Irina Shayk

Publicidad
Publicidad

Noticias de Irina Shayk en Trendencias

Anoche se celebró el centenario de la WWD Gala (Women’s Wear Daily) y como no, el mejor escenario para celebrar tal acto fue la ciudad de Nueva York. Hasta allí se desplazaron miles de rostros conocidos muy arraigados al mundo de la moda. Luciendo sus mejores galas (aunque algunas se pusieron lo primero que encontraron), posaron en el photocall de la manera más seductora posible. Las hermanas Olsen, Ashley y Mary-Kate, no se quisieron perder el evento y aparecieron con dos looks muy dejados, algo que ya venimos viendo desde hace mucho.

Ambas con un total look en negro, Ashley se decantó por un vestido hasta los tobillos y abrigo del mismo corte con pelo en el cuello. Muy años 50 y de mujeres de avanzada edad. lo único que salvaría de su look son esos zapatos de Manolo Blahnik, ¿los recordáis? Son los protagonistas de la película ‘Sexo en Nueva York‘. Mary-Kate por su parte prefirió enfundarse en un abrigo tipo yeti, falda a la altura de las rodillas de piel y unos fantásticos zapatos de Louis Vuitton (¡gracias por la información!).

Otra que eligió el negro para vestirse fue la diseñadora Diane Von Furstenberg, dándole protagonismo a su chaqueta de brillantina.

La mujer más temida por todos, Anna Wintour, hacía su aparición estelar enfundada en un vestido tipo tubo de flores. Lo combinó con unas botas altas negras de raso y un abrigo tipo el de Ashley Olsen. Como joyas se decantó por un collar dorado que hacía el efecto que estuviera integrado en el vestido.

La chica menos pija de Gossip Girl, Jessica Szohr, asistió con un mono de raso negro combinado con unos botines de punta de leopardo.

La diseñadora de las bailarinas de las famosas, Tory Burch, eligió un look muy parecido al de Olivia Palermo en los ACE Awards.

Y de una diseñadora de zapatos pasamos a otra ya que Tamara Mellon, diseñadora de Jimmy Choo, asistió con un vestido de tubo negro y un fantástico clutch en print-animal.

Petra Nemcova escogió el azul eléctrico para la gala.

La novia de Cristiano Ronaldo, Irina Shayk, está que no para. Para tal evento escogió un minivestido en blanco con blazer, cinturón, clutch y botines en negro. La elección del calzado, a mi parecer fue totalmente errónea, no encajaba para nada con su outfit.

Esperemos que esta gala puede cumplir muchos más, y que año tras año podamos ver nuevos looks de nuestras celebrities preferidas.

Publicidad
Inicio