Qué es una fiesta silenciosa y porqué se está hablando de ellas

Qué es una fiesta silenciosa y porqué se está hablando de ellas
Sin comentarios

Con reuniones que no pueden superar las seis personas y con medidas de seguridad muy estrictas en el mundo de la restauración, hace un año que dijimos adiós a las fiestas tal y como las conocíamos, y augurábamos una temporada en la que la diversión tendría que buscar otros formatos. Estos últimos meses hemos sido testigos de conciertos virtuales, desde escaparates o desde el coche, y proyecciones de cine desde nuestros balcones, pero lo que nunca esperábamos era que eso conllevaría la aparición de fiestas clandestinas o el resurgimiento de la moda de las fiestas silenciosas, saltándose así las medidas tomadas por el gobierno. Ambas, prácticas peligrosas en estos momentos y muy irresponsables.

¿Qué son las fiestas silenciosas?

Cuando alguien habla de una fiesta silenciosa se refiere a un formato no muy usual ya que el sonido (en este caso, la música) se percibe a través de auriculares. Este fin de semana se iba a organizar una fiesta ilegal en la ciudad condal pero la Guàrdia Urbana lo impidió antes de que empezara. Con un equipo de sonido preparado y veinte auriculares para que no se oyese nada desde el exterior, los vecinos alertaron a los policías al percatarse que se estaban metiendo en el edificio equipos de música.

Las fiestas silenciosas no son una novedad, se trata de una concepto del que se empezó a hablar en 1969 pero que cuando más triunfó fue en los 80 con el mundo del clubbing, donde la gente se reunía de forma espontánea en lugares insólitos para bailar y escuchar música sin molestar (un bosque o una playa, por ejemplo). Además, en los 90 fue utilizado por ecoactivistas para minimizar la contaminación acústica

 

Con una tercera ola golpeando con fuerza en todo Europa, lamentablemente las practicas ilegales de este tipo de reuniones es muy usual en nuestro país. Sin ir más lejos, este fin de semana en la ciudad barcelonesa se organizaron dos fiestas ilegales con más de 130 asistentes -entre ellos algunos rostros conocidos en Instagram con bastante "influencia"-.

 

Aunque esta práctica no solo se centra en nuestro país: hace unos meses el klan Kardashian-Jenner revolucionó las redes sociales al alquilar una isla privada para celebrar el 40 aniversario de Kim Kardashian -donde los invitados no respetaron la distancia de seguridad ni hicieron uso de las mascarillas- o con el cumpleaños de Kendall Jenner en pleno Halloween.

 

Aunque la pandemia afecta a todo el mundo por igual, la asistencia de algunos personajes famosos con mucha influencia sobre las personas jóvenes a este tipo de eventos hace que pierdan prestigio.

Fotos | Unsplash, Instagram @kimkardashian, @mundoinflus, @marqzart

Temas
Inicio