Receta de pollo teriyaki, un plato clásico de la cocina asíatica que es fácil y rápido

Receta de pollo teriyaki, un plato clásico de la cocina asíatica que es fácil y rápido
Sin comentarios

Esta receta debe de tenerla Rosalía siempre bien a mano, y es que hoy vamos a ver cómo se prepara una deliciosa receta de pollo teriyaki, un plato que gusta a toda la familia por el lacado brillante y lleno de sabor que caracteriza la mencionada salsa de origen asiático. Con esta receta siempre se triunfa con grandes y pequeños. Es una receta que resulta perfecta para compartir, tanto en reuniones familiares como de amigos y puede ser un excelente segundo plato, una ración de picoteo o incluso un plato único para una cena tranquila.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pechuga de pollo (sin filetear) 2
  • Semillas de sésamo (al gusto)
  • Salsa de soja (para sala teriyaki casera) 100 ml
  • Sake (para sala teriyaki casera) 50 ml
  • Azúcar (para sala teriyaki casera) 50 g
  • Mirin (para sala teriyaki casera) 50 ml
  • Arroz basmati (para guarnición)
  • Aceite de oliva virgen extra (un par de cucharadas)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cebolleta (la parte verde) 1
  • Jengibre fresco (un trocito de medio cm. Opcional)

Cómo hacer pollo teriyaki

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 10 m

Para hacer la salsa teriyaki casera, ponemos primero en un cazo la salsa de soja y añadimos el mirin, el azúcar, el sake y un trocito de jengibre. Calentamos a fuego fuerte hasta que hierva y, mientras, removemos hasta que el azúcar esté disuelto. Después, dejamos que la salsa cueza y reduzca durante cinco minutos (siempre sin parar de remover). Apagamos, retiramos el jengibre y dejamos reposar mientras hacemos el pollo.

Después, limpiamos las pechugas de pollo retirando las telillas y ternillas que pueda tener y las cortamos en dados de un par de centímetros. Cortamos la parte verde de la cebolleta en juliana y la salteamos con dos cucharadas de aceite de oliva. Agregamos el pollo.

pollo teriyaki

Dejamos que se dore por todas sus caras, lo que nos llevará unos cinco minutos, y agregamos la salsa teriyaki casera. Dejamos que el conjunto se cocine durante quince minutos. Cuando veamos que el pollo está brillante y la salsa prácticamente se haya consumido, apagamos el fuego.

Ya solo queda servir el pollo teriyaki en un cuenco, espolvoreado con semillas de sésamo y acompañándolo de una guarnición de arroz blanco, preferiblemente alargado, tipo jazmín o basmati.

Bowl redondo alto Universal El Corte Inglés

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Directo al paladar

En Trendencias | Pan de verdad: 15 panaderías artesanales de Madrid donde comprarlo

Temas
Inicio