Compartir
Publicidad
Te echaremos de menos, Michelle Obama. Ahí van 9 razones.
General

Te echaremos de menos, Michelle Obama. Ahí van 9 razones.

Publicidad
Publicidad

El papel de Primera Dama tiene siempre un punto controvertido. El propio título suena ya bastante rancio, y el hecho de que sea una atribución que llega por vía matrimonial no ayuda, claro. Pero en Estados Unidos ha sido siempre una figura importante asociada a los mandatos presidenciales, desde Eleanor Roosevelt durante la Segunda Guerra Mundial a la figura icónica de Jackie Kennedy. Sin olvidar, claro, que una de las últimas primeras damas, Hillary Clinton, puede convertirse en la primera presidenta de los Estados Unidos. Pero ni siquiera Hillary consiguió en su día enamorar a su país, y al resto del mundo, como lo ha hecho Michelle Obama. ¿Por qué? Estas son las 9 razones principales:

1. Por haber convertido el papel de Primera Dama en una institución propia

Todo hacía indicar, casi desde el principio, que Michelle no limitaría sus funciones a sonreír en las cenas de estado y acompañar a su marido en viajes y actos públicos. Desde el primer momento, Michelle reinventó sus atribuciones. ¿Y cómo lo hizo? A través de las redes sociales. Sus cuentas en Twitter (con más de 5 millones de followers), Instagram (casi 6 millones) y Facebook (más de 15 millones) han sido su mejor manera de acercarse a la gente, rompiendo casi siempre el protocolo, como en una de sus apariciones más aplaudidas, el Vine Turnip for What.

2. Por utilizar su relevancia mundial para implicarse en la defensa de causas que preocuparon al mundo

El activismo de Michelle Obama es conocido, ya de antes de su llegada a la Casa Blanca. En 2014, ya en pleno segundo mandato de Barack, sorprendió al mundo utilizando, una vez más, las redes sociales para pedir la liberación de las niñas nigerianas retenidas por Boko Haram. Con el hashtag #bringbackourgirls («devolvednos a nuestras niñas»), Michelle se unió a una campaña que daba la vuelta al mundo en aquel momento.

3. Por la defensa del deporte y la comida sana en un país con una preocupante tasa de obesidad

Michelle Obama adquirió un compromiso con la defensa de la comida sana desde su llegada a la Casa Blanca en 2008. Desde 2010, lidera la iniciativa Let's Move, que lucha contra la obesidad infantil. Uno de sus movimientos más conocidos en favor de una dieta sana fue la construcción de un huerto en los jardines de la Casa Blanca, cuando el pediatra de sus hijas le recomendó que introdujera más frutas y verduras en su alimentación. De su ejemplo familiar, Michelle quiso hacer causa común con los ciudadanos y ese fue el origen de su preocupación por la alimentación equilibrada.

Michelle Obama Huerto

4. Por su preocupación por la educación de sus hijas (y del resto de niñas del mundo)

Michelle Obama ha hablado siempre del futuro que le gustaría dejar a sus hijas, de cómo tiene una importancia crucial para ella que sean mujeres fuertes y seguras de sí mismas, que sepan que pueden conseguir lo que se propongan. Barack Obama se unió hace poco a esas opiniones con un conmovedor discurso feminista. Y ella misma ha insistido hasta la saciedad en la importancia de la educación, como en el evento The Power of an Educated Girl («La fuerza de una chica formada») en el que dejó muy claro su orden de prioridades: la educación, primero; las citas, después.

5. Por sus discursos inspiradores

La presencia de Michelle Obama tras un atril es casi garantía de éxito. Sus discursos, siempre inspiradores, y su fuerza y convicción al pronunciarlos la han convertido en una de las oradoras más solicitadas de Estados Unidos. En una de sus últimas intervenciones, en la Convención Nacional Demócrata, se metió en el bolsillo a medio mundo.

6. Por demostrar que la independencia como mujer no está reñida con el amor de pareja

Los Obama son la primera pareja presidencial que no ha tenido ningún pudor en mostrarse ante las cámaras no solo como un equipo bien cohesionado, sino como una pareja enamorada. Las muestras públicas de afecto, los tuits respectivos declarándose su amor... son gestos que se han saltado el protocolo (o la tradición), pero que la han acercado a la gente.

7. Por sus frescas apariciones en televisión, sin pudor ni miedo al ridículo.

Nunca antes habíamos visto a una primera dama cantar en un coche, bailar en televisión o hacer deporte frente a las cámaras. Michelle lo ha hecho todo, una vez tras otra, y siempre con una frescura y una naturalidad que se han convertido ya en su marca personal.

8. Por revertir el canon estético femenino y convertirse en un referente de estilo

Ni es una sílfide, ni responde al canon de belleza clásico. Michelle Obama se ha convertido en un referente de estilo y buen gusto. Alta, fuerte, con los brazos más tonificados que hemos visto jamás (tienen incluso su propia web en Tumblr), ha demostrado que la verdadera belleza está en la diversidad, la autoestima y la inteligencia.

Michelle Moda

9. Por su continua defensa de la población afroamericana, sus orígenes y su cultura

Michelle nunca ha renegado de sus orígenes como descendiente de esclavos afroamericanos. Al contrario, ha servido de cabeza visible para las mujeres afroamericanas y los retos a los que se enfrentan cada día, con la doble dificultad de pertenecer a dos colectivos cuya igualdad de derechos no es todavía del todo efectiva en la sociedad. Su discurso Black Girls Rock, en 2015, fue todo un canto al empoderamiento de las mujeres afroamericanas.

Imágenes | Gtresonline.

En Trendencias | Los 9 mejores discursos de Michelle Obama y cómo ha conquistado a medio mundo con ellos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos