Publicidad

Jenny Packham

Publicidad
Publicidad

Noticias de Jenny Packham en Trendencias

Los paralelismos asustan y aunque no sea bueno comparar, si uno echa un vistazo a la política de comunicación establecida por la Casa Blanca en Estados Unidos verá muy rápido las diferencias con la realidad en España. Ellos se lo saben montar bien y una vez al año siempre favorece un buen baño de masas con los rostros más populares de las famosas de moda. El casting a la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca es de cuidado, con grandes aciertos y con nombres que me sorprende su aparición. Elle Macpherson no es de estas últimas.

Las mejor vestidas

Leslie Mann fue una de mis favoritas de la noche. En un evento en el que dominan los brillos, los vestidos de fiesta, los volantes y demás historias, ella estaba guapísima de Naeem Khan. Si tan de moda están las flores, fuera el silencioso veto para estos eventos.

Ginnifer Goodwin también me encantó, esta vez con el gusto propio de la alfombra roja selecta pero con la particularidad de escoger un diseño de H&M de la colección Conscious para la cita. Acierto pleno.

Charlize Theron es puro estilo y le da igual llevar una tendencia u otra, que la transmite de manera elegante. Esta vez optó por un diseño de Emilio Pucci de la colección Pre-Fall 2012 y volvió a acertar. Este mismo vestido de encaje en otra persona hubiese sido difícil de ver.

Kate Hudson optó por las eficaces lentejuelas en violeta con los puños en negro y con la firma de Jenny Packham. Un vestido largo y entallado complementado con un clutch de Edie Parker.

Si un día me dicen que iba a escoger a Irina Shayk entre las mejor vestidas mi respuesta sería un claro no. La modelo no me transmite ningún estilo pero en la cena en la Casa Blanca estuvo radiante de blanco, con un mono largo (como bien aclara Ángela Moral), de cintura alta, escote halter y con una fina cadena dorada en forma de cinturón.

De Rashida Jones soy fan así que suele gustarme sus elecciones en todo tipo de eventos. Una persona que transmite criterio y que con su vestido de Tory Burch Otoño-Invierno 2012/2013, peplum de moda incluido, volvió a demostrar que la sencillez es un acierto.

Viola Davis es otro de los nombres que no suele fallar sobre la alfombra roja. Suele optar por vestidos monocromáticos y ya en los pasados Globos de Oro se dejó ver en un acertado burdeos, por lo que bien sabe que el rojo le sienta que da gusto. De Amsale.

Anna Paquin fue correcta, con la sencillez del negro, un vestido largo y fruncido de Herve Leroux al centro y con el toque sexy en un escote pronunciado en forma de uve.

El limbo

En el limbo de las que bien pero sin más… Reese Witherspoon optó por Monique Lhuillier para la primavera-verano 2012 pero le modificó eliminando el detalle rosa chicle de dos tirantes que habrían mejorado el resultado final.

El limbo está para esos looks que pse… como el de la diseñadora Tory Burch.

Dakota Fanning siguió jugando a ser mayor y en esta ocasión yo no me la creo, pese a que el vestido de Prada me guste, a ella no le sentó tan bien, no me gusta cómo le queda el color ni el diseño del pecho, aún así, no estuvo tan mal.

Lo mismo que he dicho antes de Irina Shayk lo reitero con Kate Upton, modelo sobrevalorada donde las haya en este instante, más destinada a convencernos a nosotros que a vosotras y cuyo estilo deja que desear. Pese a todo, en la cena lució comedida con un diseño en nude.

Aunque las fotos no le hagan justicia, Claire Danes escogió un vestido de raso de Vivienne Westwood que le lleva al limbo.

Las peor vestidas

A Alicia Keys la llamaron en el último momento para asistir y pilló el primer vestido de Diane von Furstenberg que vio por su armario. ¿Que se lleva el mostaza? Pues mostaza. Solo así me explico un look tan informal y anodino.

En corto también lucieron Eva Longoria y Sofia Vergara. En el caso de la primera lo entiendo porque de largo es todavía más baja y le sienta mejor lucir pierna, aunque sea con un diseño de Marchesa anodino.

Pero sorpresa por parte de Sofia Vergara, ya que tiene cuerpo de sobra para adaptarse al dress code del evento. El vestido de David Meister me gusta, ella lo luce bien, pero la situación pedía otro.

Rosario Dawson se debió cambiar los papeles al entrar con Kate Upton. La actriz no es de lucir de forma tan hortera sus encantos, pero en esta ocasión sorprendió para mal.

A Sigourney Weaver le debieron aconsejar mal sobre la tendencia maximalista y claro, luego pasa lo que pasa…

El rollo princesa de cuento nunca me lo creeré, menos aún si viene de alguien como Kim Kardashian y un vestido de terciopelo como éste.

Tampoco compro la excesiva dulcificación de Zooey Deschanel a quien su pose ante los fotógrafos le va a suponer más de un problema de cuello. El vestido de Oscar de la Renta lució apagado.

Después tenemos a las que juegan a ser las divas y acaban estrelladas una y otra vez. Lindsay Lohan merece un Oscar por ello.

Las estilistas-diseñadoras que no juegan en otra liga y luego ni siquiera convencen con su propio look: premio para Rachel Zoe.

Y para las que el exceso no es una palabra que entra en su vocabulario, como Erin Andrews.

Fotos | GTres En Trendencias | Despedida y cierre del Festival de cine de Málaga: por fin llegan los looks por todo lo alto En Trendencias | Último fin de semana del Festival de cine de Málaga, con estilo y sin él

Publicidad
Inicio