Compartir
Publicidad

Todos los looks de Kate Moss en Nueva York

Todos los looks de Kate Moss en Nueva York
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo suyo ha sido una visita fugaz pero perfectamente planeada al milímitro: el paso de Kate Moss por Nueva York estos días ha sido la mejor pasarela de moda improvisada para su colección de primavera-verano 2009.

Y es que lo de inaugurar tienda en el Soho ha sido un mero trámite, lo realmente suculento estaba una vez más en las fiestas del antes y el después, y en los contínuos ires y venires de la británica por los puntos "calientes" de la geografía neoyorquina: Pastis y la tienda de su amigo Marc Jacobs.

El primer día veíamos a la británica llegando a su apartamento en el Soho con uno de los vestidos de su propia colección, y eso era solo un aperitivo: la mayoría de modelitos que ha ido luciendo a los largo de los días formaban parte de la misma.

¿A alguien se le ocurre mejor maniobra publicitaria?

Este, por ejemplo, lo lucía durante una cena a la que invitaba a Jennifer Lopez y su marido, Blake Lively y demás celebrities, a modo de fiesta de inauguración, parte II. Un diez a esa combinación con blazer tipo esmoquin: perfecta.

Además del verde esmeralda que ya nos enseñaba Chloe y que tiene una cola magnífica aunque sea de "trapillo".

Para las interesadas: cuesta 131 euros y como ya os dije, lo podéis comprar en la web o bien esperar a que llegue a España.

Ese corte exagerado hasta la ingle es de lo más sexy. Y me encanta con minicazadora.

Por cierto ¿os habéis dado cuenta de que está más radiante que nunca de cara? Acordaros de estas fotos...

En el último de los eventos que se han organizado en la Gran Manzana en su honor, y que tenía lugar ayer por la noche, justo después de la apertura oficial de la tienda, Kate se decantaba por otra de sus joyas en forma de minivestido, y volvía a tirar de blazer, esta vez blanco.

Atención al detalle del cinturón. Fantástica.

Para ir de compras elegía looks mucho más relajados: unos sencillos pantalones de talle ancho y de nuevo, cazadora de cuero.

Y este monoshort asimétrico bastante irrisorio que dejaba a la vista una incipiente tripa.

Esto y ese brillo en los ojos solo pueden significar dos cosas: o demasiada cerveza, o niño a la vista...

El tiempo dirá.

Fotos | Zimbio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos