Por qué deberías alejar a tu gato de la Flor de Pascua esta Navidad

Por qué deberías alejar a tu gato de la Flor de Pascua esta Navidad
Sin comentarios

Sabemos que existen muchas plantas que no son aptas para los gatos. Los lirios, las azaleas o los narcisos son algunas de las plantas que pueden resultar tóxicas para los felinos, y hay una que solemos tener en todas las casas en Navidad: la flor de Pascua.

La flor de pascua o poinsettia es una planta de temporada muy popular en Navidad pero que puede traernos muchos problemas si tenemos un gato o un perro en casa.

¿La flor de Pascua es tóxica para mi mascota?

Toda la planta de la Flor de Pascua es tóxica para los felinos. Las hojas y tallos resultan tóxicas no solo si el gato se la come, también si tiene contacto directo a través de los ojos o la piel. No se trata de una planta letal, sino de una planta que podría provocar una intoxicación a nuestro gato según el Hospital Veterinario Glòries.

Flor De Pascua Toxica Gatos Y Perros

La ingestión de las hojas, puede irritar la boca, las encías, el estómago y el esófago, provocando vómitos. En cuanto a la piel, si se mancha con la savia o si las hojas entran en contacto con los ojos, podrían provocar una reacción leve, menor que la de su ingesta.

En perros también resulta tóxica, pudiendo provocar vómitos, diarrea, hipersalivación, fatiga, deshidratación o temblores entre otros síntomas.

Qué hago si mi gato o perro come flor de Pascua

Si sospechas que tu mascota ha comido hojas de flor de pascua, es posible que sufra una leve intoxicación, pero podría complicarse si sufre una reacción alérgica que en los casos más graves, podría provocar un shock anafiláctico.

Si el gato o perro ha comido hojas de flor de Pascua, lo primero de todo es permitir que tu mascota vomite. Es la hoja la que provoca la reacción, así que si la vomita se reducirán los síntomas. El veterinario podría provocarle el vómito clínicamente, pero en casa es mejor que no lo hagamos para evitar causar más daño.

Si la intoxicación se ha producido a través de savia que ha entrado en contacto con la piel o los ojos, es importante lavar la zona con abundante agua, y para evitar la deshidratación, darle a tu mascota agua para beber.

Nunca daremos medicamentos a nuestra mascota por nuestra cuenta, es mejor acudir al veterinario para que de un diagnóstico y nos indique qué es lo mejor para nuestro compañero peludo y le pueda ofrecer un tratamiento adecuado.

Fotos | Kenta Kikuchi y Dim Hou en Unsplash

En Trendencias | Las mejores series y películas que se estrenan en 2023

Temas
Inicio