Entre 'True Detective' y 'Stranger Things', la nueva serie de terror de Netflix se llama 'Feria' y te engancha desde los primeros minutos hasta el final

Entre 'True Detective' y 'Stranger Things', la nueva serie de terror de Netflix se llama 'Feria' y te engancha desde los primeros minutos hasta el final
1 comentario

Si te gustó True Detective, La isla mínima y Stranger Things (así en plan triada), es imposible que no te guste Feria. No, no se trata de la adaptación a la pequeña pantalla del controvertido libro de Ana Iris Simón sino de un thriller que es el prueba fehaciente de que el viejo formato de serie española que tenía que gustarle desde a la abuela hasta al más pequeño de la casa está muerto y enterrado gracias al auge de las plataformas de streaming.

En los año 90, varios sucesos que marcaron la época comenzaban de la misma forma: un pueblo en fiestas, un cuerpo que aparecía a la mañana siguiente en extrañas circunstancias, una chica a la que nunca nadie volvía a ver... No obstante, Feria: La luz más oscura se desmarca del trope de la chica muerta y son sus padres los que desaparecen en una serie que engancha desde el primer momento y que domina los tiempos con lo mejor del saber hacer del género en inglés.

Los padres de dos hermanas adolescentes (muy diferentes entre sí, que para algo estamos en los noventa) han desaparecido y, además, están involucrados en lo que ha sucedido. Es el día de San Juan y el agua del pantano de un pueblecito andaluz ha amanecido teñida del rojo de la sangre de los cuerpos que en ella flotan desnudos. Con signos, demás, de haber pertenecido a una secta o haberse sometido a algún tipo de ritual.

Feria

Interpretadas por Carla Campra y Ana Tomeno, uno de los principales ejes dramáticos de la serie es la relación entre las hermanas Eva y Sofía y cómo esta evoluciona moldeada por cómo se ven afectadas por lo sucedido. No obstante, el gran gancho de la serie no se encuentra en lo emocional sino en el suspense.

Aunque, no estamos hablando de una historia negra al uso porque hay terror y avisos constantes de que lo paranormal acecha. ¿Siguen vivos los padres de Eva y Sofía? ¿Por qué están implicados en la muerte ritual de un grupo de personas en las minas? ¿Qué secreto guarda el pueblo? Son preguntas que ya empiezan a concomer en la primera mitad del primer episodio.

Es cierto que el ritmo afloja en los siguientes pero el final no decepciona y deja la puerta abierta a más y mejores temporadas en Netflix. De momento, la serie ya se ha colado en el top 10 de la plataforma de streaming y el pueblo real en el que se rodó: Zahara de la Sierra, ya está señalado en el mapa de los amantes del turismo rural.

Se trata de un pueblo ubicado en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, en la provincia de Cádiz, sobre la falda de la sierra del Jaral y que forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos. Perfecto para hacer rutas de senderismo y apreciar su artesanía. En especial, el ganchillo.

Fotos | Netflix

Temas
Inicio