Publicidad

Cinco ejercicios que puedes hacer en casa (y sin material) para conseguir los brazos tonificados de Doña Letizia

Cinco ejercicios que puedes hacer en casa (y sin material) para conseguir los brazos tonificados de Doña Letizia
Sin comentarios

En los numerosos looks que vemos de la Reina Letizia a lo largo del año, hay en muchos en los que queda más que patente que el deporte es parte imprescindible de su vida.

Los vestidos de alfombra roja que luce con hombros descubiertos nos dejan ver que los brazos son una de las partes de su cuerpo que más entrena. Tonificados y fuertes, así luce esta parte de su cuerpo.

 

A sus 48 años continúa dedicado parte de su tiempo a mantenerse en forma dedicando atención a seguir una alimentación saludable y la práctica de ejercicios de yoga, cardio y pesas.

Es fácil replicar algunos de los ejercicios de Doña Letizia, ya que normalmente entrena en un gimnasio que tiene en casa tal y como informa el diario El Español, y conseguir unos brazos tonificados sin rasgo de flacidez con apenas cinco ejercicios.

Los mejores ejercicios para reducir la flaccidez en los brazos

Flexiones, en todas sus variantes

Según los expertos de Vitónica, el mejor ejercicio para evitar la flacidez en los brazos son las llamadas flexiones de brazos con manos en triángulo. La clave es que las manos se apoyarán en el suelo formando un triángulo, con los dedos índices tocándose en el ángulo superior del triángulo y los pulgares unidos formando la base, tal y como explican detalladamente.

Flexiones inclinadas

Además de estas, cualquier variante de las flexiones es efectiva para evitar la flacidez, desde las flexiones inclinadas (las que realizas por ejemplo apoyando los pies en el sofá y dejando las manos en el suelo como en la foto superior) a las flexiones tigre que trabajan el tríceps de una forma muy intensa, y que se realizan doblando los codos hasta que casi toquen en suelo, tal y como se muestra en el vídeo.

Fondos o dips con una silla

Para reducir la flaccidez y ganar tono muscular puedes hacer un ejercicio muy sencillo con una silla en casa y con nuestro propio peso corporal, trabajar el tríceps. Nos colocamos de espaldas a la silla y apoyamos los brazos, estirando las piernas frente a nosotros. Desde la posición de brazos estirados solo tenemos que bajar doblando los codos.

Isométricos de bíceps con una toalla

Este sencillo ejercicio es un curl isométrico de bíceps que emplea una toalla, que podemos sujetar entre los pies o debajo de una mesa por ejemplo. Doblamos el codo con la toalla sujeta en la mano hasta que haya tensión en la toalla y mantenemos unos segundos. Soltamos y repetimos, así de sencillo.

Tiene una versión para realizar con elástico con la que también conseguiremos según los expertos de Vitónica, trabajar la zona abdominal. No necesitas para hacerlo un set de bandas elásticas, por ejemplo.

Podemos realizar además ejercicios colocando la toalla en diferentes disposiciones, por ejemplo con los codos pegados al cuerpo y la toalla sujeta con las dos manos, subimos manteniendo la tensión y estirando la toalla todo lo que podamos.

Elevaciones de hombros con botellas de agua

Para conseguir unos hombros tonificados podemos utilizar un par de bricks de leche o unas botellas de agua que sustituyan a las mancuernas. Con los brazos a lo largo del cuerpo, y sujetando con cada mano una botella, subimos los brazos rectos de forma lateral hasta que lleguen a la altura de los hombros.

Según nuestros expertos de Vitónica, el truco consiste en hacer un recorrido controlado en la subida y en la bajada para dar más tensión a la parte trabajada y conseguir mayores y mejores resultados.

Curl de bíceps con dos botellas

Este clásico ejercicio es altamente efectivo para evitar la flacidez. Desde Vitónica nos explican en qué consiste: “nos colocaremos de pie con las piernas ligeramente separadas y las rodillas algo flexionadas. La espada se mantiene erguida y en cada mano sujetaremos una botella. Los brazos permanecerán pegados al tronco para concentrar e incidir directamente en los bíceps.” Doblamos los codos y elevamos ambas botellas hasta nuestros hombros, así de simple.

Fotos | GTres, iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios