Este pueblo de Barcelona es un tesoro medieval abrazado por montañas y pensado para desconectar

Este pueblo de Barcelona es un tesoro medieval abrazado por montañas y pensado para desconectar
Sin comentarios

Con el frío llamando a la puerta tal vez lo que menos nos apetece es salir a la calle, pero la naturaleza tiene mucho que ofrecer durante todo el año, y hay infinidad de pueblos en España capaces de conquistarnos.

Uno de esos pueblos que nos hace querer levantarnos del sofá y dejar de ver las mejores series de Netflix es Rupit i Pruit. Este pueblo medieval a menos de dos horas de Barcelona nos ha enamorado locamente por sus cascadas, sus preciosas casas de piedra y por el particular camino que hay que recorrer para llegar a su centro histórico.

Rupit i Pruit, un pueblo medieval en mitad de Cataluña

Rupit i Pruit, en la provincia de Barcelona, es el último pueblo antes de llegar a Girona por la zona de la Garrotxa. De hecho Rupit se sitúa entre los riscos de Aiats y la Garrotxa y a 845 m de altitud, y es un pequeño pueblo en mitad del Collsacabra.

Rupit Entre Montanas

Esta zona del interior de Barcelona, una meseta integrada en la cordillera Transversal catalana, tiene espectaculares riscos, saltos de agua, cascadas, riachuelos y rincones en los que la naturaleza da rienda suelta a su poderío. Y también es lugar de grandes masías, de turismo rural y de pequeños pueblos escondidos como el precioso Rupit.

Casas De Rupit

Con apenas 285 habitantes según su ayuntamiento, Rupit i Pruit está formado por su núcleo (Rupit) y un conjunto diseminado de masías conocido como Pruit, pero ambos forman un único municipio que lleva unido desde hace siglos.

Rupit I Pruit

El puente de Rupit i Pruit

El único camino posible para llegar al centro histórico de Rupit i Pruit envuelto en piedra, de donde procede su nombre, es cruzar la riera, y desde 1945 que se construyó, se hace a través de un puente colgante.

Es uno de los mejores puentes colgantes de España y cruzarlo es algo que deberíamos hacer al menos una vez en la vida. Envuelto, su centro medieval está tras ese puente colgante.

Puente Rupit
Puente colgante de Rupit

Pero si hay algo que impresiona de Rupit son las increíbles casas de piedra de su centro histórico, que se construyeron entre los siglos XVI y XVII y aún se conservan. Calles estrechas y empedradas plagadas de grandes casonas de piedra que encuentran en mitad de la naturaleza, entre los riscos del Collsacabra, su sitio perfecto.

Calles De Rupit Centro Medieval
Casas de piedra en Rupit
Asas De Piedra Rupit
Casas de piedra en Rupit

Entre las casas, la Plaza Mayor y la Plaza de Cavallers son imprescindibles, igual que la casa del boticario, la antigua herrería o la empinada calle Fossar. La iglesia de Sant Miquel de Rupit, edificio del siglo XVII que comenzó su construcción en el siglo X, tiene un precioso retablo barroco de Sant Esteve.

Iglesia San Miquel
Iglesia San Miquel en Rupit

Pero hay más, la iglesia de San Juan de Fábregas de estilo románico o la iglesia de Sant Llorenç Dosmunts, también románica y erigida en el siglo XII con piedra dorada y un campanario de espadaña, son algunas de las zonas que visitar en Rupit.

La naturaleza que rodea Rupit

A seis kilómetros del centro urbano de Rupit se encuentra el mayor salto de agua de Cataluña con 115 metros de altura, el llamado salto del Sallent que bien merece la ruta de senderismo para llegar hasta él. Es la más popular de Rupit i Pruit por su sencillez y baja dificultad, lo que la hace ideal para hacer en familia.

Salto Del Sallent
Salto del Sallent

Dura una hora y media, se recorren menos de 6 kilómetros y merece mucho la pena porque no solo veremos saltos de agua y cascadas de camino, también los impresionantes riscos que aparecen abrazar Rupit.

Cascadas Cerca De Rupit I Pruit
Cascada cerca de Rupit i Pruit

Y es que de Rupit no solo nos enamoran sus casas, su ambiente rural y su calma, igual que el pueblo de Tavertet ubicado cerca (y que te recomendamos visitar). Nos enamora su espectacular naturaleza que nos invita a ser descubierta.

Lo ideal es que te alojes en uno de los alojamientos rurales de los que dispone, como los Apartamentos Can Lo con dos habitaciones y vistas a la montaña que tiene un precio desde 488 euros por dos noches en fin de semana, o incluso una de las masías de la zona, la Masia Santa Llúcia, que tiene habitaciones dobles con desayuno incluido desde 511 euros para dos personas en fin de semana.

Apartamentos Can Lo con dos habitaciones y vistas a la montaña, desde 488 euros por dos noches en fin de semana

Habitación doble en Masia Santa Llúcia,, con desayuno incluido, desde 511 euros para dos noches en fin de semana

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | iStock

Fotos | Estos son los hombres más guapos del mundo (y tenemos para todos los gustos)

Temas
Inicio