Cerebro sano, vida feliz. Los trucos de Harvard para que tu vida social te ayude a cuidar tu salud mental

Una vida social rica tiene grandes beneficios a nivel psicológico según la ciencia, especialmente pasados los 40

Cosas Que Recomienda Harvard Para Que Tu Vida Social Siga
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Para tener un cerebro sano, tengas la edad que tengas, necesitas hábitos saludables. Es más, seguir unos buenos hábitos podría reducir en un 40% los casos de Alzheimer y hasta en un 90% los ictus según los expertos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Para conseguirlo, es necesario mantenerse activo intelectualmente realizando actividades que estimulen la actividad cerebral como leer, escribir, bailar, aprender un nuevo idioma o resolver crucigramas. También es necesario evitar el estrés y tener una actitud positiva ante la vida.

También son imprescindibles varios ingredientes a nivel físico como un correcto descanso. Dormir entre siete y nueve horas de cada 24 horas, es fundamental para afrontar el día con el cerebro a pleno rendimiento. El ejercicio físico es fundamental según SEN para mantener activo el cerebro, y además llevar una correcta alimentación nos ayuda a tener un cerebro sano.

Pero además de todo esto necesitamos las relaciones sociales para cuidar de nuestro cerebro. Las relaciones son, en palabras de la Universidad de Harvard, esenciales. Y cuando tenemos un cerebro sano, somos más felices. Cuando socializamos estamos estimulando la atención y la memoria y ayudando a fortalecer las redes neuronales. Los científicos han descubierto que las personas con fuertes vínculos sociales tienen menos probabilidades de experimentar deterioro cognitivo que las personas que pasan la mayor parte del tiempo solas. De hecho, cuando las personas se sienten solas, su riesgo de demencia aumenta hasta en un 40%.

Cuando somos jóvenes, socializar no es complicado pero a medida que nos hacemos mayores es algo más complejo. Tu círculo de amistad, por ejemplo, se disuelve en algunos casos con la paternidad, que existe un tiempo que antes dedicaban a otras relaciones, o cuando el trabajo empieza a ocupar parte de tu vida. Puede que hayas llegado a los 40 con la sensación de que estás algo desconectada y que cada vez tu círculo es más y más pequeño. En Harvard tienen tres trucos para que hacer nuevas amistades no te cueste tanto.

Cosas Que Recomienda Harvard Para Que Tu Vida Social Siga 1

Menos es más

Lo que importa en lo que a relaciones se refiere es la calidad, no la cantidad. Y es que las relaciones interpersonales, al igual que el trabajo, pueden afectar a tu salud mental para mal como es el caso de amistades tóxicas. Según este estudio, las mujeres con altos niveles de tensión social tenían más probabilidades de experimentar problemas cardíacos graves en 15 años que aquellas que no lo hicieron. Y también afecta a tu cerebro, como explican en Harvard. Por eso es mejor invertir tu tiempo en relaciones que te relajen y te hagan sentir bien que tratar de aumentar de una forma desmedida el número de amigos que tienes.

Recupera viejas amistades

Si no tienes un círculo lo suficientemente amplio, puedes buscar nuevas amistades o, como recomiendan en Harvard Health Publishing, recuperar amistades. “Una de las formas más sencillas de encontrar relaciones satisfactorias es volver a conectarse con buenos amigos con los que has perdido contacto a lo largo de los años”. Gracias a las redes sociales esto es más fácil que nunca, porque podemos conectar con antiguos compañeros de colegio, instituto, universidad o con compañeros de trabajo con los que hace tiempo que no hablamos. Ese puede ser un excelente punto de partida para recuperar una vieja amistad.

Ábrete a nuevas experiencias

Hace cerámica desde hace casi cinco años y desde entonces he conocido a mucha gente en el proceso. Podemos conectarnos con otras personas en infinidad de sitios y además, ejercitar nuestro cerebro aprendiendo nuevas habilidades como las manualidades. En Harvard aseguran que “cuanto más abierta estés a nuevas experiencias y nuevas personas, más probable es que establezcas conexiones con otros”. Además piensa que en esos entornos es más probable que encuentres a personas con tus mismos intereses, y de ahí puede salir una amistad estupenda.

No solo con cursos, puedes buscar conectar con personas en viajes, en cenas (ahora se ha puesto de moda cenar con desconocidos) o en asociaciones. Cualquier lugar en el que puedas conocer a alguien es una oportunidad de ampliar tu círculo y evitar la soledad no elegida.

La felicidad no se busca, se trabaja cada día. Por eso es importante cultivar nuevas relaciones y buscar ampliar esa vida social cada año que pasa. Tu cerebro te lo agradecerá después. Palabra de Harvard.

Fotos | Foto de Joel Muniz en Unsplash, Les Anderson en Unsplash

En Trendencias | Las 110 mejores preguntas para conocer a alguien

En Trendencias | Los 11 villanos de Disney más malvados de la historia

Inicio