Lily Cole, la modelo de porcelana

Lily Cole, la modelo de porcelana
14 comentarios

En nuestra sección de las modelos más destacadas hemos hablado de alguna que otra pelirroja, como Olga Sherer o Karen Elson, pero si en la actualidad hay una pelirroja de referencia esa es sin duda Lily Cole.

A pesar de que últimamente se le asocia más al mundo del celuloide más que el de la pasarela, mi compañera Laura de Arrebatadora me recordó que Lily Cole sigue pisando fuerte, como muestra la última portada de la versión canadiense de Elle para el próximo mes de enero donde sigue dando muestras de su peculiar belleza.

ricci06_01.jpg

Los comienzos de Lily Cole datan en su Inglaterra natal donde nació en 1988. Posee por tanto 21 años, a pesar de su rostro excesivamente aniñado. A pesar de haber nacido en la localidad de Torquay, se crió junto con su hermana Elvie en Londres.

Lily ya había enfocado sus estudios a las ciencias políticas y sociales, aunque el mundo de la moda le gustaba aún más. Encontró su oportunidad en el barrio londinense de Soho cuando a Lily Cole le presentaron al actor Benjamin Hart por medio de un grupo de amigos comunes. El actor quedó prendado de su peculiar belleza y propuso buscar a Lily el camino en el mundo de la moda que tanto ansiaba, finalmente acabaría fichando por la agencia Storm.

picture-3.png

Comenzaría en el 2003 en la London Fashion Week, desfilando primero para diseñadores de segunda fila como Roksanda Ilincic o Elspeth Gibson. Pocos la conocían por aquel entonces pero su cara de muñeca de porcelana y sus largas piernas no pasaron inadvertidas para nadie, ya que Lily mide cerca de 1,80.

Ni si quiera para Steven Meisel que la eligió para una editorial de Vogue Italia semanas más tarde. Sería su primer trabajo relativamente serio, el cual le catapultaría al estrellato definitivo ya que después de ese editorial ya era requerida para desfilar en Nueva York para Anna Sui y como no, Alexander McQueen. Precisamente con Anna Sui firmaría su primera campaña.

annasui.JPG

Tras su primer año de debut llegarían los años dorados de Lily Cole sobre las pasarelas que serían el 2004 y el 2005.

En el 2004 aunque no pasaría de la treintena de desfiles por temporada sí que la veríamos para todos los grandes diseñadores. Desfilaría para Chanel, John Galliano, Marc Jacobs y un largo etcétera. Estábamos ante el comienzo del boom de las baby doll y Lily Cole era por aquel entonces el máximo exponente llegando a ganar incluso el British Award a la mejor modelo del año 2004. Sus primeras portadas llegarían también ese año 2004, para la versión inglesa y coreana de Vogue y para la revista francesa Numero.

voguecoverjuly05.jpg

Para el 2005 su cifra de desfiles se doblaría y se convierte en una de las top models más cotizadas, gracias también a sus diversas campañas publicitarias.

Durante esos dos años no le faltarían campañas, como por ejemplo la campaña de Prada(2004),cuya imagen de muñeca le venía como anillo al dedo, Hermes y TopShop todas ellas en el 2004 y las campañas de Moschino con su perfume I love love, Olive des Olives, Cacharel y Longchamp, todas ellas en el 2005. El 2006 sería también un buen año para ella, aunque pronto empezaría a abrirse camino en otros frentes como el cine, que no le dejarían tiempo para dedicarse a la pasarela como en los años posteriores. Aún así seguiría con su media de más de 30 desfiles por temporada y con campañas como las de Gap y Max Studio.

berlinmanson.jpg

Como os decíamos en ese año 2006 comienza su andadura en el mundo del cine, (ya había hecho sus pinitos de Arte Dramático en el instituto) y lo hace con un film peculiar, una versión de Alicia en el país de las maravillas dirigida por el mismísimo Marilyn Mason.

Pero este no sería su único papel, en el 2007 también rodaría la comedia St. Trinian's, en España el film se llamaría Supercañeras, y que ha pasado con más pena que gloria. También tendría un papel en la última película que realizó Heath Ledger llamada El imaginario del Doctor Parnassus.

lily-cole-782885.jpg

Dejamos de lado su actividad como actríz y volvemos a recordar su actividad en el mundo de las pasarelas. Aunque a decir verdad desde el 2007 Lily Cole ha sido más protagonista por lo todo lo que le rodea fuera de ellas más que por su propio trabajo dentro de ella. Sin ir más lejos en el 2008 protagoniza una demasiado sugerente portada de Playboy lo que provoca la reacción de varias casas de la que ella es imagen, como Mark & Spencer que rompe su contrato con la modelo británica. Por cierto, ese 2008 también desfiló en exclusiva para la colección de Mango.

Poco le importó a Lily Cole los escándalos por aquella portada de Playboy, ya que por aquel entonces podía presumir de tener asegurados 10 desfiles por temporada de máximo nivel, como los de Valentino, Chanel, Balmain, Dior y Givenchy entre otros.

article-1232883-076ef437000005dc-570_634x684.jpg

En este 2009 apenas la hemos podido ver sobre las pasarelas, tan sólo en el de Vivianne Westwood y en el desfile de Sonia Rykiel para H&M en el que Trendencias tuvo oportunidad de estar. Y es que se puede decir que ha estado más preocupada de desfilar por alfombras rojas que en pasarelas, no en vano sueña con convertirse en una gran actriz.

De todas formas, aunque acaba de ingresar en la universidad de Cambridge para continuar con sus estudios de Historia y Ciencias políticas y sociales, la podemos seguir viendo en portadas y campañas como la de la firma de cosméticos Rimmel y el calendario Pirelli 2010.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio