Compartir
Publicidad

El enemigo no es Kendall Jenner, es la industria de la moda

El enemigo no es Kendall Jenner, es la industria de la moda
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pensaba escribir un post hablando del éxito de Kendall Jenner, de cómo el 2013 fue el año de Kim Kardashian pero este año se lo ha arrebatado una de sus hermanas pequeñas. Pensaba hablar de todo lo que había conseguido este año: campañas, editoriales en Vogue, ser portada de un september issue… pero en vez de todo eso, voy a hablar de cómo Kendall Jenner se ha convertido en el puching ball de la industria.

¿Es culpa de Kendall o de las firmas que le contratan?

Nunca pensé que acabaría defendiendo a Kendall Jenner, no es la mejor modelo y puede que quienes le critican tengan razón y la Kardashian sin K no se merezca estar donde está, pero lo que se les pasa a todos ellos es que el problema no es de Kendall, el problema es de quién contrata a Kendall.

La última crítica (¿podría considerarse ataque?) que ha salido a la luz contra Kendall ha sido la carta abierta que la modelo Arisce Wanzer le escribió en el portal The Blot el pasado mes de septiembre, un artículo que se escribió hace cuatro meses pero que ha adquirido notoriedad esta semana.

Kendall Jenner Estee Lauder

En ella, Wanzer pide a Jenner que se ponga en la situación de las modelos de “un pequeño pueblo o de un país del tercer mundo” que llegan a un país extranjero con un idioma distinto al suyo, viviendo en condiciones paupérrimas y trabajando por cuatro duros pero gastando miles de dólares y tiempo en ir a castings, test shoots y yendo al gimnasio. Todo ello para que luego llegue su día soñado, el de desfilar para un gran nombre como es Marc Jacobs y encontrarte en backstage con una estrella de reality.

En el siguiente párrafo de la carta su autora recoge diferentes razones por las que, según la modelo, Kendall Jenner no tendría que estar ahí, "razones” que van desde que ella no necesita más fama de la que ya tiene, que no necesita o una Green card o que no ha trabajado ni la mitad de lo que lo han hecho otras para estar ahí.

La industria de la moda no es diferente a otras y como en otros ámbitos, no siempre triunfa quien más se esfuerza.

Entiendo el enfado de Wanzer, comprendo lo frustrante que debe ser para una persona que se ha esforzado y trabajado al máximo para lograr un objetivo ver como otra que un buen día decidió ser modelo lo consigue sin todas esas penurias. Pero también es cierto que no todas las modelos tienen un pasado de miseria (ahí están Cara Delevingne o Edie Campbell) y que, querida Wanzer, eso que acabas de vivir es la cruda realidad.

Kendall Jenner Dazed 3

¿Cuántas veces hemos visto actrices que consiguen papeles por el simple hecho de ser más populares que otras incluso cuándo en el ámbito interpretativo les dan mil vueltas? ¿Cuántas quejas hemos oído en los últimos años de blogueras que se quejan porque se esfuerzan pero no consiguen el mismo reconocimiento de otras? ¿Cuántas veces hemos ido a una entrevista de trabajo para el que estamos más que preparadas pero cogen a otra? Lo dicho, la cruda realidad.

Es en los últimos párrafos de la carta de Arisce Wanzer en los que está la clave:

One by one like dominos from Vogue to Givenchy, fashion is selling out to the ignorant masses for money. What happened to the art, the cerebral part of fashion? Did it really all die with Alexander McQueen?

Porque, en efecto, la destinataria de esa carta no tendría que ser Kendall Jenner, sino las firmas y revistas de moda que la contratan.

Givenchy Fall Winter 2014 2015 Campaign Mert Marcus 1

Dos no pelean (o en este caso colaboran) si una no quiere, y en este caso han sido las firmas y revistas las que han querido contar con Kendall Jenner: Anna Wintour, Marc Jacobs, Topshop, Estee lauder… todos ellos saben lo que vende y, más que querer, en estos años en los que la industria de la moda se ha convertido en una batalla campal por la popularidad y las ventas, necesitan de este tipo de gente para hacerse notar.

La industria de la moda, y más aún si cabe en los tiempos que vivimos no es un juego, ni un grupo de personas que trabajan por amor al arte, la moda es un negocio serio que mueve miles de millones de euros.

El tiempo dirá si Kendall (sin el Jenner, que se lo ha quitado) ha venido al mundo de la moda para quedarse o para que las marcas saquen provecho de su fama durante unos años y cuando ya no sea rentable busquen a la nueva Kendall Jenner. Porque como dice Hedi Klum en Project Runway: ‘In fashion, one day you're in and the next, you're out’.

Foto | Gtres

Kendall Jenner en Trendencias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos