La receta de galletas de mantequilla clásica que, además de ser fácil, siempre sale bien

La receta de galletas de mantequilla clásica que, además de ser fácil, siempre sale bien
Sin comentarios

Recetas de galletas de mantequilla hay muchas pero solo esta es la receta básica de galletas de mantequilla, esa que sale siempre bien y que consideramos infalible. Es un bocado delicioso y muy fácil de preparar, perfecta para tener a los más pequeños de la casa entretenidos un buen rato. Eso sí, si tenemos intención de decorarlas, es importante respetar los tiempos de enfriado antes de hornear para que no se deformen. Si no es el caso, podemos acortar la receta a 30 minutos.

Ingredientes

Para 40 unidades
  • Mantequilla pomada 250 g
  • Azúcar 150 g
  • Huevos (tamaño XL) 1
  • Harina de trigo 550 g
  • Esencia de vainilla 5 ml

Cómo hacer galletas de mantequilla

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 16 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 m
  • Reposo 1 h

En primer lugar, con ayuda de unas varillas eléctricas, batimos la mantequilla junto con el azúcar. La mantequilla tiene que estar pomada, es decir, de textura blanda o de lo contrario resultará imposible mezclar. Después, añadimos la esencia de vainilla y el huevo. Continuamos batiendo hasta integrar ambos ingredientes.

Por último añadimos la harina, poco a poco. Usamos la batidora hasta que la masa nos lo permita. Cuando esta se haya vuelto muy densa, necesitaremos pasarla a la superficie de trabajo. Entonces amasamos bien hasta homogeneizar.

Con ayuda de un rodillo, estiramos la masa sobre una lámina de papel sulfurizado o de horno procurando que quede de igual grosor (medio centímetro aproximadamente), por toda la superficie. Dejamos reposar la masa en la nevera durante un mínimo de 30 minutos para que coja cuerpo y sea más fácil cortarla sin que se deforme.

Galletas de mantequilla

Transcurrido este tiempo, sacamos la masa de la nevera y cortamos con un cortapastas. Colocamos las galletas sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y las refrigeramos otros 30 minutos. Horneamos a 180ºC, con calor arriba y abajo, durante 10-12 minutos o hasta que comiencen a dorarse ligeramente por los extremos.

Una vez listas, retiramos la bandeja del horno y transferimos las galletas a una rejilla metálica donde tenemos que dejar que se enfríen antes de consumir o decorar. Aguantan perfectamente durante días si las guardamos en una lata metálica.

Batidora amasadora Philips HR3740/00 con función Turbo

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Directo al paladar

En Trendencias | Las 15 mejores pastelerías de moda que no debes perderte en Madrid

Temas
Inicio