Publicidad

Elvira Sastre presenta su disco 'Elvira en voz' en InverVerso: "La poesía le gusta a todo el mundo, pero algunos todavía no lo saben"

Elvira Sastre presenta su disco 'Elvira en voz' en InverVerso: "La poesía le gusta a todo el mundo, pero algunos todavía no lo saben"
Sin comentarios

La poesía visceral y directa de Elvira Sastre es un fenómeno de masas. Sus libros aparecen constantemente en los listados de los más vendidos y no cabe duda de que es una de las estrella de la literatura de nuestro país. La joven conecta con el público gracias a su capacidad de entender nuestra realidad y hace que nos emocionemos con sus palabras, ya sea en Instagram (donde tiene una ardiente fila de fans), en uno de sus libros o escuchándola (algo que disfruto especialmente y a lo que de un tiempo a esta parte me he vuelto 'adicta'). La escritora, que también tiene una novela a sus espaldas, destaca en el género de la poesía por incluir la música en sus recitales, creando una fusión de artes y un encuentro íntimo lleno de intensidad.

Este martes, 19 de diciembre, actuará en Inverfest 2021, en el teatro Circo Price dentro de la categoría InverVerso, una sección poética paralela a la musical que amplía la oferta cultural del festival. Su espectáculo, 'Elvira en voz', está basado en su primer disco, dura hora y media y repasa los temas que musicaliza la segoviana en él, recorriendo sus poemarios míticos y algunos escritos inéditos.

Hablamos con la autora acerca de este proyecto y ahondamos para conocerla un poquito más. Sin duda, Elvira nos entrega un pedacito de su mundo en cada verso y por eso nos ha cautivado durante todos estos años, pero por primera vez compartimos un rato con ella charlando de tú a tú. Porque si algo destacaría de los minutos que hemos pasado juntas, es su cercanía y franqueza.

Después de cinco libros de poesía, apuestas por tu primer disco, ¿cómo surge la idea de darle otro ritmo a tus palabras?

Llevo muchos años haciendo recitales por España y por América Latina y siempre tenían el mismo formato musical, siempre llevaba un músico conmigo. La idea del disco vino porque la gente me los pedía, la gente me decía que quería escuchar los poemas musicados en su casa. Me junté con Manu Míguez, que es mi músico, y empezamos juntos a componer. Nos quisimos volver un poco locos y meter melodías que nos inspirasen en un poema porque ya habíamos ofrecido lo típico,: poemas acompañados por piano, violín, guitarra acústica... pero nos apetecía explorar otras vías. Quisimos meter más instrumentos y hacer experimentos con la voz y eso es lo que vamos a presentar en el Price.

Fuiste la primera poeta en organizar una función músico poética de gran formato con tu proyecto ‘Desordenados’ junto a Andrés Suarez en el WiZink Center de Madrid y ahora vuelves con este espectáculo en Inverfest, ¿cómo responde el público? ¿hacía falta un híbrido entre recital y concierto? ¿consideras que ha sido decisivo para que la poesía alcanzara el gran público?

"Al unir música y poesía se crea un tercer arte que ni la música ni la poesía consiguen por separado".

Hay cierta parte del público que tiene la poesía reducida a los cajones de la Universidad y la ve como algo que está lejos o que requiere de mucho intelecto para comprender y para mí, como lectora, es todo lo contrario. Mi intención es hacer que llegue a todo el mundo y para eso me apoyo en la música porque tengo comprobado que funciona, a la gente le gusta. Es muy similar a una canción de cualquier género porque te llega. Al unir música y poesía se crea un tercer arte que ni la música ni la poesía consiguen por separado y eso lo demostramos con 'Desordenados'. Andrés se empeñó en llevar la poesía a un escenario enorme, él confió muchísimo en lo que podíamos hacer y al final lo hicimos.

Dsc 1973

¿Es mejor la poesía escuchada o leída?

Son dos cosas distintas. Yo siempre he sido más de leerla. Y tenemos menos opciones de escucharla. Hay muchos recitales de poetas, pero mas solemnes. Por esta razón surge este proyecto, para demostrar a la gente que la poesía también se puede escuchar. Igual que escuchas a tu cantante favorito, te puedes poner en los cascos un poema y emocionarte de otra manera.

¿Qué lugar ocupa la poesía en estos tiempos difíciles? ¿Consideras que se recurre a ella más que antes?

La poesía ofrece unas herramientas que creo que otros géneros no ofrecen, esa exploración emocional de las cosas que nos pasan, el intentar buscar respuestas a cómo nos sentimos. A veces es muy complicado hacerlo porque no nos educan en las emociones y la poesía nos explica las cosas que pasan. Ahora mismo, tal y como estamos todos, que haya algo que nos mueva por dentro y nos haga estar despiertos se agradece.

Te has convertido en un referente internacional y un fenómeno, ¿cuál consideras que es el secreto de tu éxito? ¿Por qué crees que consigues llegar a tanta gente? ¿Está entre tus objetivos renovar el lenguaje para acercar la poesía y los temas que tocas a una nueva generación?

No lo sé, eso habría que preguntárselo a la gente que me lee. Yo siempre he dicho que no creo que haya revolucionado el lenguaje de ninguna manera porque no escribo diferente a la gente que he leído desde pequeña. A mí me gusta un tipo de poesía que es más libre, que presta mas atención al contenido que a la forma, pero eso ya existía con Luis García Montero, Daniel Ariño y Benjamin Prado, por ejemplo.

Creo que trabajo mucho, dedico muchas horas a compartir mi trabajo y a tomar buenas decisiones y, quizás, el momento en el que estamos ha ayudado a que pueda difundir de una manera mas orgánica y haya llegado a la gente. Yo siempre he pensado que la poesía le gusta a todo el mundo, pero algunos todavía no lo saben.

"Siento que necesito demostrar que estoy donde estoy y es agotador".

¿Has tenido dificultades en el sector por ser mujer? ¿y por tu edad?

Muchísimas. Creo que ahora mismo no existe un sector en el que no tengas problemas por ser mujer o te lo pongan más complicado. El mundo literario, que es lo que yo conozco, es un mundo mayoritariamente masculino y de edades bastante altas. Yo me he visto en recitales en los que casi ni te miran o te miran por encima del hombro, como si fueras una intrusa. Siento que necesito demostrar que estoy donde estoy y es agotador, como es agotador ser mujer en este mundo.

Pero también te da un poder que lo puedes utilizar a tu favor. Yo tengo algunos poemas de corte más feminista y aprovecho para leerlos. En un Congreso de la Lengua con todos los representantes de las Academias del Castellano al que me invitaron en Argentina, iba a leer otro poema pero al ver que todos los invitados eran hombres y mayores, y las personas que fueron a aprender eran casi todas mujeres, me pareció un contraste muy brutal y leí un poema feminista. La ovación fue increíble, la mayor que me han dado en mi vida.

Es complicado, pero hay que seguir alzando la voz para que la cosa cambie para los que vienen después.

Dsc 1917 1

Tu presencia en redes sociales es sin duda un éxito, ¿sin ellas no hubieras tenido tanta visibilidad?

Es una mezcla de todo. Son las redes, es el atreverme a girar con algo que no se ha hecho antes, el ir a bares y a escenarios más grandes... Las redes han ayudado, pero también requiere una valentía de hacerte kilómetros sin saber si alguien va a ir a verte, pero creer en tu proyecto.

¿Se ha vuelto alguna vez insoportable?

Yo no he llegado a sentirlas insoportables porque intento cuidar mucho para que eso no me pase. Son una herramienta de difusión muy poderosa que hay que saber utilizar para no llegar al punto de que te agote mentalmente.

