Compartir
Publicidad

El glamour de manifestarse de Cavalli

El glamour de manifestarse de Cavalli
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya se han filtrado casi todas las imágenes de las campañas que llenarán los números de septiembre de las revistas de moda, y la única que ha llamado mi atención junto con la maravilla de Kenzo es la de Just Cavalli. La línea joven de Cavalli ha optado por inspirarse en uno de los fenómenos recientes que más minutos de informativos llena en los últimos tiempos: las protestas ciudadanas, que en España protagonizan movimientos como el 15M o la PAH, o en el extranjero con la primavera árabe, Occupy Wall Street o la revuelta turca.

Pero las protestas de Just Cavalli son de otro tipo. Ellos luchan por la belleza, la juventud, por la libertad de vestir cómo quieran. Sus intereses son otros. Pero salen a la calle, concretamente a las de Barcelona, donde ha sido rodada y fotografiada la campaña, para protestar y alzar su voz para conseguir sus objetivos, incluso en ropa interior y bufanda si es necesario. Y también sufren el acoso de las fuerzas del orden. Son atacados por unos antidisturbios con las mejores mandíbulas y pómulos que se recuerdan.

desnudo

Tras años y años de campañas llenas de sexo en todas su vertientes: en grupo, en solitario, pubis depilados con la forma del logo de la marca,... recreaciones de violaciones, modelos con una estética muy cercana a la de yonkies rodeados de un polvo blanco, gente estúpida, resulta casi imposible impactar con algo.

Ha quedado claro que la moda puede llevar glamour a cualquier aspecto de la vida. Lo más inesperado puede pasar a formar parte de una campaña o un editorial de una revista. Steven Meisel es especialista en tocar temas espinosos en sus editoriales: la guerra de Irak, instituciones psiquiátricas, las operaciones de cirugía estética o detenciones y abusos policiales cómo los que protagonizaban el llamado "State of emergency".

grupo 1

El negocio más superficial del mundo llevando al extremo el tópico sin ningún tipo de pudor. Son perfectamente consciente de la banalización que produce tocar algo así. Oliviero Toscani forjó así su fama y llevó al éxito a Benetton. Lo importante es crear vínculos emocionales con el posible cliente y lo que sale en el telediario puede ser una forma como otra cualquiera de refrescar en la mente del comprador una campaña o captar su atención entre el montón de páginas con anuncios de una revista. Así de simple.

Es muy improbable encontrarse a un cliente de Just Cavalli en una manifestación. Menos aún de que lleve alguno de los modelitos para protestar en caso de que acudiese. La moda vende sueños y si hoy la fantasía es la de un mundo más justo las marcas también están dispuestos a vendértelo.

policia 1

Fotos | Just Cavalli En Trendencias | Chanel a la conquista de Asia en su nueva campaña, los tiempos cambian En Trendencias | Sienna Miller y el rock británico de Burberry

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos