Frida Kahlo sale del museo con una expo inmersiva a medio camino entre el arte, la performance y el cine (y la hemos visitado en Madrid)

Frida Kahlo sale del museo con una expo inmersiva a medio camino entre el arte, la performance y el cine (y la hemos visitado en Madrid)
Sin comentarios

"Nunca pinté mis sueños, solo mi propia realidad", así es como Frida Kahlo explicaba en vida que no se consideraba surrealista, corriente artística en la que se han englobado sus cuadros. De hecho, tal y como ella misma reconocía, ni se le había pasado por la cabeza que pudiera serlo hasta que llegó André Breton a México y se lo dijo. Otra de sus célebres citas dice "pinto flores, así no mueren" y, entre otras muchas, ambas resuenan en el Teatro Instante con cada nuevo pase de Vida y obra de Frida Kahlo. Una exposición que rompe con la tradición para convertirse en toda una experiencia con la ayuda de la tecnología.

Los días de la que, a día de hoy, es una de las pintoras más célebres de la historia estuvieron marcados por el tormento de la mala salud y el amor tóxico, haciendo de su vida y obra dos mitades de un todo indivisible. Ahora, una exposición inmersiva lo plasma con toda la potencia de pinturas como Las dos Fridas, El venado herido o Diego en mis pensamientos. Y lo sabemos de primera porque la hemos visitado y no solo es una preciosidad sino que, en una época en la que parece que ya lo hemos visto todo sobre la artista, logra sorprender y alzarse como muestra única en su especie.

"Viva la vida" vs. "Espero alegre la salida y no volver jamás"

Contemplar la obra de Frida genera en el espectador la certeza de que solo hay dos cosas seguras en la existencia de todo ser humano: la vida y la muerte. Luego está todo lo que hay en medio y que ella retrató a todo color y haciendo que salpicara la oscuridad de lo primero hasta quedar cubierta de tonos brillantes.

No obstante, no se ha necesitado la cesión de ninguna obra por parte de ningún museo para montar Vida y obra de Frida Kahlo. Solo cuatro paredes desnudas y un altar pintado de blanco a modo de lienzos sobres los que proyectar fotos de Frida de cuando era pequeña y de su familia, animaciones de cuadros cuyos personajes cobran vida... y una cuidada narración dramatizada que hace un repaso por su trayectoria personal y profesional a través de citas y extractos del diario de la mexicana.

Hasta la banda sonora es original y corre a cargo del compositor y pianista Arturo Cardellús, nominado a un premio Goya. Además, ha sido grabada con la Budapest Art Orchestra de la mano de su director de orquesta, Peter Pejtsik. Y es que este proyecto se encuentra a medio camino entre el arte, la performance y el cine.

Para ello, se ha diseñado un innovador espacio expositivo en una antigua cochera de autobuses, al más puto estilo industrial como la expo sobre Peter Lindbergh que tiene estos días en A coruña, y que cuenta con 1.129 m2 de superficie de proyección HD (incluyendo paredes y suelos) y 38 proyectores de última generación.

El resultado es una puesta en escena multisensorial de la vida y trayectoria pictórica de la artista mexicana en la que más de cien obras plásticas, literarias y fotográficas cobran vida tomando como punto de partida el carácter autobiográfico de la obra de Frida Kahlo.

Accionaexhibitions 262274643 5193825683979976 1461003922921112249 N

Una biografía marcada por el sufrimiento desde la enfermedad que se manifestó desde su más tierna infancia con la polio, hasta las secuelas del accidente de autobús que incluyeron dolores crónicos y la imposibilidad de engendrar. Pasando por las infidelidades de su esposo Diego Rivera. Eso sí, siempre rompiendo tabús en el lienzo sobre el cuerpo y la sexualidad femenina. No por nada es actualmente símbolo del feminismo en el arte.

No cabe duda de que, además, Kahlo supo crear también un personaje con su icónica forma de vestir y arreglarse inspirada en vestimentas y abalorios indígenas, y su negativa a depilarse cejas y bigote. Algo que la ha llevado a convertirse en sinónimo de marca rentable de merchandising de todo tipo,  a pesar del tremendo dolor que supuran sus cuadros y las cotas de oscuridad que pueden llegar a alcanzar hasta sus colores más vivos y, sobre todo, a pesar de que la artista era oficialmente miembro del partido comunista y, cuando murió, su féretro fue cubierto con la bandera roja de la hoz y el martillo.

Exposicion 1 1

La experiencia acaba de estrenarse en el madrileño barrio de Delicias y podrá visitarse hasta el 1 de abril en el Teatro Instante (C/ Palos de la Frontera, 20). Después de su paso por la capital, se trasladará a Barcelona y recorrerá otras ciudades europeas y asiáticas como Copenhague o Bangkok.

Fotos | Cortesía de Acciona

Temas
Inicio