Publicidad

¿Podemos perder peso solamente de la parte del cuerpo que queremos? Los problemas de querer adelgazar solo barriga o piernas
Dietas y Nutrición

¿Podemos perder peso solamente de la parte del cuerpo que queremos? Los problemas de querer adelgazar solo barriga o piernas

Publicidad

Publicidad

La llegada del verano suele venir acompañada por el sol, el calor, los primeros bikinis y bañadores, las piernas al aire y, de manera más que habitual, las prisas por querer perder algo del peso ganado durante el invierno. 

No es raro escuchar a amigas y conocidas decir lo mucho que les gustaría poder quitarse de aquí y de allí un poquito. Si me preguntáis a mí, os diré que ojalá ponerme a dieta me sirviera para quitarme un poco de brazos y un poco de piernas. La duda eterna es si habrá algún ejercicio concreto o algún alimento que nos ayude a perder grasa exactamente de dónde queremos. 

La mala noticia: no se puede perder grasa únicamente de una zona concreta

Por desgracia, la respuesta a esa pregunta es que no. No es posible perder grasa de una zona localizada de nuestro cuerpo y solo de esa zona. A no ser, claro, que pasemos por quirófano y nos hagamos una liposucción

Adult Blur Body 196640

Más allá de eso, no importa cuántos productos elaborados concretamente para quemar grasa de la cintura, de la cadera, de las piernas o de los brazos compremos, porque la realidad es que el proceso de pérdida de grasa es algo global. 

Esto se debe a que, cuando el cuerpo quema grasa, lo que hace es coger esta grasa para convertirla en energía y la coge de todo nuestro cuerpo, sin elegir una zona concreta, tal y cómo nos cuentan nuestros compañeros de Vitónica.

La forma en la que nuestro cuerpo pierde grasa 

Si habéis hecho dieta alguna vez, es más que probable que hayáis notado que se pierde más peso al principio y después cada vez es más difícil. Esto se debe a que nuestro cuerpo se acostumbra a la cantidad de energía que ingerimos de manera habitual. 

En el primer momento, cuando nos ponemos a dieta y le reducimos la ingesta de calorías nuestro cuerpo tira de reservas de energía. En esos primeros días hará uso de las de glucógeno más que de las de grasa, que arrastra también una gran cantidad de agua. Por ello, esos primeros días, pierdes más peso pero la mayoría es agua

Body Fashion Female 206515

Es pasada la primera o segunda semana de dieta cuando empezamos a perder grasa de verdad. Una de las cosas que ocurre es que el organismo se acaba adaptando a la cantidad de calorías que ingerimos - y acumula grasa en base a eso - por ello cuando hacemos dietas muy restrictivas y en un plazo corto de tiempo (como las dieta milagro) vemos que perdemos peso, pero tienen un gran riesgo de efecto rebote en cuanto volvemos a una ingesta de calorías normal. 

Cómo perder peso - y grasa - de forma segura

Lo primero que debemos tener claro a la hora de intentar perder peso o ponernos en forma es en no centrarnos en la cifra de peso, sino en la grasa perdida. Si al ponernos a dieta llevamos a cabo dietas extremas, demasiado restrictivas, que además de grasa nos hagan perder músculo, estaremos perdiendo peso, pero también afectando a nuestra salud. 

Por ello, es importante que busquemos la ayuda de un profesional de la nutrición que nos dé unas pautas de alimentación adecuadas, que podamos mantener durante el resto de nuestra vida y no solo en una época puntual. Además, este profesional medirá nuestro nivel de grasa, de masa muscular y de hidratación, para asegurarse de que lo que perdemos es grasa al mismo tiempo que ganamos músculo y nos mantenemos hidratados. 

Maddi Bazzocco 1174201 Unsplash

Hacer deporte también nos ayudará. Una de las costumbres más habituales cuando realizamos deporte para quemar grasa es dedicarnos únicamente a hacer cardio, pero esto es un error. Nuestro cuerpo se acostumbra al esfuerzo y necesitaremos cada vez más tiempo de cardio para conseguir quemar la misma cantidad de energía. 

Por ello, es recomendable que realicemos ejercicios de fuerza. De esta manera, mejoraremos nuestra masa muscular lo que no solo influirá en nuestro volumen - mejorando nuestra composición corporal - sino que conseguirá que la cantidad de energía (y por tanto grasa) que quememos en reposo sea mayor ayudándonos a mantenernos en nuestro peso. 

En estos casos es posible que notemos que no perdemos tanto peso - porque estamos ganando músculo - pero que sí notemos que la ropa nos queda más grande o nuestro cuerpo está más equilibrado-. Es por ello que la cifra de la báscula no es tan importante y que resulta interesante que un profesional nos ayude a llevar registro de la grasa perdida y la masa muscular ganada. 

Imágenes  |  Unsplash, Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir