Cupiosexual: el nuevo concepto con que ampliar tu glosario LGTBIQ+

Cupiosexual: el nuevo concepto con que ampliar tu glosario LGTBIQ+
Sin comentarios

El lenguaje es una herramienta de inclusión altamente eficiente. Usada debidamente consigue que seamos más conscientes de todo lo que existe en el mundo, también si hablamos de sexualidad.

Ampliando los términos en cuanto a orientación sexual se refiere, podemos conseguir que todos conozcan de una manera más sencilla, quiénes somos. Y es que hace mucho tiempo ya que la sexualidad se redujo a heteros y homosexuales. Se han ido sumando conceptos con los años que consiguen abarcar muchísimo más, como el de la cupiosexualidad, y que no se limitan al blanco o al negro, porque hay una gran escala de grises en lo que a sexualidad se refiere.

Ya te hemos explicado en más de una ocasión la diferencia entre orientación sexual e identidad de género, y hoy incluiremos un término más que puede que no conozcas y que hace referencia a lo primero.

Qué es la cupiosexualidad

Enmarcada en el espectro de la asexualidad, la cupiosexualidad es un término que se incluye en esa categoría. Los psicólogos expertos de La sexología, explicaban que “la asexualidad se caracteriza porque la persona no experimenta atracción sexual hacia otras personas, o bien sólo siente esta atracción sexual hacia otras personas en condiciones muy determinadas o muy raramente y de forma muy puntual en su vida.”. La cupiosexualidad entraría dentro de la segunda condición.

Una persona cupiosexual no experimenta atracción sexual pero puede desear tener relaciones sexuales igual, a pesar de no sentir atracción ninguna. Nace de un término ahora en desuso y que ha sustituido, la kalosexualidad, y englobaría a aquellas personas que disfrutan de la experiencia de tener relaciones sexuales y quieren tener una relación sexual con su pareja pero no se sienten atraídos sexualmente por nadie.

Cupiosexualidad Que Es

Una definición de la atracción sexual

Para entenderla un poco mejor explicaremos qué es la atracción sexual para comprender mejor la cupiosexualidad. Cuando hablamos de atracción sexual lo hacemos de la atracción que hace que las personas muestren un interés sexual en otra persona. Es algo dinámico que según este estudio de la Universidad de Swansea en Reino Unido, depende de factores como la apariencia física, la conexión emocional, la raza y hasta los recursos entre otros condicionantes.

A cada persona le puede atraer algo diferente y aunque existen numerosos estudios que analizan qué factores son más comunes, también es posible (y completamente normal) que no sintamos atracción sexual por nadie, como le ocurre a una persona axexual. Pero no sentir atracción no implica necesariamente no disfrutar del sexo o no desear practicarlo.

Así, podríamos definir la cupiosexualidad como aquella en la que la persona no se siente atraída por otra pero disfruta de las relaciones sexuales y tiene el deseo de practicar sexo aunque no exista atracción.

Fotos | Thomas Griesbeck y Shingi Rice en Unsplash

Temas
Inicio