Publicidad

Así es el método 3-2-1 que Dakota Johnson combina con Hot yoga para lucir cuerpazo entrenando solo 25 minutos

Así es el método 3-2-1 que Dakota Johnson combina con Hot yoga para lucir cuerpazo entrenando solo 25 minutos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque a priori pueda no parecerlo, ya que no se trata de una saga de acción, Dakota Johnson tuvo que someterse a un riguroso entrenamiento durante la producción de todas las entregas de Cincuenta sombras. Y es que, para retratar en la gran pantalla la apasionada historia de amor entre Anastasia Steele y Christian Grey, se requería que la actriz tuviera una gran seguridad en su físico. Ramona Braganza, entrenadora de otras celebs como Jessica Alba, Halle Berry o Anne Hathaway fue la encargada de diseñar el plan a seguir y que comenzó cinco meses antes del rodaje.

El objetivo era tonificar su cuerpo todo lo que fuera posible. Además de siguiendo una dieta sana y equilibrada, lo consiguió con sesiones de entrenamiento de 25 minutos, cinco días a la semana, tal y como ha contado la propia Braganza.

Método 3-2-1

De esos cinco días, cuatro Dakota siguió un método propio de la entrenadora, muy popular, llamado 3-2-1 Fitness y que combina tres circuitos de ejercicio cardiovascular, dos rutinas de fuerza y una parte final en la que se trabaja el core (es decir, toda la zona muscular que envuelve el centro de gravedad de nuestro cuerpo).

Las sesiones se pueden adaptar para que tengan distintas duraciones, desde 20 minutos hasta la hora completa. De hecho, durante los primeros meses, los entrenamientos fueron más intensos para Dakota, durando 60 minutos, pero después pudieron reducirse a los 25 minutos.

Dakota johnson

Además, para no caer en el aburrimiento de la rutina, cada segmento incluía ejercicios diferentes inspirados en el boxeo, el ballet o el pilates. Además, tal y como explicó la experta, era necesario variar el entrenamiento a diario porque cuando haces los mismos ejercicios una y otra vez, se empieza a desarrollar masa muscular y solo querían tonificar.

El circuito comenzaba como Dakota corriendo entre 5 y 10 minutos en la cinta para calentar, hacía tres ejercicios de fuerza sin descanso y luego regresaba a la actividad cardiovascular. Además, para aumentar la intensidad se añadía lastres al tobillo a la hora de ejecutar ejercicios como sentadillas, planchas o patadas.

Hot Yoga una vez a la semana

Para completar el entrenamiento, un día a la semana Johnson practicaba hot yoga, que recibe este nombre por realizarse en una sala climatizada a 40 grados, lo que la convierte en una de las variantes más duras de esta disciplina.

Esta temperatura tan elevada hace que se sude mucho y esto tiene varios efectos positivos para el cuerpo y la mente, que van de la limpieza de toxinas de la piel a la satisfacción de superar el reto que supone completar cada clase de 90 minutos. Además de ser relajante, mejora muchos aspectos del cuerpo, como la flexibilidad, la fuerza o el equilibrio.

Fotos | Gtres y Cegados por el sol.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios