De por qué Shakira es juzgada como una despechada pero a Gerard Piqué se le ríen las gracias

De por qué Shakira es juzgada como una despechada pero a Gerard Piqué se le ríen las gracias
Sin comentarios

Cuando Britney Spears y Justin Timberlake terminaron su relación pasó algo que quizá te recuerde a la nueva canción de Shakira con Bizarrap. Hace veinte años la canción de Justin con la que ganó el Grammy a la mejor interpretación pop masculina, Cry Me A River, llegaba para convertirse en una icónica. No solo la letra hacía referencia a Spears, también había imágenes en el videoclip que nos recordaban a ella y la canción de ruptura fue historia de la música.

Veinte años más tarde Shakira hacía lo mismo con la sesión de BZRP y su canción hacía referencias más que claras a su relación con Gerard Piqué. La letra era directa y la canción acumula más de 122 millones de reproducciones (la canción en español más rápida en lograrlo). Ha sido tal el éxito y el debate que ha generado que hasta las marcas han aprovechado el tirón que ha tenido para sacar provecho de la polémica creada.

Podríamos pensar que lo de Justin Timberlake y Shakira es lo mismo, solo que con una diferencia: a la cantante colombiana buena parte de la sociedad la tachaba de mala madre, despechada y hasta de falta de sororidad por escribir una canción que reflejaba su manera de pensar y su ruptura.

Cuando la mujer es la despechada (y juzgada) en la ruptura

Obviamente no es la primera vez que ocurre. No sé la cantidad de veces que he oído cómo se juzga a Taylor Swift por expresar con su música y su trabajo todo lo que piensa. O a Miley Cyrus. O en realidad a cualquier mujer a la que se analiza con lupa por sus actos como no se juzgaría a un hombre.

Rutura Gerard Pique Y Shakira

De Piqué se dice que “se ha tomado con humor la canción” porque llegaba con un Twingo y aseguraba que Casio les había dado relojes y tenían un acuerdo con él. Fuera queda la infidelidad con la que era su mujer, que de eso no dice nada.

Y ojo, que no entraremos a juzgar que Piqué se haya enamorado de otra persona, algo que podría pasarle a cualquiera, sino que analizamos el debate que parece surgir en torno a una mujer y que en muy pocas ocasiones surge en torno a un hombre.

En cambio de Shakira se ha llegado a decir que no pensó en sus hijos al escribir esta canción (ni Te felicito que cantaba con Raw Alejandro, o Monotonía con Ozuna), que es una despechada de manual, que no ha superado la ruptura, que se aprovecha de la situación para ganar dinero, que debería pensar en Clara Chía, que esto que hace es poco feminista. Hasta se ha juzgado su look para el videoclip, el sujetador rosa con el que aparece cantando.

Ella es juzgada por expresar sus sentimientos y pensamientos con su trabajo. Lleva años escribiendo canciones de su vida y sus vivencias, pero cuando se trata de estas cosas el talento de la cantante no se valora y lo que hace es dejarse a un lado. Solo es una mujer despechada que no ha pasado página. En cambio Gerard Piqué hace lo que hace y todos ríen.

No es que seamos team Shakira o team Piqué. No juzgamos por qué se ha roto la relación, cuáles han sido los motivos de la ruptura, del fin del amor o de la relación en sí. Nos planteamos por qué Shakira es juzgada como una despechada pero a Gerard Piqué se le ríen las gracias y la verdad es que suena a patriarcado, reflexión que ya hemos podido ver en Twitter.

Tal vez polémicas como esta, canciones con tantísimas reproducciones, situaciones que viven personas tan mediáticas como Shakira y Piqué, nos permitan replantearnos cómo vemos las relaciones y cómo juzgamos de manera diferente a hombres y mujeres.

Mientras hacemos esa reflexión, por suerte tenemos a seres maravillosos como Shakira (que sigue sumando momentazos como el del maniquí de bruja que ha vivido este fin de semana) que ponen voz y letra a situaciones que podríamos vivir cualquiera.

Shakira Pesche Ruptura Gerard Pique

No será la primera vez que una mujer famosa es juzgada en una ruptura. Y no solo famosa. Yo misma me he visto juzgada al vivir una situación muy similar a la de Shakira. Te pongo en contexto. Tienes una pareja que se enamora de otra persona. Te miente, te engaña, te deja y aún así, eres una despechada si abres la boca. Muchos oirán resentimiento. Ni dolor ni orgullo. Eres la dejada. No puedes hablar sin que se te juzgue por ello y cuando escuchas las canciones de Shakira piensas: "Dilo reina. Dilo alto porque esta es justo mi situación y no creo que pudiera encontrar una mejor representante".

Siempre han existido las canciones de despecho. De hecho para creadoras y creadores sirve para sanar y pasar página, algo que la propia Shakira ha asegurado en su cuenta de Instagram. Y la cantante dice mucho más y se marca un alegato feminista que nos representa. "Quiero abrazar a las millones de mujeres que se sublevan ante los que nos hacen sentir insignificantes. Mujeres que defienden lo que sienten y piensan, y alzan la mano cuando no están de acuerdo, aunque otros levanten las cejas [...]. No como nos lo ordena la sociedad, sino de la manera que se nos ocurra, la que nos sirva para salir adelante por nuestros hijos, nuestros padres y por aquellos que nos necesitan y esperan en nosotras."

 

Por suerte la vida es divertida y la borrasca que está ahora sobre España se llama Gerard. Parece casualidad pero yo lo llamo justicia poética, y el éxito rotundo que está acompañando a Shakira, también.

Fotos | G3online (Fotógrafo Sergio R. Moreno), G3online_nl (Fotógrafo Enrique Palomares)

En Trendencias |  Las mejores películas románticas y de amor para ver en pareja (y dónde encontrarlas todas)

Temas
Inicio