'A través de mi ventana', la película para adolescentes que (por fin) retrata escenas de sexo realistas

'A través de mi ventana', la película para adolescentes que (por fin) retrata escenas de sexo realistas
Sin comentarios

Como After, como Cincuenta sombras de Grey o como Cazadores de sombras, A través de mi ventana empezó publicándose en Internet mucho antes de ser el bestseller en papel que es hoy o de siquiera poder su autora soñar con venderle los derechos a una productora como Netflix. Aunque no surgió a modo de spin off amateur derivado de otra ficción de éxito o inspirado por un ídolo adolescente de carne y hueso como tantos otros de sus congéneres, comparte la misma esencia de, podríamos llamarlo, "novela pajera".

Además, es el primer fenómeno de este tipo en lengua española en llegar tan lejos. Así que, si eres de esas rara avis que prefiere la película al libro y te flipa lo teen, tienes nueva mandanga esperándote en la plataforma de streaming. Nosotras ya la hemos visto y hasta hemos tenido la oportunidad de hablar con sus responsables.

El de la venezolana Ariana Godoy es un caso que se viene repitiendo durante la última década: empezó escribiendo para la plataforma de lectura y escritura Wattpad una historia de sexo y romance que enganchó a un grupo de lectores tan amplio como para acabar vendiendo más de 13.000 ejemplares con Random House. Ahora, a sus 32 años, Netflix ha estrenado la primera adaptación al cine de sus historias.

La escritora cuenta a Trendencias que cree que el secreto se encuentra en la conexión directa entre el lector y el autor: "generalmente, en el mundo de la publicación, escribes el libro y no tienes contacto con los lectores hasta que ya ha salido. En cambio, en las plataformas digitales, el lector está presente en el proceso de creación y eso hace que sientan que son parte del mismo".

Vlcsnap 2022 02 04 12h27m44s002
Marçal Forés (director de ADMV) y Ariana Godoy charlando con Trendencias.

Sin embargo, confiesa que no usa el feedback que recibe en tiempo real para encaminar la historia y darle a los lectores lo que quieren sino para lo contrario, detectar lo que resulta predecible y esquivarlo.

Los Babi y Hache de la generación z

La cinta, que llega con una solida base de fans de adolescentes y preadolescentes que se desgañitaron gritando durante el preestreno el pasado miércoles, ha puesto automáticamente en el punto de mira el nombre de su elenco de actores debutantes. Y es que tenemos numerosos ejemplos de cómo podemos buscar en el género a aquellos que luego se volverán muy famosos. Ha pasado recientemente con Élite pero también Blanca Suárez o Úrsula Corberó, que nos demuestran que no se trata de un fenómeno nuevo.

Atravesdemiventana 31032021 Michaeloats Dsc02423
Julio Peña como Ares.

Así descubrimos a una Clara Galle que apunta serias maneras con su interpretación y que, como su personaje, transmite fuerza, arrojo y algo más de empoderamiento que otras heroínas previas del género. Por otro lado, tenemos a Julio Peña, a quien el guión quiere vendernos como el nuevo Mario Casas, un arquetipo que con tantos 8M ya a las espaldas resulta algo trasnochado y desaprovecha la vibra más introvertida y cercana y menos chulesca del ídolo adolescente de masas de una nueva generación.

Además, nos quedamos con ganas de más Daniela, el personaje de la mejor amiga de Raquel, interpretado por Natalia Azahara, porque ambas tienen un rollazo a lo Maddy Perez/Alexa Demie que no se puede aguantar.

Atravesdemiventana 05042021 Michaeloats Dsc06616 Scaled
Natalia Azahara como Daniela.

Escenas de sexo más realistas

Pasarán los días, las semanas y los años y, muy probablemente, no recordaremos A través de mi ventana por una trama especialmente original ni por tener diálogos memorables, pero sí que aquellos para aquellos quienes la película pase a forma parte de su educación sentimental, resonarán sus escenas de sexo explícito. Menos violentas que las de Euphoria pero más realistas que las penetraciones idealizadas a las que nos tiene acostumbradas Hollywood.

Además, en ellas no todo gira en torno al coito, y la prueba es que nunca habríamos imaginado que la música de Amaia casara tan bien con hacerse un dedo. Se nota la intención de la película de intentar transgredir algunos valores rancios del género con una relación en la que es la chica la mayor de la relación, la presencia explícita de condones, el cunilingus como demostración de amor y la penetración solo como una practica más de las muchas que se pueden llevar a cabo en pareja.

Al respecto, Ariana Godoy dice que tenía la intención de "remover un poquito el tabú, porque la realidad es que los adolescentes de hoy están bastante expuestos a escenas sexuales en Internet y van a encontrar lo que busquen así que, si podemos mostrarle un sexo consentido y con condón, mejor".

Fotos | Netflix

Temas
Inicio