Publicidad

Vacaciones en autocaravana: permisos, alquiler y todo lo que necesitas saber para montar el roadtrip de tu vida
Viajes

Vacaciones en autocaravana: permisos, alquiler y todo lo que necesitas saber para montar el roadtrip de tu vida

Con la llegada del verano muchos se lanzan a planear unas vacaciones de ensueño, que este año el cuerpo nos lo pide más que nunca después de meses encerrados. Muchos se apuntan a la moda de viajar en autocaravana, con la libertad y comodidad que supone viajar en tu propio alojamiento y decidir tú dónde y cuánto tiempo te quedas. ¿Es tu viaje soñado? Esto es todo lo que hay que saber para que el roadtrip sea inolvidable. 

Dónde alquilar y qué requisitos debes cumplir para hacerlo

alquiler autocaravana verano

Para poder alquilar y conducir una autocaravana solo se necesita el permiso de conducir tipo B. Es decir, el de coche normal. Sin embargo, esto se aplica a aquellas autocaravanas de menos de 3.500 kilos (que son la mayoría). A ello hay que sumar el seguro del vehículo y las condiciones que pueda incluir la empresa de alquiler, como ser mayor de 21 años o tener más de un año de carnet (por ejemplo).

Hoy en día existen muchas empresas de alquiler de estas casas rodantes, por lo que recomendamos buscar las opciones que más se adapten a nuestras necesidades en cuanto a tamaño, funcionalidades dentro de la autocaravana, etc. Recomendamos buscar compañías que ya incluyan todos los seguros, como MC Rent o Camperbaos.

Conoce las diferencias entre caravana y autocaravana

Viajar En Autocaravana

Cuando pensamos en autocaravanas a menudo tenemos en mente esa imagen idílica del remolque vintage o de la furgoneta de dos colores de Volkswagen. Sin embargo, eso es una caravana y se desplaza con necesidad de un coche que la potencie y remolque. Por el contrario, la autocaravana cuenta con motor propio y lleva toda la casa integrada en el propio vehículo.

Familiarízate con las funcionalidades del vehículo antes de partir

Viajar En Autocaravana

Vivir en una autocaravana requiere conocer todas las funcionalidades del vehículo, desde cómo llenar el agua del depósito hasta como conectar la bombona de butano para poder cocinar. Esto incluye también el vaciado de las aguas en caso de autocaravanas con baño o la carga de la batería si hemos acampado y dejado el vehículo funcionando durante un tiempo largo.

No hace falta ser expertos, pero recomendamos hacer todas las preguntas al responsable del alquiler antes de salir de viaje. Tener una noción clara de todos los quehaceres que requiere el mantenimiento de una autocaravana ayudará a tener un viaje más tranquilo y libre de sustos o estreses.

Revisa la normativa vigente: no es lo mismo estacionar que acampar

viajar en autocaravana

Los coches y los vehículos más pesados pueden tener diferentes normativas, como las limitaciones de velocidad. Con una autocaravana no puedes pasar de 100 kilómetros por hora y debes tener muy clara la diferencia entre estacionar y acampar. Además, te recomendamos evitar centros urbanos o, al menos, consultar las regulaciones de esa ciudad en particular porque suelen variar de una a otra. 

En cuanto a la diferencia entre acampar y estacionar, la DGT lo deja muy claro. Como vehículo que es lo puedes aparcar en cualquier lugar destinado para ello, independientemente de que estés pasando la noche dentro. Podrás comer, dormir, elevar el techo, abrir ventanas y colocar los calzos en caso de que estés en terreno inclinado. 

El uso interior es privado, siempre y cuando no cruces las líneas o límites de estacionamiento marcados en el suelo. Por eso no puedes extender toldos, sacar sillas y mesas fuera, descargar fluidos o vaciar aguas, etc. Todas estas conductas suponen acampar y se deben hacer en zonas específicamente habilitadas para ello. 

Prepara tu ruta y olvídate de los horarios

viajar en autocaravana

Una de las mayores ventajas de viajar en autocaravana es que no tienes reservas de avión ni hoteles que marquen el calendario. Puedes organizarte una buena ruta, disfrutar de todo el trayecto y hacer las paradas extra que consideres, abriendo las posibilidades y dejándote sorprender por sitios nuevos e inesperados. Esta es la mejor forma de sacar partido a un viaje de carretera en tu propia autocaravana: improvisar paradas, hacer tu ruta y seguirla sin prisas. 

Fotos | Unsplash.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios