El pueblo más bonito del mundo está en Aragón, es una villa medieval perfecta para los amantes del turismo rural

El pueblo más bonito del mundo está en Aragón, es una villa medieval perfecta para los amantes del turismo rural
Sin comentarios

Entre los pueblos que la Organización Mundial de Turismo (el organismo especializado de las Naciones Unidas en la promoción de turismo responsable, sostenible y accesible para todos) recomienda en todo el mundo para este 2023, se encuentran tres españoles. De hecho, ya te habíamos hablado de la joya medieval que es Rupit, a menos de dos horas de Barcelona. Sin embargo, no podemos dejar de dedicarle el homenaje que también se merece otro de ellos. Se trata de Alquézar, un municipio y localidad de la comarca Somontano de Barbastro, en la provincia de Huesca, comunidad autónoma de Aragón.

A tan solo 48 kilómetros de distancia de Huesca y unos 124 kilómetros de Zaragoza, se abre paso entre paisajes de calizas un lugar declarado Conjunto Histórico-Artístico. Es Alquézar, en lo alto de un meandro del río Vero, uno de esos pueblos medievales que te hacen viajar atrás en el tiempo solo con pasear por su calles estrechas y empedradas, además de por sus otros rincones llenos de magia y encanto.

Aunque, entre todos ellos destaca su castillo de origen islámico, reconvertido en colegiata tras la reconquista cristiana. Se trata de una colegiata-castillo que tiene sus orígenes en una fortaleza construida en el siglo IX de la Era Común por Jalaf ibn Rasid para intentar frenar el avance de los reinos cristianos del norte.

alquézar
Wikipedia

Ahora, tal y como su nombre indica (colegiata de Santa María la Mayor), está dedicada a Santa María y es perfecta para apreciar las huellas que las diferentes corrientes artísticas han ido dejando en el transcurrir de los siglos.

No obstante, este no es este el único spot que ningún viajero puede perderse. Y es que aún se conservan tramos de su muralla (de doble lienzo almenado y protegido por varios torreones) y la torre albarrana. También puede contemplarse algún que otro fragmento de una iglesia románica del siglo IX que se ha integrado en un claustro del siglo XIV.

alqézar
Turismo de Aragón

De visita obligada son también su mirador Sonrisa de viento, en el que disfrutar de un espectacular atardecer sobre este pintoresco pueblo de Huesca, y la Plaza Mayor, punto de encuentro por excelencia de cualquier pueblo tradicional que se precie. Aunque si lo que os interesa es su entorno natural propicio para hacer barranquismo en el cañón del río, podéis visitar su famosa ruta de pasarelas y hasta ver cuevas con arte rupestre.

Foto de portada | iStock

Temas
Inicio