El acumular tantos followers te ha servido para ayudar y denunciar como cuando Sanidad te fichó para inspirar responsabilidad entre los jóvenes frente al coronavirus o fingiste filtrar un vídeo sexual para denunciar el drama al que se enfrentan muchas mujeres. Pero, ¿crees que desestabilizan? ¿Crean felicidad e infelicidad?

Te crean un enganche que es muy fácil que al final se convierta en una dependencia y es algo que hay que cuidar y tener muy en mente. Contarlo absolutamente todo y compartir cosas en un momento en el que no tienes que estar con el teléfono me parece una auténtica locura. A mí eso no me ha pasado y dudo mucho que me pase porque yo comparto una parte mínima. Las redes hay que saber utilizarlas y yo aprovecho la influencia que puedo tener para compartir cosas que tienen que ver con mis valores o que pueden ayudar a alguien o a un colectivo.

¿Qué opina un poeta del fenómeno influencer en todos sus aspectos?

Creo que es algo muy amplio, hay muchos tipos de influencer y muchas maneras de influenciar a la gente. Creo que, por una parte, no se le puede cargar a alguien con una responsabilidad tan excesiva como se les carga a algunos, pero al mismo tiempo también pienso que el hecho de tener tantos seguidores te hace responsable de lo que compartas. Es algo que está todavía por definir y se esta profesionalizando.

Tú escribes y usas las redes sociales para difundir lo que escribes pero hay poetas que lo hacen directamente para Instagram o las redes, los llamados instapoets, ¿qué opinas de su trabajo? ¿sigues alguno?

"Todo lo que ayude a que la literatura se expanda y la poesía llegue a la gente es una buena noticia".

No, a mí me gustan poetas que escriben libros y si luego lo comparten, genial. Pero no me gusta juzgar a la gente y opinar desde un altar diciendo tú vales o tú no vales. Creo que todo lo que ayude a que la literatura se expanda y la poesía llegue a la gente es una buena noticia.

¿Qué opinas de estos términos instapoets, poetas millenials… ¿Denotan recelo o falta de comprensión a las nuevas generaciones de escritores?

A mí me da un poco de pereza esos términos, los considero gastados porque hubo una época en la que era de continuo y nos englobaban a todos en lo mismo. Pero entiendo la necesidad de periodistas y críticos de clasificar, aunque opino que hacerlo ha podido crear un prejuicio. Puede que si no existieran estos términos, se acercara más gente a esta poesía sin mayor disimulo. Como cuando estaba la música indie y la mainstream y si había un grupo que gustaba a todo el mundo, no molaba. El colmo de la ignorancia.

Dsc 2065 1

¿Cuál es tu opinión sobre la escritura como terapia, del escribir como desahogo?, mucha gente empezó a escribir en cuarentena por problemas de ansiedad.

"Escribo porque es un desahogo, una necesidad a veces casi física de sacar las cosas que tengo dentro".

Es mi manera de escribir, yo escribo porque es un desahogo, una necesidad a veces casi física de sacar las cosas que tengo dentro. Creo que es un ejercicio buenísimo en terapia y lo recomiendan. Me parece una maravilla y creo que en momentos como estos puede ayudar un montón.

Con apenas 20 años publicaste tu primer poemario y tu novela en prosa ha sido galardonada con el Premio Biblioteca Breve 2019, pero llevabas cuatro años sin publicar poesía hasta el reciente “Adios al frío”, ¿por qué? ¿Qué te sientes más cómoda escribiendo?

Yo me siento más cómoda escribiendo poesía porque llevo más libros de poemas y es algo que me sale de una manera más natural. La poesía no la fuerzo, si tengo algo que contar escribo y si no, no escribo y no pasa nada. No me agobia, no tengo el síndrome de la hoja en blanco.

La narrativa es otra historia. Con ella me exijo más y, de alguna manera, me hace estar en una disciplina distinta, más contante, más rutinario. No es que me cueste más, pero el proceso es radicalmente distinto.

Adiós al frío: 1105 (Visor de Poesía) (Español) Tapa blanda – 21 octubre 2020

Adiós al frío: 1105 (Visor de Poesía) (Español) Tapa blanda – 21 octubre 2020

¿Cómo es tu proceso de escritura? Igual que recitas, ¿escribes con música?

Yo siempre he escrito con música y creo que eso le da a los poemas una musicalidad interna que no se ve, pero yo me doy cuenta cuando estoy en el escenario porque parecen cantados. Escribir con música de fondo me inspira muchísimo.

En cuanto a herramientas, escribo en el ordenador porque tengo la muñeca un poco fastidiada y a poco que escribo con la mano se me agarrota. Con el móvil no suelo escribir a no ser que me pille en la calle y no tenga otro soporte, prefiero teclado.

¿Cuál es tu poemario favorito?

'Ecuador' de Benjamin Prada.

¿Y tu verso favorito?

Uno de el también que dice: "Yo solo puedo estar contigo o contra mí".

Y en cuanto a novela, si tuvieras que recomendar una, ¿cuál sería?

'La delicadeza' de David Foenkinos.

Uno de tus versos más famosos dice así: "Día doce sin ti. He conocido a alguien. Soy yo. Voy a darme otra oportunidad", toda una declaración de intenciones a favor del autoamor, ¿necesitamos querernos más? ¿cómo podemos conseguirlo?

"Creo que una ruptura siempre debe acabar con una explosión del amor propio".

Sí. De hecho, ese verso pertenece a una serie de doce versos que escribí con la idea de escribir lo que pasaba después de una ruptura. Sentía que ese proceso no estaba tan investigado en las historias y hacía falta. Me apetecía explorar el momento de soledad de cuando lo has dejado con alguien y estas con el corazón roto, lo que va pasando hasta que te recuperas. Por experiencia, creo que una ruptura siempre debe acabar con una explosión del amor propio. Tú no me quieres, pero yo me quiero más todavía de lo que me quería cuando estaba contigo.

"No doy segundas oportunidades a personas que me hacen daño".

Se dice que vivimos tiempos complicados para el amor. Tinder, Instagram, los ex conectados a facebook... ¿Cómo es el amor hoy para una poeta y novelista?

Esa etapa Tinder no la tengo nada explorada porque me ha pillado en pareja. A mí siempre me ha gustado mucho estar en pareja, siempre que el amor sea bueno y sano. Odio las relaciones tóxicas, las he experimentado. Tengo el límite muy bajo y es como considero que hay que tenerlo. A cualquier signo de que algo no me gusta, no doy segundas oportunidades a personas que me hacen daño. He aprendido a base de haberlas dado. No quiero decir que soy clásica, pero sí que me gusta la vida en pareja.

Por último, ¿cuáles son tus próximos proyectos? Has declarado que escribes para ti, ¿de qué te apetece escribir ahora?

Me apetece volver a la narrativa. Tengo alguna idea en la cabeza, pero con la organización del espectáculo en el Price no me he podido poner con ello. Tengo alguna idea gestándose y me gustaría ponerla sobre el papel.

 

La séptima edición de Inverfest comenzó el 8 de enero y durará hasta el 7 de febrero. Como cada año, predominan las presentaciones de discos y espectáculos y una muestra de las giras que, esperamos, se puedan disfrutar en los próximos meses a lo largo y ancho de nuestra geografía. Este año se suman a la sede principal, el Teatro Circo Price, cuatro recintos como son el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque, el Teatro Coliseum, la Sala La Riviera y Alcobendas. Y por primera vez en Inverfest, se podrán disfrutar algunos de los conciertos en streaming con una producción multicámara. La emisión se hará a través de www.inverfest.com, previo pago, brindando así nuevas posibilidades para la música en directo.

Fotos | Inverfest

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio