Publicidad

Las 10 mejores colecciones Otoño-Invierno 2009/2010 de la Semana de la moda de Nueva York

Las 10 mejores colecciones Otoño-Invierno 2009/2010 de la Semana de la moda de Nueva York
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Como comprenderéis es bastante difícil cubrir al minuto todos los desfiles de las Semanas de la moda, por ello, normalmente os traemos los más relevantes, o aquellos que más nos gustan, como es mi caso. Os traje casi en directo las propuestas de Monique Lhuillier, Alexander Wang, Hervé Léger, Victoria Beckham y Marc Jacobs, algunos de mis favoritos, y de los más deseados, a los que hay que sumarle los post de Carolina Herrera, Diesel, DKNY, Miss Sixty, así como el debut de Davidelfin.

Pero ahora que la New York Fashion Week Otoño-Invierno 2009/2010 se da (casi) por zanjada y nos ha dado tiempo de digerir todo los visto, hago una lista con esas colecciones preferidas que se nos han quedado en el tintero y que merece la pena revisar.

Rodarte, Matthew Williamson, Preen, Derek Lam, WREN, Anna Sui, Michael Kors, Tommy Hilfiger, Zac Posen, y Custo, son los elegidos.

La de Rodarte ha sido una de las colecciones más aplaudidas, y es que las hermanas Mulleavy han ido un paso más allá de lo puramente visual, la suya ha sido una colección a flor de piel, casi orgánica, a medio camino entre los cyborgs y la naturaleza más viva. Una colección especial, diferente, y emotiva dentro de la frialdad.

A Matthew Williamson no le tengo especial cariño, de hecho, me alegré cuando se fue de Pucci, pero tras ver sus propuestas sobre la pasarela de Nueva York, no se si ha sido el pesimismo generalizado que ha poseido al grueso de los diseñadores americanos, pero sus etnicismo mil veces visto me ha iluminado. Sí a su colorido, y sí, a su mezcla de estampados (me encanta lo del cardigan de motivos geométricos y los botines de zebra, arriesgado, pero nunca aburrido. Eso sí, hay que saber llevarlo).

Los body-con dresses de Preen hacen las delicias de cualquiera, y la verdad, no me importa si viven un poco de eso y la práctica totalidad de sus propuestas son vestidos como hechos a medida de Gwyneth Paltrow. Me encantan y para qué buscarle tres pies al gato.

Apunte: la pata de gallo pega fuerte para el invierno que viene. Ir tomando nota.

Otro que me ha sorprendido para bien es Derek Lam, un talento asiático más, que a pesar de no hacer nada extraordinario tiene un sentido del gusto bárbaro, es sutil, clásico pero no conservador, y no aburre, que es lo importante. Aunque el abrigo camel del centro es prácticamente igual a los presentados por Prada en su colección de otoño-invierno 2005.

A esta firma no les podéis perder la pista, se llama WREN, y al frente de ella se encuentra una joven americana formada en el taller de Helmut Lang y con base en Los Ángeles que construye looks tan propios de Gossip Girl como éstos ¿No me digáis que no os encanta la mezcla de colores? Adoro la falda de paillettes con la camiseta de algodón (tengo una idéntica de H&M). Éste es solo un aperitivo porque en breve le dedico un post como Dios manda.

La de Anna Sui es otra de las colecciones que no falla nunca, el boho chic que propone temporada tras temporada es ya un clásico de las pasarelas, esta vez se ha inspirado en los colores de Tolouse Lautrec y en el universo de Proust, su paleta de tonos y siluetas resulta de lo más placentero y enérgico que se ha visto en la Semana de la moda: sus vestidos babydoll de estampado Paisley son siempre bienvenidos. Y ojo, que la modelo del medio lleva las criticadísimas medias de Gwyneth Paltrow en los Grammy, el invierno que viene, todas con ellas. Y sino, al tiempo.

De Michael Kors, lo siento mucho, pero me han encantado sus abrigos fluorescentes, básicamente, son lo que más vale la pena de su colección, que ha sido bastante sombría e insulsa, oscurísima, y de un ladylike aburrido y sin sustancia, eso sí, los abrigos más propios de Donatella Versace que de Michael, me han parecido un soplo de aire ochentero muy en la onda de Marc Jacobs.

A Tommy Hilfiger lo incluyo en la lista porque a pesar de que ha intentado subirse al carro del cambio (introduciendo elementos en su colección nada propios de él), y ha fracasado, sigue haciendo lo que sabe hacer: looks sport casual puramente americanos, y ese es el espíritu que debe prevalecer por encima de intentar ser quién no es.

Con Zac Posen he tenido dudas hasta el último momento, pero esa ha sido la mejor señal, cuando una colección no sabes si te ha gustado o no, al menos, no te ha dejado indiferente, y ésa es la clave. A pesar de que la crítica coincide en que ha pecado de melodramático, su guiño a Joan Crawford en estos tiempos futuristas de más, merece un voto de confianza.

Por último me quedo con Custo, porque aunque no soy especialemente fan de sus diseños, en tiempos tenebrosos como los que corren, su colección de invierno me ha resultado más elaborada y menos repetitiva de lo normal, más romántica y menos street, un poco a medio camino entre Marc Jacobs y Luella en sus colecciones de primavera-verano, pero con el toque colorido popero propio del diseñador catalán.

ACTUALIZO: La de Temperley London fue una colección excelsa y el video del show "Empress of the Orient" resume su esencia. No os lo perdáis aquí!

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir