Compartir
Publicidad
7 razones por las que personas enamoradas engañan a sus parejas
Sexo y Relaciones

7 razones por las que personas enamoradas engañan a sus parejas

Publicidad
Publicidad

Que tu media naranja te engañe con otra persona es siempre algo muy doloroso. Sin embargo (y en contra de la creencia popular), no tiene porqué significar que ya es no esté enamorada de ti. ¿Crees que ninguna excusa justifica este acto? Hoy hablamos con 7 personas que han caído en ese error y han puesto los cuernos a sus parejas. Y todo ello a pesar de estar convencidos de su amor. Estas son las razones por las que lo hicieron.

Sandra V. (33 años): le amo, pero no soy capaz de ser monógama

"Estoy enamoradísima de mi marido, le respeto y me parece la persona más completa del mundo. Sin embargo, no puedo evitar la tentación de tener sexo con otras personas, creo que soy incapaz de ser monógama. De hecho, me resulta algo tan natural que no supone ni un problema moral para mí. Y si él lo hiciera, no me importaría siempre y cuando fuera solo sexo sin sentimientos. En resumen, que me guardo todo el amor para él pero necesito desfogarme con otros hombres."

pareja engañar cuernos

Juan R. (28 años): tenía que esperar hasta el matrimonio

"Conocí a Sara cuando teníamos 24 años. Yo nunca he sido muy religioso, pero ella sí y cree en la virginidad hasta el matrimonio. Tuvimos que esperar hasta casarnos hace un año para poder tener sexo. Yo la quiero muchísimo y es el amor de mi vida, pero la frustración sexual me llevó a acostarme con varias chicas en nuestra época de novios. Finalmente se lo confesé y, aunque le costó superarlo, lo entendió y ahora estamos felizmente casados."

Saray G. (26 años): dicen que lo hice pero yo no lo recuerdo

"En mi grupo de amigas, todas se drogan cuando salen de fiesta. Yo lo he probado un par de veces pero no me gusta. Sin embargo, la última vez que salí de fiesta con ellas me echaron algo en el vaso y yo me lo bebí. Me desperté en casa de una amiga después de 6 horas de laguna mental absoluta. Todas ellas dicen que me lié con uno de los gogos de la discoteca, pero yo no recuerdo absolutamente nada. Parece que fui infiel a mi chica, pero no soy consciente de ello, así que no se lo he contado, ¡ni siquiera lo recuerdo!"

pareja engañar cuernos

Lucía S. (22 años), un Ross en la vida real

"Estoy loca por mi chico. Pero él tenía algunas dudas sobre lo nuestro y me pidió un tiempo. En ese período, yo estaba furiosa y quería vengarme, así que me lié con un chico que conocí en la discoteca. Después se lo conté, porque tenemos el mismo grupo de amigos y se iba a enterar igual. Estábamos dándonos un descanso, así que no son cuernos en la teoría. Pero para él si lo fueron y me dejó definitivamente. Lloré y supliqué durante semanas, pero él defendía que le había engañado."

Alex S. (39 años), mucho amor y mucho pánico al compromiso

"Cuando conocí a mi novia, ella tenía claro que quería casarse. Y yo, por esa época, creía que también. Nos prometimos a los tres años, pero la idea de "matrimonio" me empezó a dar pánico. Tanto es así que me puse en modo autodestructivo y me acosté con una amiga mía. No pude seguir adelante con el engaño, así que se lo confesé todo. Nos costó años superarlo e incluso fuimos a terapia de pareja. Todo para que yo me diera cuenta, como dice nuestra terapeuta, de que no creo en el matrimonio."

pareja engañar cuernos

Tiziana P. (48 años), sigo arrastrando las consecuencias

"Lo hice fatal. Le engañé una noche de borrachera, se enteró por terceras personas y encima se lo negué. Para cuando pasó la tormenta, me dijo que podía perdonarme con el tiempo, así que seguimos juntos. A día de hoy llevamos más de una década y el tema aún le pone tenso, sensible y muy triste. A veces tengo la sensación de que no podrá superarlo y debería dejarle ir para que vuelva a ser feliz, pero le quiero demasiado para perderle. Creo que soy una egoísta."

Marina H. (29 años), una costumbre complicada

"Cuando empecé con mi chico, era solo un rollito informal. De hecho, ambos nos liábamos con otras personas e incluso hablábamos de ello entre nosotros. Se convirtió como en una especie de juego, nos daba hasta morbo saberlo. Después las cosas se pusieron más serias y comenzamos a enamorarnos. Pero yo ya había entrado en ese bucle y seguí acostándome con otras personas. Eso sí, dejé de contárselo. Sospecho que él también hizo lo mismo, es como una especie de verdad a gritos que ambos sabemos y negamos."

Fotos | Friends, The Good Wife, Rumores y Mentiras, Scandal.

En Trendencias | Y con internet y las redes sociales llegó el micro-cheating a la pareja.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio