Compartir
Publicidad
Siete salsas low carb para aderezar nuestra dieta keto
Dietas y Nutrición

Siete salsas low carb para aderezar nuestra dieta keto

Publicidad
Publicidad

Las dietas conocidas como low carb han entrado fuerte en nuestra vida y ya están instaladas. La idea detrás de estas dietas es reducir lo máximo posible la presencia de carbohidratos en nuestra alimentación y reforzar la de proteínas y grasas saludables. 

Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con la archiconocida dieta keto o cetogénica. Hace unos días os dimos 11 ideas de recetas perfectamente aptas para seguir la dieta keto. Sin embargo, cuando pensamos en con qué acompañar esas recetas la cosa se puede complicar. Por ello, hoy os traemos siete ideas de salsas low carb que harán nuestras delicias más bajas en carbohidratos. 

Salsa coreana

La salsa corena es una de las salsas más conocidas en Corea y que se utiliza, habitualmente, para acompañar a uno de sus banchan más conocidos: el bibimbap

Salsa Coreana

Para elaborar esta salsa necesitaremos dos cucharadas de salsa de soja, dos cucharadas de agua, una cucharada de almidón de maíz, dos cucharadas de aceite de sésamo, dos cucharadas de semillas de sésamo y la parte verde de una cebolleta. 

Mezclaremos la salsa de soja con el agua y el almidón de maíz. Cuando esté bien mezclado añadimos el aceite de sésamo, las semillas y la cebolleta bien picada y mezclamos con un tenedor hasta que esté bien mezclada y emulsionada. Esta salsa coreana low carb se puede utilizar para acompañar carnes, como en el plato de ternera semiasada que nos presentan nuestros compañeros de Directo al Paladar. 

Salsa bearnesa

Hay una serie de salsas sin las que no podemos vivir y que son algunas de las más conocidas y más utilizadas de la cocina mundial. Entre ellas encontramos la salsa holandesa, la mayonesa, las básicas vinagretas y, por supuesto, la salsa bearnesa. La buena noticia es que esta última es perfectamente apta en una dieta low carb

Para elaborarla necesitaremos dos huevos, mantequilla clarificada, vinagre de estragón, vinagre de vino blanco, perejil, chalotas, pimienta negra, sal y pimienta. 

 

Las chalotas picadas, el vinagre, el vino blanco y la pimienta se cuece primero hasta que se reduce. Después se cuela y se enfría. Una vez frío, se baten las yemas junto a esta mezcla al baño maría hasta que se monta. Después se añade poco a poco la mantequilla y cuando está lista, finalmente el perejil. 

Salsa teriyaki

La salsa teriyaki se ha puesto de moda y no nos extraña teniendo en cuenta que se trata de una salsa deliciosa, que aporta un toque asiático buenísimo a cualquier cosa que toca. 

Salsa Teriyaki 1

Podemos comprarla ya hecha, pero es mejor si la elaboramos en casa, de manera que controlemos bien los ingredientes que se van a utilizar. Para ello necesitaremos salsa de soja, vinagre de arroz, dientes de ajo picados, jengibre molido, almidón de maíz, agua y aceite de sésamo. Evitaremos el azúcar para no salirnos de la dieta low carb

La elaboración es sencilla: basta con introducir todos los ingredientes en un bol y triturar con la batidora hasta conseguir la salsa. Si nos gusta más espesa podemos hervirla hasta que se reduzca. Existen muchas recetas en las que podemos incluir la salsa teriyaki, pero estas alitas de pollo teriyaki nos han enamorado y nos mantienen en la dieta keto. 

Guacamole 

El guacamole no es, propiamente dicho, una salsa, pero es un gran acompañamiento que puede, sin problema, hacer las veces de salsa y, además, es low carb

Guacamole

Tan solo necesitaremos un par de aguacates maduros, tomate, cebolla, chile jalapeño, cilantro, lima y sal. Se pican la cebolla y el chile finamente y el tomate en dados. Picamos las hojas del cilantro limpias, y cortamos el aguacate por la mitad quitando el hueso. Machacamos con el tenedor, añadimos los demás ingredientes y el zumo de la mitad de una lima. Sazonamos y listo. 

Salsa holandesa

La salsa holandesa es una de las más habituales y deliciosas para acompañar diferentes pescados y nos permite mantenernos en la dieta keto ya que se trata de una salsa low carb.

Se elabora con yemas de huevo, mantequilla clarificada, sal, pimienta, zumo de limón, agua fría y vino blanco. Se reduce el agua y el vino, y cuando está frío se bate al baño maría con las yemas de huevo y el zumo de limón. Se bate hasta que las yemas doblen su tamaño. Se añade poco a poco a poco la mantequilla mientras seguimos batiendo. Después se añade la sal y la pimienta y tenemos lista la salsa holandesa para añadir a pescados como el rodaballo a la plancha con salsa holandesa y boletus

Rodaballo

Salsa de cítricos y jengibre

Si hay algo que te apaña una salsa low carb eso son los cítricos. Además, esta salsa de cítricos y jengibre, ideal para acompañar platos como el salmón al horno, se elabora de forma muy sencilla. Basta con mezclar en un cazo zumo de pomelo, de naranja, sirope de arce y jengibre fresco rallado. Se pone a hervir y cuando hierva se baja el fuego y se deja cocer 15 minutos. Listo para disfrutar. 

Salsa Citricos

Salsa de yogur y menta

El yogur, natural y sin azúcar, es otro de esos alimentos que nos arreglan una salsa en un momento, manteniéndola low carb. Esta salsa de yogur y menta es ideal para añadirla a diferentes carnes a las que aporta un sabor muy fresco. 

Chuletillas

Se elabora con tan solo yogur y menta. Se mezcla bien el yogur con la menta, pudiendo añadir un poco de aceite de oliva o pimienta si lo deseamos. Una ve mezclado, se lo aplicamos a la carne que deseemos, como en unas chuletillas de cordero a la parrilla con salsa de yogur y menta

Imágenes Pexels,  Directo al Paladar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio