Publicidad

¿Se puede llegar a ser una top model en tan solo 6 años y dejarlo? Cara Delevingne lo consiguió
Modelos

¿Se puede llegar a ser una top model en tan solo 6 años y dejarlo? Cara Delevingne lo consiguió

Publicidad

Publicidad

Es oficial: Cara Delevingne abandona su carrera como modelo. Tanto coqueteo con el mundo del cine ha acabado por tentar demasiado a la británica. Las pasarelas y las campañas se cambian por los focos y por los guiones de Hollywood. Y el salto viene fuerte, con un estreno en cartelera, 'Paper Towns' ('Ciudades de Papel'), donde ella es la protagonista, al que se suman otros seis proyectos que tiene abiertos ('Pan (Viaje a nunca jamás)' y 'Suicide Squad' entre ellos). Cara Delevingne ha sido un auténtico torbellino que en solo seis años se convirtió en top model.

La vida Burberry

Burberryspringsummer2011

Con un periodo de actividad tan reducido es normal que Cara Delevingne tenga pocas marcas con las que se haya vinculado a un mayor nivel. La lista podría quedar reducida a dos: Burberry y Chanel, aunque en los últimos meses ha trabajado mucho con DKNY y con la línea de belleza de Yves Saint Laurent.

Burberry fue la primera gran firma que confió en ella cuando apenas llevaba dos años en activo, después de que en 2009 firmase por la agencia Storm Model, con la que ha estado vinculada hasta la actualidad. En la temporada Primavera-Verano 2011 debutaba como imagen de Burberry junto a Jourdan Dunn con Mario Testino como fotógrafo.

Desde entonces, Cara Delevingne se convirtió en todo un icono moderno de Burberry. Christopher Bailey supo ver en ella los detalles de una posible nueva Kate Moss con carácter propio y sin necesidad de imitar a nadie. El ejemplo perfecto de cómo seguir modernizando su marca y adaptándola a los nuevos tiempos (y jóvenes clientes).

Cara Delevingne ha estado en las campañas principales de Burberry hasta el pasado invierno 2014 donde compartió protagonismo con dos nuevos talentos: Malaika Firth y Suki Waterhouse (quien está llamada a coger su sitio en la firma).

La esperada unión entre maestra y alumna se produjo en 2014 con motivo del lanzamiento de la fragancia My Burberry. En ese momento Cara Delevingne ya cumplía otra meta: haber posado junto a Kate Moss al mismo nivel de importancia. Da la casualidad que Sarah Doukas, la fundadora de la agencia Storm Model, fue quien descubrió a ambas top models cuando aún no eran nadie.

La Charles Chaplin de Chanel

Chanel Crucero 2013

En 2012 Cara Delevingne subió otro peldaño y llegó a la liga exclusiva de la familia de Karl Lagerfeld. Sobre todo fue con motivo de la campaña Crucero 2013, y esta no sería una excepción, sino la primera de muchas uniones posteriores junto al diseñador alemán, quien parecía estar obsesionado con ella, al utilizarla como imagen siempre que podía.

De Chanel a Fendi, de los desfiles a las campañas y de aquí a los vídeos y demás propuestas. Cara Delevingne era la nueva chica para todo de Lagerfeld, como en su día pudo serlo Saskia de Brauw, con quien casualmente compartió la campaña Crucero 2013. El propio diseñador fue quien "bautizó" a Cara Delevingne como 'la Charles Chaplin de la moda': "Cara Delevingne interpreta un personaje. Ella es la Charlie Chaplin del mundo de la moda".

Cara Delevingne Chanel 2014

Ese personaje le llevó al ring de Chanel en la campaña de invierno 2014 y también a ser la imagen de la exclusiva Métiers d'Art 2014/2015. Cara Delevingne deja tras de sí 14 desfiles para Chanel, de los cuales ha cerrado tres y abierto otros tres en las últimas ocasiones. Números reservados para unas pocas.

Seis años de no parar

Cara Delevingne Burberry 2011

Parece que Cara Delevingne lleva toda una década en la moda, pero ni siquiera ha cumplido un lustro, si tenemos en cuenta que su debut en la pasarela fue en 2011, en la Semana de la Moda de Londres junto a Burberry Prorsum. La británica no ha necesitado largas temporadas de pasarelas, ni siquiera comenzar desde abajo para llegar a la cima. Gracias a la carrera de su hermana mayor, Poppy Delevingne, que dio a conocer este apellido a partir de 2008 (también con Sarah Doukas), y a las influencias de una familia rica, Cara ha tenido un estrellato fugaz.

Cara Delevingne Topshop

Ella ha pasado por infinidad de marcas. Del low cost a las más exclusivas. H&M supo ver en ella un talento emergente en 2011, para posteriormente volver a colaborar en 2013, si ciertas sustancias sospechosas no se hubiesen encontrado en una fotografía. La puerta de Zara Trafaluc se abrió para ella en 2012. Aunque la firma low cost que más apostó por ella ha sido Topshop, con quienes debutó en 2014; de nuevo como continuación lógica de Kate Moss.

Mulberry Cara

La lista de marcas con las que la británica ha ido colaborando durante este tiempo es larga. Mulberry, Saint Laurent, La Perla o Balmain están entre las más destacadas. A estas hay que sumar sus numerosas portadas en revistas de moda y tendencias, incluyendo su última portada en Vogue USA, que sirvió de despedida (polémica incluida).

Irreverencia como marca personal

Es posible que si Cara Delevingne no hubiese contado con ese apoyo externo ahora estuviésemos hablando de otra top model fugaz. Su 1,73 metros de altura, su físico y rostro están un poco alejados de lo que a priori imaginamos en una gran modelo. De nuevo surge la comparación con Kate Moss sin quererlo, cuando ella debutó en medio de una generación de supermodelos de físico y medidas que nada tenían que ver con las suyas. Pero ambas sí tenían lo importante: actitud, imagen y carácter.

Delevingne se ganó la sobreexposición mediática con su irreverencia de "niña mala", ofreciendo otra cara informal propia de su edad, pero que no es común dentro de un mundo de apariencias y falsedades

El personaje de Cara Delevingne le ha valido para aportar esa diferenciación al resto de bellezas que llegan al mundo de la moda. Las marcas buscan una personalidad y alguien que sea fácil de recordar. La británica se ganó la sobreexposición mediática con su irreverencia de "niña mala", ofreciendo otra cara informal propia de su edad, pero que no es común dentro de un mundo de apariencias y falsedades.

Cara Delevingne llegó a parte de un público masivo —sobre todo en Instagram, donde se ha convertido en una de las modelos más seguidas— y por tanto a las marcas. Entró rápido en los medios generalistas, los cuales se han centrado más en su sexualidad que en su carrera como modelo, como es habitual, pero ya había dado el salto hacia otra audiencia alejada del pequeño grupo apasionado de la moda, entre los cuales incluso podría encontrar más detractores que fieles. Su cambio de rol de modelo a actriz es solo un paso más en alguien para quien la moda era su patio de colegio, donde divertirse y pasar el rato hasta la próxima aventura.

En Trendencias | El futuro de Cara Delevingne está lejos de las pasarelas y dentro del cine. Nos lo cuenta ella misma

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir