Receta de pollo asado ultrarrápido: del frigorífico a la mesa en menos de 30 minutos

Receta de pollo asado ultrarrápido: del frigorífico a la mesa en menos de 30 minutos
Sin comentarios

Esta receta de pollo asado ultrarrápido la podemos tener en la mesa en menos de 30 minutos. Para ello, solo necesitamos un pollo de tamaño pequeño y, además, pediremos al pollero que nos lo abra en mariposa. De esta forma podremos cocinarlo en menos tiempo, con un resultado magnífico en apariencia y sabor. El segundo secreto es que aprovecharemos una parte del horno que rara vez se usa: la base o fondo. Esta parte actuará como un quemador debajo de la fuente de hornear, consiguiendo que la piel quede crujiente, mientras la temperatura del horno va asando el ave.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pollo entero 1
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra (cuatro cucharadas)
  • Limón (opcional para acompañar)

Cómo hacer pollo asado ultrarrápido

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 25 m

Salpimentamos el pollo previamente para que los condimentos se distribuyan uniformemente por toda la carne. Para ello, espolvoreamos el pollo con un buen puñado de sal gruesa y la frotamos para que se adhiera a la carne. Dejamos reposar durante dos horas y sacudimos el pollo para retirar la sal sobrante. Damos unos toques de molinillo de pimienta negra.

Precalentamos el horno a 250ºC durante 20 minutos. En ese tiempo, secamos bien el pollo con papel absorbente y calentamos en el fuego una sartén de hierro, o una fuente apta para el horno, con un cuatro cucharadas de aceite de oliva. Doramos la parte de la piel del pollo durante cinco minutos.

Dejamos el pollo con la piel abajo y lo colocamos en la parte baja del horno, en el fondo, no en las rejillas o baldas. La cocción tardará entre 20 y 25 minutos, dependiendo del tamaño del pollo, y de si está deshuesado o abierto en mariposa. En ese tiempo, apoyado en la parte baja del horno, se seguirá dorando la piel y el calor y aire caliente del horno asarán la carne.

Pollo asado ultrarrápido

Para verificar que está perfecto, podemos medir la temperatura en el interior del muslo y en la parte más gruesa de la pechuga con un termómetro de sonda y dejar hasta que alcance unos 75ºC. Cuando esté listo, lo sacamos del horno y lo servimos con unos gajos de limón.

Cocinando el pollo en una sartén de hierro fundido, una paella o una skillet, los resultados son óptimos, aunque podéis utilizar también una fuente de horno o la bandeja y os quedará igualmente perfecto. Lo importante es dorar bien el pollo al principio y dejar que se ase apoyado en la base o parte más baja del horno.

WMF: Sartén Fusiontec WMF

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Directo al paladar

En Trendencias | Pan de verdad: 15 panaderías artesanales de Madrid donde comprarlo

Temas
Inicio