Compartir
Publicidad

Desde hoy las mujeres conducen en Arabia Saudí: así les va a cambiar la vida

Desde hoy las mujeres conducen en Arabia Saudí: así les va a cambiar la vida
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 24 de junio está marcado en el calendario de muchas mujeres de Arabia Saudí: a partir de hoy podrán conducir en este país tras 60 años de prohibición no escrita. Las mujeres saudíes podrán conducir al ponerse en marcha la regulación del sistema de autoescuelas y licencias. Un prohibición que les limitaba en su vida profesional y personal y que tanto mujeres nacionales como extranjeras han sufrido. Para conocer cómo les va a cambiar la vida entrevistamos a Alexandra, española residente en Arabia Saudí desde hace 4 años.

¿Qué requisitos necesitan para conducir?

Alexandra nos explica que adaptarse a vivir en un país así es complicado por la diferencia de culturas. Entre las cosas más chocantes es que hasta ahora, ninguna mujer podía conducir, ni siquiera las extranjeras residentes en el país y con carnet de conducir vigente.

El príncipe saudí Mohammed bin Salman está introduciendo reformas aperturistas poco a poco para cambiar la mentalidad y las costumbres del país, sobre todo en lo referente a las mujeres, y uno de los puntos en los que más se va a apreciar el cambio es que se va a permitir conducir a las mujeres.

Todo el mundo tendrá que realizar un examen de conducir, tanto teórico como práctico, y las extranjeras que ya disponen de permiso de conducción tendrán que realizar una prueba diferente para convalidar su carnet. Las mujeres ya se están preparando para el gran momento y están tomando lecciones de conducción para poder obtener el permiso y salir a pasear en coche tan pronto como puedan.

Pero el camino hasta tener un carnet de conducir no será fácil, para solicitarlo habrá que cumplir ciertos requisitos, y las mujeres necesitarán el permiso de su tutor, ya sea padre, hermano o marido.

¿Cómo cambiará la vida en Arabia Saudí?

Por lo comentarios que ha escuchado en la prensa, Alexandra afirma que un gran miedo que tiene la sociedad saudí de que las mujeres tomen el volante es que se produzca un aumento de los accidentes. Los hombres pueden ver con sorpresa una mujer conduciendo y se temen que aumenten las distracciones, porque intenten ligar con ellas, porque se las queden mirando, etc. También pueden levantar muchos comentarios negativos entre los conductores, dado que se trata de una sociedad muy machista, sobre todo entre las personas más mayores.

En cuanto al velo y su incomodidad para conducir con él, seguramente las mujeres saudíes evitarán el niqab a la hora de conducir y preferirán el uso de la abaya, mucho más ligero y fácil de usar a la hora de ver y de manejar el volante con las manos.

Sin embargo, las mujeres llevan mucho tiempo luchando por esta medida y para ellas es una buena noticia: una oportunidad de aumentar su independencia y responsabilidad en una sociedad que las vuelve casi invisibles.

En los últimos 3 o 4 años muchas mujeres se han incorporado al trabajo, pero sus movimientos se ven limitados por no poder usar el coche. Para acudir a su puesto de trabajo, en unas ciudades muy extensas, y con el desierto de por medio, la única forma de desplazarse al trabajo es cogiendo un taxi, Uber o Careem, una app para viajar en coche, con base en Dubai y que planea contratar mujeres conductoras para el país. Una opción que supone un desembolso extra a la hora de trabajar, pero que resulta bastante segura para las mujeres. Tampoco pueden utilizar el transporte público, que allí solamente es utilizado por los inmigrantes pakistaníes o bangladesíes.

Alexandra nos comenta que poder conducir también será muy útil para su tiempo de ocio. Ahora dependen totalmente de que algún amigo, novio o marido de alguien les lleve al centro comercial, por ejemplo, y muchas veces ni salen de casa, porque supone un gran gasto y por todo el tiempo que pierden, ya que hay que esperar al taxi, muchas veces se retrasa, y cualquier desplazamiento implica tres horas entre ida y vuelta. "Dependes de la gente si quieres salir de casa, y muchas veces te lo piensas dos veces antes de salir a divertirte", nos aclara.

Hablamos por Wahtsapp también con Samar, una mujer saudí de 37 años, muy contenta por la medida y porque le alegra lo que supondrá para las mujeres más jóvenes, aunque le apena que este derecho no haya llegado antes, porque habría tenido una vida completamente distinta. "Toda mi vida he dependido de otros para hacer lo que necesito, ya sea mi hermano o mi padre, porque no podíamos conducir o hacer asuntos burocráticos por nosotras mismas"

Los comentarios de Loujain, otra mujer saudí, son similares: "por supuesto, ahora es mucho más fácil coger a los niños y salir de casa, así que ahora son más independiente para coger mi propio coche y no necesito llamar a un Uber o algún hombre para hacer mis tareas. Mi rutina diaria será mucho más fácil, antes perdía mucho tiempo y mucha energía llamando a alguien, esperando a que viniera a buscarme y explicándole dónde me tenía que recoger".

El de hoy supone un gran paso adelante en la vida de las mujeres que residen en Arabia Saudí, pero aún queda mucho por avanzar en sus derechos básicos, en uno de los países más machistas del mundo. Así lo ve Samar, que cree que poder conducir es solo el primer paso para muchas otras cosas aún más importantes. "Ahora está todo más equilibrado, las mujeres tenemos poder para hacer más cosas por nosotras mismas, no solo conducir, gracias al Príncipe Mohammed Bin Salman, que está cambiando nuestra vida de verdad, de una manera buena, justa y abierta".

Foto | Gtres

En Trendencias | Menos drones y más mujeres: así esta evolucionando la moda en Arabia Saudí

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio