

La regla más básica a la hora de adelgazar es que se necesita conseguir un déficit calórico. Es decir, que las kilocalorías que ingerimos queden por debajo de las que se quemamos. Nuestro cuerpo obtiene la energía que necesita de los alimentos y, cuando consume más energía de la que gasta, la almacena en forma de tejido graso en previsión de cuando ingiera menos de la que necesite. Así que, si quieres adelgazar, debes conseguir que tu cuerpo recurra a esas reservas.

Rápidos ingiriendo calorías, lentos quemándolas

Tras miles de años de evolución, la mayor parte de ellos con escasez de alimentos calóricos a nuestro alcance, el cuerpo humano ha desarrollado un gran talento a la hora de procesar con rapidez los alimentos con una alta densidad calórica y quemar con lentitud esas mismas calorías.

El problema viene cuando, en un mundo en el que las calorías ya no escasean, sino que nos sobran, esa eficacia de nuestro roganismo juega en nuestra contra. Así es difícil mantenerse dentro de un peso recomendado solamente con ejercicio físico y descuidando la alimentación.

¡Cuidado que quemo!

La Royal Society for Public Health británica ha publicado una tabla en la que recoge cuánto ejercicio hace falta para quemar determinados alimentos poco saludables. La recogemos aquí con la ayuda de los expertos de Xataka, traducida al español, para que te hagas una idea del desequilibrio entre calorías que entran al comer y las que salen al hacer ejercicio.

ALIMENTO POCO SALUDABLE

NÚMERO APROXIMADO DE CALORÍAS

TIEMPO PARA QUEMARLAS CAMINANDO A BUEN RITMO

TIEMPO PARA QUEMARLAS CORRIENDO A TROTE TRANQUILO

REFRESCO AZUCARADO

138

26 minutos

13 minutos

CHOCOLATINA ESTÁNDAR

229

42 minutos

22 minutos

SANDWICH DE MÁQUINA DE VENDING (DE BACON Y QUESO)

445

1 hora y 22 minutos

42 minutos

UN CUARTO DE PIZZA FAMILIAR

449

1 hora y 23 minutos

43 minutos

UN CAFÉ-BATIDO MEDIANO

290

53 minutos

28 minutos

PAQUETE DE PATATAS FRITAS O APERITIVO SIMILAR

171

31 minutos

16 minutos

50 GRAMOS DE CACAHUETES ASADOS Y CONDIMENTADOS

296

54 minutos

28 minutos

BOLLERÍA INDUSTRIAL AZUCARADA

420

1 hora y 17 minutos

44 minutos

BOL DE CEREALES DE DESAYUNO

172

31 minutos

16 minutos

BOLLERÍA TIPO MUFFIN

256

48 minutos

25 minutos

O sea, que si eres mujer, necesitas más de una hora de elíptica para compensar un cuarto de pizza, y nadar más de una hora a intensidad moderada para quemar un bollo. No obstante, siempre que hay más factores que influyen en el ritmo al que tu cuerpo quema calorías, como el porcentaje de masa muscular o el estado físico de cada persona.

Además de poco eficaz, esta forma de enfocar el ejercicio físico puede terminar quitándole toda la diversión y convertirlo en un mecanismo de compensación. Un forma de expiar "las culpas" por lo que comemos. Resulta mucho más conveniente, por eficacia a la hora de bajar de peso y como una forma de disfrutar más, un enfoque combinado de ejercicio y dieta.

La forma de entender, además, no debería ser como un menú restrictivo que te diga qué debes comer en cada momento, sino como una forma de mejorar los hábitos alimenticios reduciendo y eliminando los alimentos ultraprocesados, los que llevan azúcares añadidos, los que tienen un alto contenido en sal y los que emplean harinas y grasas de mala calidad.

Al reducir este tipo de alimentos, reduciremos las calorías que ingerimos, especialmente aquellas que no nos aportan nutrientes beneficiosos, y combinándolo con el ejercicio se producirá ese déficit calórico, el único método real para quemar grasas.

Fotos | @oysho

Temas
Inicio