Publicidad

Dieta líquida para adelgazar: qué opinan los expertos sobre ella

Dieta líquida para adelgazar: qué opinan los expertos sobre ella
Sin comentarios

La dieta líquida es una dieta rápida que promete un descenso de peso importante en poco tiempo, casi sin esfuerzo y con máxima efectividad. Promete perder hasta 2 kilos en un sólo día, o 3 kilos en dos días, lo que la mete dentro de las calificadas como "dietas milagro". Se trata de una clásica dieta detox con diferentes efectos negativos sobre nuestra salud. Con la ayuda de los expertos de Vitónica te contamos en qué consiste y hasta qué punto es segura.

¿Qué es la dieta líquida?

La dieta líquida se basa en el consumo de alimentos líquidos que favorecen la depuración del organismo con facilidad. Se permite la ingesta de caldos, infusiones, yogur bebible y zumos de frutas naturales. Lo único sólido que acepta esta dieta es un puré de verduras en las comidas principales (comida y cena) así como una macedonia de frutas naturales dos veces al día.

No se permite la ingesta de bebidas azucaradas, refrescos ni bebidas alcohólicas. Por esto, la dieta es de muy bajo aporte calórico y casi no aporta grasas. Aunque también es escaso el aporte proteico de calidad. Es limitada, especialmente, en hierro y proteínas.

Por todo ello hay que tener presente que se propone como una solución de corto tiempo a los kilos de más. No se aconseja extender esta dieta por más de 5 días por lo tanto, solo es recomendable para quienes desean deshacerse de unos pocos kilos de más.

Qué no hacer en la dieta líquida

La dieta líquida es una dieta muy restrictiva, de muy bajo aporte calórico y que elimina muchos alimentos de la mesa. Por lo tanto, puede afectar al con  carencias nutricionales y poniéndolo en modo ahorro. Esto puede desencadenar fácilmente un efecto rebote.

Yulia Khlebnikova Yie7pzumt S Unsplash

Además, esta forma de alimentarnos, puede conducirnos a alteraciones de la conducta alimentaria, ya que sentiremos más y más hambre que no lograremos saciar fácilmente debido a que no masticaremos nada, solo ingeriremos líquidos, algo que también puede propiciar excesos de líquidos que si no están controlados, pueden perjudicar considerablemente al organismo.

Si, aún así, te decides a hacerla, no olvides que no es una dieta personalizada ni sostenible en el tiempo. El drástico descenso de peso puede afectar a nuestro metabolismo. En su reemplazo, podemos depurar al organismo con una alimentación equilibrada y buenos hábitos, aunque se trate de un proceso más lento.

Fotos | Unsplash.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio