Compartir
Publicidad

Adelgazar y engordar a menudo te hace más difícil perder peso con los años: Kim Kardashian, el set point y el efecto rebote

Adelgazar y engordar a menudo te hace más difícil perder peso con los años: Kim Kardashian, el set point y el efecto rebote
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Kim Kardashian es la reina de las dietas, o al menos una de ellas. Se dice que la más conocida de las hermanas Kardashian ha seguido numerosas dietas a lo largo de los años, entre las que se encontrarían la dieta keto, la dieta atkins, la alimentación de Melissa Alcántara, entre otras.

Si algo se desprende del hecho de que Kim haya utilizado tantas dietas en los últimos años es que no obtiene los resultados deseados - o al menos no son duraderos en el tiempo -. Y es que no es raro que, cuando hacemos uso de este tipo de dietas "milagro" repetidas surja lo que se conoce como el efecto rebote. Y no solo a Kim Kardashian, sino a cualquiera de nosotros si decidimos confiar en estas dietas e ir pasando de una a otra cada vez que ganamos el peso perdido.

Qué es el efecto rebote

La realidad es que las dietas hipocalóricas - que son en los que se basan casi todas (si no todas) las dietas realizadas por Kim Kardashian - generan pérdida de peso, pero solo durante un periodo muy breve de tiempo. Las culpables de esto son nuestro hipotálamo y la leptina.

Para ponerlo en palabras sencillas, el efecto rebote significa que cuando restringimos la ingesta de calorías de nuestro cuerpo, el hipotálamo manda la señal de ralentizar nuestro metabolismo. De esta manera provoca que el cuerpo no consuma demasiada energía - el cuerpo intenta prepararse para sobrellevar un periodo de inanición y sobrevivir -. ¿Qué ocurre? Que este periodo es falso y provocado por nosotros, pero nuestro cuerpo actúa como si fuera real.

Cuando dejamos la dieta hipocalórica y restrictiva y volvemos a nuestra dieta habitual, nuestro organismo sigue en esa fase, el metabolismo sigue bajo y vamos a acumular todavía más grasa que antes. He aquí el temido efecto rebote.

Por qué se produce este efecto rebote

K Kardashian 2

El motivo por el que esto ocurre es algo más complejo. El hipotálamo, que cada vez que Kim se pone a dieta le avisa a su cuerpo de que reduzca el metabolismo porque llega la sequía, es nuestro regulador energético. El hipotálamo se rige en base a lo que él considera que es tu peso ideal y se mueve dentro de unos rangos de grasas disponible. Y ahí vienen las primeras discrepancias.

Porque lo que mi hipotálamo cree que es mi peso ideal puede no tener nada que ver con lo que yo quiero que sea mi peso. Y el hipotálamo de Kim no tiene por qué querer lo mismo para su cuerpo que ella. Cuando seguimos una dieta que restringe demasiado nuestra ingesta de calorías nos estamos saliendo de ese rango de grasa y energía en el que se mueve nuestro hipotálamo y que se conoce como "punto de ajuste".

Salirnos de ahí implica que salten las alarmas y que nuestro cuerpo reaccione con resistencia. Aquí entra también el trabajo de la leptina. Esta es la encargada de enviar al hipotálamo la cantidad de energía que tiene nuestro cuerpo para gastar.

Cuando el mensaje que manda la leptina es que el índice de grasa ingerido está muy bajo, la respuesta es la sensación de hambre y, por supuesto, la regulación de nuestro metabolismo para que no gastemos demasiada energía. Las dietas hipocalóricas, como las que ha seguido Kim Kardashian, prolongadas en el tiempo, provocan que perdamos la sensibilidad a la leptina.

Esto se traduce en que, cuando volvemos a una dieta normal, nuestro cuerpo no recibe la señal de saciedad ni de tener suficiente grasa y pide más. Esto modifica nuestro punto de ajuste, elevándolo unos kilos y este va a ser el nuevo rango de grasa ideal para nuestro cuerpo. Un rango que va a estar todavía más lejos de nuestro ideal y que, además, nos va a costar todavía más bajar.

La ciencia te explica cómo mantener el efecto rebote a raya

El principal problema es que todos estos desajustes en el hipotálamo y la leptina las provocamos nosotros con nuestro estilo de alimentación. Productos con alto contenido en azúcares, sal, grasas saturadas, potenciadores del sabor, colorantes, etc., son parte culpable de las inflaciones en el hipotálamo.

Por tanto, para que logremos bajar de peso sin provocar el efecto rebote, tenemos que conseguir regular el hipotálamo y reducir nuestro punto de ajuste. Para ello, tanto nosotros como Kim Kardashian, podemos seguir una serie de pautas:

Tenemos que intentar reducir nuestro punto de ajuste para evitar el efecto rebote

Imágenes | Keeping up with the Kardashians, Giphy

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio