Compartir
Publicidad

Mulberry, crónica de una defunción sin Emma Hill

Mulberry, crónica de una defunción sin Emma Hill
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que en junio de 2013 Emma Hill dejase por sorpresa su puesto como directora creativa de Mulberry, las cosas para la firma británica han ido de mal en peor. Una cronología de desgracias que toca fondo estos días con unos datos económicos nada halagüeños.

Hace más de un año que Mulberry ya no es lo que era, una de las firmas británicas más exitosas del mercado. Sus colecciones de marroquinería con bolsos como el Alexa, nombrado así en homenaje a Alexa Chung o el Bayswater eran los favoritos de celebrities y personas pudientes, y su nombre era sinónimo de lujo.

Los seis años que Emma Hill estuvo al frente la firma fueron los mejores de Mulberry. Todas las it girls del momento querían acudir a sus fiestas y llevar sus diseños, seña de identidad del nuevo estilo británico, algo quirky, Mulberry también se hizo famosa por sus campañas con muñecos peludos y helados XXL.

Y todo comenzó a fallar...

Mulberry Ad01

Pero con la salida de Emma Hill en septiembre de 2013 por “desacuerdos con la dirección sobre la estrategia creativa y operativa” todo cambió, y la firma ha ido perdiendo fuerza trimestre tras trimestre con una caída de ventas de hasta el 50 por ciento.

Una situación tan desesperada que ni una segunda línea con precios más reducidos ni una colaboración anunciada a bombo y platillo con la modelo de moda, Cara Delevingne, pueden salvar.

Una situación tan desesperada que ni una segunda línea ni una colaboración anunciada a bombo y platillo con Cara Delevingne, pueden salvar.

A la ausencia de un director creativo que lleve las riendas del equipo de diseño y haga imagen de marca, algo indispensable en la actual industria de la moda, hay que sumar la salida de su CEO, Bruno Guillon, en marzo de 2014, un ejecutivo venido de Hermés tan solo dos años antes de su renuncia, en 2012, que pensaba convertir a Mulberry en una de las insignias del lujo. Guillon fue el causante de que Emma Hill dejase la firma, sobre todo, por una subida de precios con la que este pensaba hacer entrar a Mulberry en las grandes esferas del lujo y que, como bien pensaba Emma Hill, no era lo que la firma necesitaba.

Cara For Mulberry

Esa falta de un capitán que maneje el barco ha hecho que los multitudinarios desfiles de la firma en el Hotel Claridge's durante la Semana de la Moda de Londres hayan dejado paso a una temporada sin desfile, la de febrero de 2014, y a una sencilla presentación hace unas semanas de su colección primavera-verano 2015.

En esta situación insostenible en que se encuentra Mulberry, la firma necesita nuevo CEO y sobre todo nuevo director creativo cuanto antes. Este martes, Godfrey Davis anunciaba a través del Telegraph que la firma está buscando ya el reemplazo para esos dos puestos y que no se puede decir nada de quién sustituirá a Emma Hill porque ese diseñador está ligado por contrato a otra compañía.

Ya es hora de que lleguen buenas noticias desde Mulberry.

Foto | Gtres

Mulberry en Trendencias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos