Nuestros dieces para la organización del Mad Cool, que roza la excelencia a pesar de sus colas de 3 horas para coger un taxi

Nuestros dieces para la organización del Mad Cool, que roza la excelencia a pesar de sus colas de 3 horas para coger un taxi
Sin comentarios

La primera temporada de festivales de la era d.c. (después del coronavirus) había empezado accidentada. Un poco como si a los organizadores se les hubiera olvidado durante estos tres años de distancia social cómo se celebraba un evento multitudinario. Sin embargo, con el inicio del Mad Cool, las aguas parecen haber vuelto a su cauce y podría decirse que la noticia en esta ocasión es la ausencia de noticia porque esta cita festivalera está recibiendo críticas pero por su buen hacer.

Primero fue el caos que se formó en el Primavera Sound: 45 minutos esperando para comprar una bebida y avanzar solo un metro, un único camarero por cada diez metros de barra y un presunto exceso de aforo que causó "aglomeraciones peligrosas" fueron algunas de las denuncias que hicieron en redes los asistentes tras la primera jornada del festival barcelonés.

Algo que, además, se dio tanto en el área general de las instalaciones, como en la zona VIP, donde los asistentes pagan más para, precisamente, evitar estas situaciones y estar más cómodos. No obstante, los responsables del Primavera Sound reaccionaron rápido y trabajaron para que los problemas no se volvieran a repetir en los días siguientes.

Madcoolfestival 292191644 147019227920189 2345094006187401716 N

Más grave fue lo sucedido unos días después cuando el Capital Fest tuvo lugar en Talavera de la Reina, en plena ola de calor y falto de zonas de sombra, con solo dos fuentes en funcionamiento, retrasos y las sempiternas colas interminables. De hecho, los bomberos tuvieron que acabar interviniendo preparando en la zona de los aseos un arco con agua para que la gente fuera a mojarse e incluso refrescaron a los asistentes a manguerazos.

Nada parecido ha sucedido, hasta ahora, en el Mad Cool, que ya ha celebrados sus dos primeras jornadas. Aún con una asistencia de 70.000 personas, parece haber una animidad a juzgar por el termómetro de las redes sociales en que la experiencia está rozando la excelencia.

Los asistentes aseguran que no se han vivido momentos de agobios por una asistencia por encima de su aforo, que el acceso al recinto es rápido, que la cantidad de barras es tal que que no hay que esperar más de unos 3 minutos para conseguir bebida y que esto es algo que también sucede con la cola del baño.

Sí ha habido críticas por lo sucedido fuera del recinto con las colas para poder coger un taxi, a pesar de que uno de los socios del festival es Uber, y tiene su propio parking exclusivo en las inmediaciones y ofrece descuentos especiales a los asistentes VIP, lo que a su vez ha provocado que se haga más difícil acceder a otro tipo de transporte privado:

"Una cola abismal para pillar un Taxi y ¿donde están los übe, que llevan todo el día mandándome notificaciones al móvil para volver del festival?", denunciaba el usuario @vincentknife en Twitter, acompañado de un vídeo que mostraba lo sucedido. "Hablemos de que era imposible coger un Uber, que Bolt y Cabify han triplicado precios y que para coger un taxi la cola es de momento de hora y media", decía por su lado @mancku.

Aunque @rafaqc97 hablaba de hasta tres horas de espera. Asistentes de nuestra redacción al festival han podido corroborar el aumento de los precios en primera persona con una carrera de 50 euros en Cabify desde el recinto de Valdebebas hasta Plaza de España.

El festival más grande de la capital arrancó el miércoles 6 de julio y se prolongará durante cinco días hasta el 10, de momento, habiendo superado los problemas de aglomeraciones que sí tuvo durante sus primeras ediciones y ganando puntos para competir con el Primavera Sound (que también tendrá sede en Madrid) y el FIB por la corona de convertirse en el festival de festivales de nuestro país.

Además, en esa misma línea de crecimiento y evolución, esta  misma semana también se ha sabido que 2022 será el último año del Mad Cool en Valdebebas, ya que su sexta edición se trasladará a Villaverde, donde el consistorio ha anunciado la creación de la Ciudad de la Música. Vayan reservando hotel por la zona.

Fotos | @madcoolfestival

Temas
Inicio