Compartir
Publicidad
La revolución Zara: así ha transformado el fenómeno Inditex A Coruña en una de las ciudades más modernas del momento
Noticias de la industria

La revolución Zara: así ha transformado el fenómeno Inditex A Coruña en una de las ciudades más modernas del momento

Publicidad
Publicidad

Tengo un amigo que mantiene que el aeropuerto de A Coruña, según el día, se parece más a Camden Town que a una terminal aérea cualquiera. Y es cierto que en A Coruña ya no nos sorprende encontrarnos con las últimas tendencias en plena calle antes incluso de que sepamos que existen. Ni que los locales trendy surjan como setas en la zona centro. Ni encontrarnos con chóferes privados en la puerta de algunos hoteles. Es lo que algunos denominan el «efecto Inditex», la transformación de una ciudad de tamaño medio en la que se ubica la sede de uno de los principales gigantes textiles del mundo.

Cifras que hablan por sí solas

A Coruña tiene una población de 244.099 habitantes, con un área metropolitana en la que se calculan entre 400.000 y 450.000 habitantes, aproximadamente. Y es precisamente en esa área metropolitana donde se encuentra la sede principal de Inditex en el mundo. En concreto, en el polígono industrial de Sabón, en Arteixo, una localidad de algo más de 30.000 habitantes, a unos quince kilómetros del centro de A Coruña, que también ha vivido su propia revolución Inditex.

Sede Primera sede de Inditex en Arteixo (A Coruña), en 1977

Lo que hoy conocemos como Inditex nació en 1963 (como Confecciones Goa) y abrió las puertas de su primera tienda Zara en el centro de A Coruña en 1975. Poco después, en 1977, nace la sede de Arteixo, aunque, obviamente, a años luz en superficie y número de empleados que la que hoy se encuentra casi en permanente ampliación, tras inaugurarse en el año 2000. Entre finales de los años 80 y principios de los 90, comenzó la expansión internacional y la adquisición de nuevas marcas (Pull & Bear, Massimo Dutti).

Y lo que vino después ya todos lo conocemos: Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home, Uterqüe... Un imperio textil con más de 7.500 tiendas en el mundo (en 94 países, para ser exactos) y 162.450 empleados, que ha elevado a su fundador, Amancio Ortega, a la posición de hombre más rico del mundo. Y todo ello... dirigido desde un rincón del noroeste de España en el que muchas cosas giran alrededor de Inditex.

Sede Inditex Sede actual de Inditex en Arteixo

Inditex cuenta con 30.000 empleados en Galicia, gran parte de los cuales (entre 2.000 y 3.000) trabajan en la sede de Sabón, en la que se ubican los servicios centrales de Inditex, las oficinas de Zara España y Zara Home y una logística de Zara, además de varias fábricas. Extrapolando las cifras a la vida real, es difícil encontrar a un coruñés que no conozca a alguien que trabaje en Inditex, y si ampliamos la horquilla a los empleados de empresas auxiliares... casi imposible.

De la plaza de Lugo a la calle de la Estrella

Hasta el año 2006, la plaza de Lugo, ubicada en pleno centro de la ciudad, no era más que un mercado de abastos rodeado de un tráfico caótico y con cierta necesidad de renovación. Hoy, es el epicentro natural de lo que algunos han dado en llamar la «milla de oro» de Inditex.

Precisamente la renovación del mercado llevó a que tres de sus marcas (Bershka, Pull & Bear y Stradivarius) ocuparan tres de las esquinas comerciales (en la cuarta, resiste Fnac). Oysho, Zara Home y Uterqüe ocupan tres grandes locales contiguos al mercado. Massimo Dutti ha ocupado recientemente un local de varias plantas en la esquina con la cercana calle Juana de Vega, precisamente el que dejó libre Zara para abrir su tienda XXL de la calle Compostela, la segunda flagship más grande del mundo de la marca hasta la inauguración del Zara de Castellana.

Massimo Dutti A Coruna

Resumiendo, es difícil tropezar en la zona de la plaza de Lugo y no caerse dentro de un dominio de Amancio Ortega. Y eso se nota en todo: en la proliferación de otras marcas high street en el entorno, en las hordas de gente de todas las edades que entran y salen de las tiendas armadas de bolsas con las últimas compras y en un ambiente de lo más trendy. Se puede captar más street style en media hora sentado en un banco de la plaza de Lugo que en dos horas rebuscando en Instagram.

Y, si la plaza de Lugo es moda, la calle de la Estrella y sus aledañas han mutado de tradicionales calles de vinos a lugar de encuentro de bares modernos y mucho ocio afterwork. Hace un par de años me decía una amiga de Madrid que llevaba años sin venir a la ciudad «¿qué pasa en A Coruña, que no queda ni un solo bar feo?». Y eso es lo que le hemos preguntado a un hostelero de la zona, con un local situado en el epicentro del moderneo:

«Hay quien dice que el centro ha perdido parte de su encanto de tascas, pero no estoy de acuerdo. Ha aumentado la competencia y eso ha hecho subir la calidad, pero no se ha perdido la esencia de la ciudad en la que estamos. Aquí se sigue bebiendo Estrella Galicia y picando calamares y pulpo. La estética es moderna, pero nadie ha perdido de vista que esto es A Coruña», nos comenta. «¿Influencia de Inditex? En parte sí, en parte no. A esta ciudad siempre le ha gustado salir. Inditex influye en que hay mucha gente con buenos sueldos, y el dinero es fundamental para que haya ocio. Y también más gente joven, que demandan, además de calidad en los productos, locales más chic y a la moda».

¿Carácter de la ciudad o influencia de Inditex?

Hace algunos meses, La Voz de Galicia publicaba un artículo sobre la influencia de Inditex en la ciudad que levantó ampollas en las redes sociales porque muchos consideraron que se daba una imagen algo provinciana de A Coruña, salvada en cierto modo por la llegada de trabajadores de fuera a Inditex. Y eso, sumado a varias de las declaraciones que nos han hecho personas de la ciudad, nos lleva a preguntarnos si fue antes el huevo o la gallina. ¿Es tan grande la influencia de Inditex a nivel de calle o A Coruña habría evolucionado de manera similar si Confecciones Goa nunca hubiera crecido hasta convertirse en lo que es hoy?

«Decididamente, la Coruña de la era Inditex es una ciudad de diseño, una urbe de vanguardia que trata de emular los barrios cosmopolitas de Londres, Milán o Shangai», nos dice José María Paz Gago, profesor de la Universidad de A Coruña y autor del libro El octavo arte: la moda en la sociedad contemporánea. «Inditex no sólo es el pulmón económico de la ciudad de A Coruña y de su área de influencia, sino que tener ahí al lado el gran laboratorio del diseño de la moda que consume medio planeta tiene una repercusión decisiva en su tejido urbano y sociocultural, cada vez más moderno y cosmopolita».

No coincide exactamente con él Laura, trabajadora de la compañía y natural de la ciudad: «Creo que Inditex ha traído buenos sueldos a A Coruña, eso es innegable, pero no creo que en la calle haya influido tanto. Esta siempre ha sido una ciudad pija, un poco al estilo de otras ciudades medianas del norte, como Santander o San Sebastián. Aquí siempre se ha vestido bien, no hizo falta que llegara Zara para enseñarnos lo que es tendencia».

Aunque ya el lema tradicional de la ciudad habla de cosmopolitismo («la ciudad en la que nadie es forastero»), algunas voces aluden a la multiculturalidad en el tejido laboral de Inditex como causa de una mayor apertura de la ciudad al exterior. «Inditex es una empresa global y el impacto es que A Coruña se ha globalizado también. Ha generado más multiculturalismo y más diversidad. Ha pasado de ser una ciudad homogénea a diversificarse y ser más cosmopolita», opina Ana Martínez, socióloga y profesora en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de A Coruña.

De sueldos altos y alquileres de lujo

Inditex no ofrece datos sobre los salarios de sus empleados, pero es más o menos de dominio público que quien trabaja en Sabón cobra bien. En algunos casos, muy bien. Y esos salarios podrían pasar más desapercibidos en ciudades con un nivel de vida más alto, como Madrid o Barcelona, pero en A Coruña destacan. En una ciudad en la que aún es posible encontrar pisos de alquiler bastante decentes por menos de 500 euros al mes, sin embargo, el alquiler de lujo vuela.

Son muchos los empleados de Inditex que proceden de fuera de Galicia, y que optan por el alquiler como opción de vivienda. Hay edificios enteros en el centro de la ciudad en los que todos los vecinos trabajan en Inditex, y no es extraño que se firmen contratos de alquiler alrededor de los 900 o los 1.000 euros en apenas unos días. Cifras que quizá llamen menos la atención en las grandes ciudades, pero que aún sorprenden en A Coruña.

Marta Ortega Marta Ortega, en una imagen de archivo, de compras por las calles de A Coruña

Y el fenómeno no se limita a la ciudad. Arteixo también ha cambiado, quizá más incluso. Hablamos con la responsable de una inmobiliaria de Arteixo, que nos confirma que, a la hora de cerrar un alquiler, es un seguro de vida que el inquilino sea trabajador de Inditex o incluso de empresas auxiliares, a pesar de que en ocasiones son alquileres no tan a largo plazo como otros. «Cada vez más trabajadores de Inditex se quedan aquí, en lugar de irse a A Coruña. Y eso se nota en un ocio muy bueno, en la población cada vez más joven, que trae niños, abren guarderías, colegios... Para Arteixo, Inditex ha supuesto un cambio bestial».

Un street style de lujo low cost

Hace algo más de un año, cuando visitamos la nueva sede de Pull & Bear en Narón (también cerca de A Coruña), nos sorprendió escuchar las ciudades en las que el equipo de diseño buscaba el street style en el que inspirarse para las colecciones. Nos hablaron de Londres, de Estocolmo, de Barcelona, de Ibiza... y de A Coruña. Y no es la primera vez que lo hemos oído. En los ambientes de la moda, son relativamente habituales los comentarios del tipo «qué estilazo tiene la gente en A Coruña».

María Tilve, más conocida en las redes como Stella Wants To Die, muy vinculada a la ciudad por motivos familiares, lo tiene claro: «A Coruña es moda y vende moda. Sin duda, es de las ciudades de Galicia donde puedes ver todas las últimas tendencias (y las que vendrán) a pie de calle. La gente se atreve y le gusta, y en ello Inditex ha influido mucho. A la gente le sorprende que, para ser una ciudad no demasiado grande, la gente vista "tan bien" y "tan a la última"; en realidad, es sencillo, es lo que demanda la ciudad».

Y las cifras parecen dar la razón a estas opiniones. Según el estudio «El sector textil y el gasto en prendas de vestir en 2017», los gallegos están entre los que más gastan dentro de España. Solo Cataluña, Navarra y País Vasco superan el gasto anual en moda de 492 euros que promedia Galicia, 42 por encima de la media nacional de 450 euros. Y es que puede ser discutible la influencia o no del fenómeno Inditex en ello, pero lo que es innegable es que en A Coruña gusta la moda y se vive a diario en la calle.

Imágenes | Inditex, Gtresonline.

En Trendencias | ¿Cómo era Zara cuando sólo tenía una tienda? Recuerdos de una coruñesa de más de 30

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio