Publicidad

Todo sobre la dieta Perricone: el estilo de alimentación que habría conquistado a la reina Letizia

Todo sobre la dieta Perricone: el estilo de alimentación que habría conquistado a la reina Letizia
1 comentario

Si hay una dieta famosa en nuestro país, esta es la dieta Perricone. Y es que, no en vano, se dice que es la dieta que sigue la Reina Letizia. Esta dieta promete no solo ayudarnos a cuidar nuestro peso, si no también tener un efecto antiedad, antiinflamatorio y rejuvenecedor, en tal solo 28 días. La pregunta es si realmente funciona o se trata de otra dieta milagro más con falsos reclamos.

Qué es la dieta Perricone y en qué consiste

Se trata de una dieta creada por el dermatólogo Nicholas Perricone, de quien recibe el nombre. La idea de esta dieta no era, en un principio, la de ayudar a perder peso, sino que buscaba obtener los beneficios de diferentes alimentos para la piel. Por supuesto, también evitar los efectos negativos que algunas de las cosas que comemos podrían tener en nuestra piel.

Sin embargo, en teoría, encontraron que al seguir esta dieta no solo se mejoraba la piel, si no que se perdía peso. Para ello, la dieta consiste en un plan de 28 días con el que se asegura que podemos perder hasta 8 kilogramos.

En esta dieta existen dos opciones: o bien seguir un plan de tres días en el que ya tenemos un plan de comidas establecido que no se puede cambiar, o bien otro de 28 días en el que podemos escoger nosotros los alimentos, pero siempre deben contener omega 3, frutas, verduras, semillas, frutos secos, cereales enteros o especias, además de alimentos probióticos.

Dl U461009 011

Además de esto, hay ciertos alimentos que están prohibidos y que no podemos comer en ningún caso. Entre ellos encontramos alimentos como el azúcar, el alcohol o las harinas refinadas. Pero también otros alimentos cuya prohibición sorprende más, como las naranjas, la sandía, papaya, mango, bananas, uvas, zanahorias, calabaza o patatas.

¿Qué sentido tiene esto? Pues ya os lo decimos nosotros: realmente ninguno.

Beneficios y perjuicios de la dieta Perricone

Siendo realistas, al tratarse de una dieta que recorta en alimentos como el azúcar, las grasas refinadas o el alcohol, y en el que se anima al consumo de verduras y fruta, es más que posible que nos ayude a perder peso. La cuestión es que, por un lado, probablemente no sea tanto como se promete en tan solo 28 días y, por otro, nos permitiría perderlo igualmente aunque comiéramos naranjas uvas o calabaza.

La pérdida no se da por la formulación de esta dieta concreta, si no por aumentar el consumo de frutas y verduras y reducir el de azúcares y alimentos refinados. Cosa que podemos hacer sin seguir una dieta específica.

Dl U461009 011

Uno de los problemas de esta dieta es que prácticamente no alcanza las 1.200 calorías, con lo cual seguro que perdemos peso, pero corremos el riesgo de no consumir las calorías suficientes para que nuestro cuerpo funcione correctamente. La recomendación habitual es la de reducir entre un 15 y un 20% de nuestras necesidades calóricas diarias. Para cada uno, dependiendo de nuestro sexo, edad y nivel de actividad física esto puede significar cosas diferentes.

Pero lo habitual en mujeres jóvenes adultas y necesitar alrededor de 2.000 calorías al día, por lo que un recorte de un 15-20% nos pondría en 1.600-1.700 calorías aproximadamente. Si hacemos mucho deporte nuestra necesidad calórica será mayor. Sea como sea, 1.200 calorías al día pueden ser demasiado pocas.

Algo habitual en las dietas tan estrictas es, por un lado, que no las podamos mantener a largo plazo y, por otro, que cuando la dejemos volvamos a comer todo lo que se nos prohibió durante la dieta. El efecto rebote está llamando a la puerta. 

En cuanto al rejuvenecimiento de la piel se trata, la realidad es que las investigaciones al respecto encuentran que no es posible alterar las propiedades de la piel en un tiempo tan limitado por medio de la alimentación. Como ocurre con otras dietas, que un famoso las siga no significa que sean efectivas. La mejor opción para nuestra salud, nuestra piel y nuestro peso es adquirir hábitos saludables a largo plazo sin esperar milagros en 28 días.

Imágenes | Gtres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios