Publicidad

Ropa, joyas y coronavirus: cómo limpiar y desinfectar el virus en cada material

Ropa, joyas y coronavirus: cómo limpiar y desinfectar el virus en cada material
Sin comentarios

"Más vale prevenir que curar" es la expresión favorita de los más precavidos y una buena forma de intentar poner freno al avance del Coronavirus. La mayoría de nosotros estamos confinados en casa, pero salimos a la calle para hacer la compra o para pasear a nuestras mascotas. Cuando estamos en el exterior podemos entrar en contacto con el virus de la forma menos pensada: a través de los productos del supermercado, de los asientos de los parques o de (casi) cualquier objeto que toquemos con nuestras manos.

Por este motivo, es importante saber cómo limpiar y desinfectar el virus en cada material con el fin de poder acabar con la bacteria una vez que volvamos a casa. Las joyas son un punto álgido de infección, al igual que el plástico, el cartón o el cobre, pero aprender a tener cuidado con ellas puede ser una gran prevención.

La vida de la bacteria en cada material depende de la composición del mismo y del tiempo de contacto entre la superficie y el virus. Un reciente The Journal of Hospital expone que "una temperatura elevada de 30º o 40º reduce considerablemente la duración de la persistencia del virus. Una temperatura a 4ºC puede aumentar su permanencia hasta más de 20 días".

Investigamos sobre la relación entre el COVID-19 y los materiales para seguir las indicaciones de los expertos y tratar de detener la propagación de este virus.

La ropa y la joyería, cómo mantener a raya la limpieza y la desinfección en estas piezas

La higiene es un factor esencial para poner freno al Coronavirus, pero lavarse las manos no es la única medida de seguridad. Airear la ropa cuando volvemos a casa, lavarla a mano y mantenerla en un lugar separado son algunas de las recomendaciones de los expertos en la materia.

Rosa Pérez, enfermera y portavoz de la Secretaria de Enfermería del  Grupo de Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y  Emergencias (Semes), apunta: “[el virus] se propaga a través de  las pequeñas gotas, que pueden salir al toser o estornudar, y quedarse en la ropa al igual que en otras superficies. Esto no hace que sea necesario lavar la ropa al llegar a casa, simplemente cambiándose de  ropa y lavándose las manos al llegar de la calle o de algún hospital es suficiente”.

En este caso, la joyería (en especial los anillos) corren menos suerte dado que "el Ministerio de Sanidad de España ha recomendado en un documento técnico que se debe ”evitar el uso de anillos, pulseras, relojes de muñeca u otros adornos”".

Tanto lavarse las manos como la propia joyería es fundamental: "[Se recomienda] a todas las personas que laven al menos una vez al día sus anillos, pulseras y relojes, complementos cercanos a las manos [...] el caso de los anillos, por ejemplo, se aconseja lavarlos antes de ponerlos, mientras que otros recomiendan desinfectarlos todas las noches".

Por último, descubrimos que "es recomendable utilizar productos desinfectantes eficaces contra el coronavirus como el  peróxido de hidrógeno, aplicando el compuesto en el objeto a través de una toallita". El peróxido de hidrógeno es conocido también como agua oxigenada, un producto que todos tenemos en casa.

La lejía es primordial para limpiar y desinfectar las superficies del hogar

Los metales, plásticos y cartones son algunos de los materiales con los que podemos entrar en contacto en el exterior o que podemos infectar, nosotros mismos, cuando estamos en casa. Más allá de limpiar y desinfectar, ventilar el hogar es primordial y así lo apunta la web de la Comunidad de Madrid: "La ventilación es una buena medida para mantener la calidad del aire que respiramos [...] es necesario ventilar todas las habitaciones diariamente".

En la misma plataforma descubrimos que el empleo de lejía es el medio más favorable para acabar con el virus en casa: "la lejía doméstica es muy efectiva para la desinfección de superficies. Para que la lejía sea eficaz hay que limpiar previamente las superficies con bayetas húmedas, para recoger el polvo. Después limpiar esas mismas superficies con otra bayeta humedecida en una disolución de lejía al 1:50".

Y ahora te preguntarás, ¿cómo consigo una disolución de lejía al 1:50? La respuesta es muy sencilla y nos la ofrece la misma Comunidad de Madrid: "coger 20 ml de lejía, echarlo dentro de una botella de 1 litro, rellenar la botella con agua del grifo hasta completar, cerrar y darle la vuelta varias veces para mezclar".

Además, recomiendan preparar la mezcla el mismo día de uso y emplear guantes para esta acción.

 

El alcohol de 70º es nuestro gran aliado para los objetos personales

Los objetos metálicos o realizados con plástico son un importante foco de infección ya que suelen ser contactados a través de nuestras manos. Para limpiar y acabar con el virus en ellos, el alcohol de 70º nos servirá para este fin. La forma de hacerlo es sencillo: "mojar un paño limpio con esta disolución para desinfectar los objetos personales" apunta la Comunidad de Madrid.

En resumen, si seguimos estas pautas podemos prevenir el contagio del virus a través de las superficies y de los materiales. De esta forma, nuestro hogar será un lugar seguro y agradable donde sobrellevar el confinamiento con la mayor garantía posible.

Fotos | Instagram, Unplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios