Compartir
Publicidad

He visto Élite, me ha gustado y no me avergüenzo. Te contamos por qué todos hablan de la nueva serie teen de Netflix

He visto Élite, me ha gustado y no me avergüenzo. Te contamos por qué todos hablan de la nueva serie teen de Netflix
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hola, soy Ana y soy Élite-adicta. Y no me avergüenzo, porque la nueva serie española de Netflix no es solo para teenegers. Su target es tan amplio que conquista aunque seas un viejoven y tus 16 primaveras queden muy lejos. Es directa, rompedora y causa una terrible adicción que hace que te bebas sus ocho capítulos en un par de días. Y nos gusta. Mucho. Te contamos por qué Élite ha marcado un antes y un después en el young adult de las series españolas.

Has leído que es la historia de un grupo de chavales de instituto, y a ti se te viene a la cabeza Física o Química. Pero nada más lejos de la realidad. Élite, la nueva serie española de Netflix, no es descafeinada (en absoluto) ni se parece a otras series teen españolas. Queda lejos del estilo de telenovela al que estamos acostumbrados en ese tipo de género en España y en sus ocho capítulos nos brinda un thriller adolescente que comienza con un asesinato y está cargado de sexo, drogas y rock&roll.

Atención: alerta spoiler. No te prometemos que no vayas a leer algo que pueda estropear alguna trama de la serie, pero no te preocupes, seremos una tumba con su final.

Élite defiende la marca España inspirándose en muchos éxitos del pasado

Elite Netlix 3

Élite consigue muchas cosas durante sus capítulos. Primero que quieras saber dónde han comprado esos maravillosos vestidos de fiesta. Segundo que se te vengan a la cabeza otras series y películas. Pinceladas del elitismo de Gossip Girl, estructurada como en Big Little Lies (aunque en este caso sabemos quién es la asesinada en el primer capítulo, pero no quién la mata), con un poquito de The OC y su romance pobre-rica (también presente en Gossip Girl), una trama secundaria que nos recuerda a Crueles Intenciones protagonizada por Nadia y Guzmán, y escenas tórridas como en Criaturas Salvajes.

Pero aunque en el primer capítulo sientas que “eso” ya lo has visto, espera a ver el segundo. Te enganchará. Y aunque seguirá recordándote ligeramente a otras series, dejarás de verlas a ellas y Élite se convertirá en algo rompedor y entenderás el por qué del hype que Netflix lleva meses trabajando.

Elite Netflix Nadia Lucrecia

Trap, dance e indie: música millennial para triunfar

Una serie que tiene a Rosalía en su banda sonora ya tiene muchos puntos ganados. Pero si le sumas el trap de C. Tangana y Bad Gyal, el pop de Cristina y los Subterraneos, el dance de Jungle y Saxity o el indie de La Casa Azul y Dorian, ya lo tienes todo. Uno de los motivos por lo que nos ha encantado Élite es su increíble banda sonora. Es de las mejores que hemos oído desde Peaky Blinders.

Trío de ases: los personajes de Samuel, Nano y Marina convencen y mucho

Elite Netflix Samuel

Los ojos de Samuel casi en el primer frame de la serie son la demostración de que estamos ante una de las nuevas caras del cine español. En su primer papel protagonista, Itzan Escamilla nos convence.

Elite Netflix Marina Nano

María Pedraza y Jaime Lorente ya nos enamoraron en La Casa de Papel, pero lo de Élite va un paso más allá. La relación a tres de la rebelde Marina (María Pedraza) con los hermanos Samuel (Itzan Escamilla) y Nano (Jaime Lorente) es maravillosa.

Todos los personajes importan. Una serie sin secundarios

Si bien es cierto que los protagonistas son Samuel y Marina, los demás personajes no quedan en un segundo plano y sus tramas son tanto o más interesantes que el lío amoroso entre niño pobre y chica rica con problemas.

Elite Netflix Gala Christian Y Polo

Miguel Herrán (Goya al Mejor Actor Revelación en 2016 por A cambio de nada), que repite éxito tras La Casa de Papel, está brillante hasta en los desnudos en su papel de Christian , y el trío que forma con Ester Expósito (Carla) y Álvaro Rico (Polo), es uno de los más heavys de la serie. Los tres protagonizan las escenas más transgresoras sexualmente hablando: una pareja aburrida prueba el voyeurismo para echarle picante a la relación y deriva en un trío que no escatima en besos, gemidos y torsos desnudos.

Elite Netfliz Guzman Nadia

Miguel Bernardeau (que tiene los ojos de su madre, Ana Duato) es la demostración clara de que los buenos no son tan buenos ni los malos tan malos. Su personaje, Guzmán, evoluciona gracias a sus interacciones con su familia (es el hermano de Marina), con Lu (Danna Paola) y Nadia (Mina El Hammani), y se transforma del más odiado en el primer capítulo al típico personaje con el que forrarías tu carpeta en el instituto.

Elite Netflix Omar Ander

Aarón Piper y Omar Ayuso cierran el reparto adolescente (que es el que brilla en la serie) e interpretan a una pareja de lo más peculiar. Un futuro tenista, Ander (Aarón Piper), acaba enamorándose de un camello musulmán, Omar (Omar Ayuso). Y el lío está servido. No pueden estar juntos, nadie que sabe que son gays, pero interpretan la historia de amor más bonita de la serie.

Verás sexo, pero no será tan teen como imaginas

¿Crees que los teenegers de este país no mantienen relaciones sexuales? Pues siento ser yo quien te lo diga, pero el sexo está presente entre los adolescentes, y esta serie lo refleja (y mucho). Habrá tetas y culos y oirás el placer al igual que lo verás. Porque las escenas de sexo ya no son tan extrañas (sino acuérdate de Banshee o Shameless) pero sí, en Élite son más explícitas y recurrentes de lo que acostumbraban las series juveniles.

Y no imagines sexo sin justificación. El sexo será necesario para la trama y aporta un toque hot que consigue que te acerques más a los personajes.

Hablemos claro: temas tabúes tratados por adolescentes

Prejuicios, estigmas y tabúes tratados con normalidad. Así es como consigue triunfar Élite. Lo que menos importa es el asesinato de Marina, importa mucho más hablar de temas que preocupan a los jóvenes, como una homosexualidad no tan normalizada como parece (aún son muchos los adolescentes que temen la reacción de su entorno al saber que son gays).

El elitismo, la corrupción, el VIH, el racismo, la lucha de clases, la religión, la libertad sexual. Son algunos de los temas que Élite toca de forma directa con sus tramas, al igual que ya hicieron series como Skam. No es habitual que una serie juvenil hable de relaciones abiertas, de sexo con terceros, de tríos o incluso de fetiches sexuales. Pues Élite lo hace y sin pelos en la lengua.

Elite Netlix

Sí, me he visto la serie en un día y sí, estoy deseando que anuncien el estreno de su segunda temporada, porque este final abierto me ha dejado una sangrante necesidad de más. ¿Y tú? ¿Has sucumbido a la nueva moda normie y has caído ya en las garras de Élite?

Fotos| Netflix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio