Receta de croquetas de garbanzos y berenjena para comer legumbres con ganas y saliéndote de lo habitual

Receta de croquetas de garbanzos y berenjena para comer legumbres con ganas y saliéndote de lo habitual
Sin comentarios

A medio camino entre una croquetas de berenjena y un clásico falafel se encuentra esta receta 100% vegetal, sin huevo ni lácteos, apta para todos (o casi) todos los públicos. Estas croquetas de garbanzos y berenjena se pueden hacer de varias maneras: fritas en sartén en abundante aceite, en freidora de aire o en horno convencional. Tú decides. Una forma de incorporar legumbres en tus menús saliéndote de las recetas habituales. Además, todos sus ingredientes se encuentran con facilidad en el súper por lo que no tienes excusa.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Berenjena (grande) 1
  • Garbanzos cocidos (en conserva) 400 g
  • Harina de garbanzos 80 g
  • Curry molido
  • Comino molido
  • Sal de ajo
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra (en abundancia, para freír)
  • Pan rallado (en abundancia)

Cómo hacer croquetas de garbanzos y berenjena

Dificultad: Media
  • Tiempo total

En primer lugar, envolvemos la berenjena en papel film y la introducimos en el microondas. Programamos 12 minutos a máxima potencia. Cuando haya pasado el tiempo, comprobamos el punto y, si está tierna, la retiramos y dejamos que enfríe. Si no es el caso, la asamos un par de minutos más.

Mientras tanto, lavamos y escurrimos bien los garbanzos para retirar el líquido de la conserva. Después los introducimos en el vaso de un robot o de una batidora de mano y trituramos. Incorporamos dos cucharadas de harina de garbanzo, el curry, el comino, la sal de ajo y la sal. Volvemos a triturar.

Cuando la berenjena se haya atemperado y se deje manipular sin quemar, la abrimos por la mitad y retiramos la carne. Agregamos esta al vaso del robot y trituramos de nuevo hasta obtener una pasta homogénea en la que todos los ingredientes estén bien incorporados. Dejamos enfriar en la nevera.

Croquetas de garbanzos y berenjena

Para rebozar las croquetas, preparamos una papilla ligera con el resto de la harina de garbanzo y agua. Colocamos la harina en un plato hondo y añadimos agua poco a poco, removiendo para integrar, hasta obtener una consistencia similar al huevo batido.

Hacemos las croquetas de la manera habitual, tomando porciones de la masa con una cuchara y ayudándonos de otra para darles su característica forma. Las pasamos por la mezcla anterior y, después, por pan rallado. Las vamos colocando en una fuente mientras formamos y rebozamos el resto.

Por último, calentamos abundante aceite en una sartén freímos las croquetas hasta que estén doradas. Las dejamos escurrir en una bandeja con papel absorbente o sobre una rejilla metálica y, una vez listas, las servimos inmediatamente. Eso sí, conviene que la guarnición sea ligera ya que las croquetas sacian bastante.

Juego de 3 sartenes aluminio forjado efecto piedra El Corte Inglés

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias

Fotos | Directo al paladar

En Trendencias | Pan de verdad: 14 panaderías artesanales de Madrid donde comprarlo

Temas
Inicio