Compartir
Publicidad

Siete películas de amor y desamor con siete lecciones de pareja muy valiosas

Siete películas de amor y desamor con siete lecciones de pareja muy valiosas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si lo de 'chica conoce a chico, chico se enamora de chica, se pelean, se encuentran y comen perdices' te parece un poco el cuento de siempre y buscas films que plasmen el amor de forma más profunda y realista, estas historias son para ti. Una selección de siete películas para ver una y otra vez que nos ayudan a comprender la verdadera profundidad del amor romántico, con sus complicaciones, defectos y golpes de realidad

Blue Valetine (2010): el amor requiere trabajo

Peliculas Amor Realistas

Hollywood adora los finales felices. Por eso cuesta tanto encontrar historias que se centren en los aspectos más duros y difíciles de una relación. Pero en Blue Valentine no retienen nada, y eso es lo que la hace especial. Las películas románticas suelen centrarse en el momento más álgido o en la ruptura de un amor, pero nunca en el término medio. Pero Dean y Cindy ya se enamoraron locamente y lo suyo aún no se ha roto, aunque no pasan por el mejor momento de su matrimonio.

Blue Valentine nos recuerdan la importancia de mantener la atracción incluso cuando se ha perdido la llama. Porque por mucha pasión que haya al principio, por mucho amor que se construya, las cosas siempre pueden desmoronarse si no se trabaja en ellas. Esa idea romántica de que el amor lo puede todo se da de bruces con las complicaciones, los cambios en las circunstancias de cada uno, la rutina y el día a día. 

500 días juntos (2009): el peligro de idealizar las cosas sin preguntar antes

Peliculas Amor Realistas

Si algo hace 500 días juntos es recordarnos que nos podemos hacer muchas películas en la cabeza y ver cosas que no son. Que tenemos que ser objetivos con las relaciones, sin montarnos películas en nuestra cabeza. Porque siempre hay dos versiones de la misma historia, así que lo ideal es no estar mirando la versión idealizada y equivocada y que nos haga daño. 

Tom y Summer nos recuerdan como el enamoramiento puede llevar a la idealización de la situación. Porque ella es sincera con él, le dice que no quiere nada serio. Pero él está enamorado y finge aceptar este "trato" para seguir viviendo su fantasía. ¿Moraleja? Estar en la misma página y definir las cosas es esencial para poder construir algo juntos. 

La La Land (2016): dejar al otro la libertad para realizarse

Peliculas Amor Realistas

Una película sobre triunfar en Hollywood iba a tener, inevitablemente, un mensaje de "sigue tus sueños". Lo que ya no era tanto de esperar era la lección de amor que Emma Stone y Ryan Gosling nos dejan, en la que tu compañero debe ser tu mayor admirador y empujarte a conseguir lo que te propongas, creciendo y triunfando aunque eso suponga que cambie la ecuación y se separen. 

Lo más especial (y real) de esta película es que no es un amor que sufre o lucha. Es una buena relación que sienta fenomenal a los dos, viendo el uno en el otro cosas buenas que ellos mismos eran incapaces de reconocer. Es una pareja feliz que deja al otro ser libre para realizarse, para ser mejores. Sin reproches, con una crítica constructiva inspiradora. Y así es como deben ser las relaciones importantes, como la de Sebastian y Mia. 

Cuando Harry encontró a Sally (1989): tu pareja puede ser tu mejor amigo

Peliculas Amor Realistas

Un clásico que no podemos dejar de lado en este recopilatorio. Porque a veces el amor es un flechazo. Y otras nacen de la amistad, construyendo una relación muy sólida en la que tu pareja y tu amigo son la misma persona, con la que te diviertes, intimas y charlas con confianza total. No hay que forzar las cosas, pero tampoco hay que frenarlas. ¡A Mónica y Chandler les salió genial!

La vida de Adèle (2013): la responsabilidad de romper a alguien el corazón

Peliculas Amor Realistas

Es una de las películas más auténticas a la hora de plasmar la evolución de una relación. Desde la ilusión y pasión del principio hasta la rutina, la convivencia, la tristeza de ver que se apaga, las dudas y la infidelidad

Normalmente, las películas muestran los cuernos como un acto egoísta que convierte al que los pone en el malo de la relación. Pero en La vida de Adèle, la protagonista no engaña a Emma con maldad, sino porque se siente sola y presionada por su pareja para hacer algo más con su vida que ser profesora. Y la historia consigue hacernos comprender qué impulsa a Adèle a la cama de otra.

Una lección que cuesta aprender, el recordar que no siempre que nos rompen el corazón es con intención de hacerlo. Y, sobre todo, la dureza de tener que enfrentarse a ello, a herir a la persona que quieres, saber que lo has hecho y tener que vivir con ello. 

La boda de mi mejor amigo (1997): el poder de saber dejar marchar

Peliculas Amor Realistas

A veces hay que saber soltar el hilo y dejar marchar a una persona, por mucho que creamos que somos perfectos para ella. Cuando Julianne se entera de que su mejor amigo Michael se casa, ella se da cuenta de sus propios sentimientos. Se los hace saber a Michael, quien la rechaza por estar enamorado de Kimberly. 

Pues ya está. El resto de la película es Julia Roberts tratando de enamorar a una persona que ya está enamorada y sabotear su boda. Pero al final, ella misma se da cuenta de que él ya es feliz y de que si ella le quiere tendrá que dejarle serlo. Quizá Julianne tarda en comprender esta dura situación, pero ver la película nos ayudará a nosotros a recordar la lección antes de meternos en una situación así. 

Mientras dormías (1995): el error de vivir en 'lo que podría ser' en vez de 'en lo que es realmente'

Peliculas Amor Realistas

Lucy cree que está totalmente enamorada de Peter, un broker de Wall Street que ve subir al tren cada día. Por eso, cuando él tiene un accidente que lo deja en coma, ella va con él al hospital, haciendo creer a todo el mundo (incluyendo su familia) que es su novia. A pesar de no saber nada más de él que el tren que coge cada día. Su obsesión con Peter, al que no conoce de nada, le impide ver que su hermano Jack es todo lo que ella quiere que sea Peter. Es amable, respetuoso, atento, cariñoso. 

La moraleja de esta historia es el cuento de cada día para muchas de nosotras. Vivir obsesionadas con un ex novio o una persona que no sabe ni que existimos o no tiene interés romántico en nosotras, obviando todas las señales y cerrando las puertas a otras relaciones o personas que sí podrían ser lo que buscamos. ¿Por qué vivir fantaseando con lo que podría ser con una persona? Mejor dar carpetazo, ser realistas y abrir las miras a nuevas posibilidades. 

Fotos | Blue Valentine, 500 días juntos, La La Land, Cuando Harry encontro a Sally, La vida de Adèle, La boda de mi mejor amigo, Mientras dormías

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio