Tres razones por las que eliminar el alcohol de nuestra dieta si queremos bajar de peso

Tres razones por las que eliminar el alcohol de nuestra dieta si queremos bajar de peso
Sin comentarios

Seguir una dieta con el objetivo de perder peso y beber alcohol son dos factores bastante incompatibles. Pese a que la ingesta alcohólica siempre debería ser moderada, ya que aporta efectos negativos a nuestro cuerpo, si buscamos bajar unos kilos deberíamos dejarlo por completo. Estos son los tres principales motivos que justifican esta afirmación según los expertos de Vitónica.

Calorías vacías 

El alcohol es una fuente de calorías sin nutrientes para nuestro organismo que puede ser un obstáculo para lograr el déficit calórico necesario para perder peso. Además, "el etanol aporta 7 Kcal por gramo, más calorías que los hidratos de carbono", apuntan los expertos. 

Dificultad para quemar grasas

Cuando se ingiere el alcohol, el cuerpo utiliza estas calorías de forma prioritaria como fuente de energía, convirtiéndose así una traba para la quema de grasas.

Kevin Laminto 7ogm2xeczk0 Unsplashhttps://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/acer.12621

Aumento del apetito

A todo eso debemos sumarle que un estudio ha demostrado que el alcohol desregula el apetito. Esto puede suponer que comamos más cuando ingerimos bebidas alcohólicas y que alcanzar el déficit calórico se complique.

Por último, el consumo de alcohol puede interferir en el descanso nocturno y, a causa de su efecto diurético, producir deshidratación. Ambas condiciones favorecen el aumento de peso.

Por todos estos motivos no es recomendable beber alcohol si estamos siguiendo una dieta enfocada a la pérdida de peso. Aunque no busquemos un déficit calórico, también es aconsejable consumir alcohol de forma responsable.

Fotografías | Unsplash

Temas
Inicio