Compartir
Publicidad
Cómo organizar el perfecto viaje a Nueva York
Viajes

Cómo organizar el perfecto viaje a Nueva York

Publicidad
Publicidad

Viajar a Nueva York siempre apetece. Es uno de esos destinos que nos gusta en cualquier estación del año, en cualquier compañía y para cualquier propósito. Nos da igual un viaje de trabajo, de ocio, de compras, con amigas, romántico... Nueva York siempre merece que la pena. Y los mejores viajes son aquellos que se disfrutan desde el mismo momento en que empezamos a planificarlos, gozando de cada pequeño trámite, de todo aquello que nos teletransporte a la ciudad antes incluso de que el avión despegue... y que nos sirva para aprender y vivirlo todo con más intensidad una vez en la Gran Manzana. Estos son nuestros consejos para un viaje perfecto a Nueva York:

Antes de empezar...

Pulsa play. Esta es la banda sonora que necesitamos para meternos en ambiente:

Diez visitas que nadie se puede perder

Vamos a empezar por lo imprescindible. Por si recalas en la ciudad pocos días o si el turismo tradicional no es lo tuyo, hemos condensado lo mejor de la ciudad en diez visitas básicas que no puedes pasar por alto, porque quedarán para siempre en tu memoria:

  • Times Square: algo hortera, kitsch, abarrotado de gente... A Times Square o lo amas o lo odias, pero no cabe duda de que es la imagen icónica de la ciudad. Plantarse en medio de las pantallas luminosas y flipar un poco es garantía de que Nueva York se te meta en las venas.
Times Square
  • La estatua de la Libertad: otra imagen que llevamos toda la vida asociando con Nueva York es la de Miss Liberty con su antorcha en alto. Tanto si decidimos visitarla (junto con la isla de Ellis y su interesante historia) como si nos limitamos a verla de fondo desde el ferry de Staten Island, un selfie con ella al fondo es un must absoluto.

  • Central Park: puede que sea el parque más bello del mundo, con esa sensación increíble de encontrarse en un pulmón de naturaleza en medio de los rascacielos de una metrópolis que nunca duerme. Lleno de rincones únicos, desde Strawberry Fields al lago, bien merece que le dediquemos una mañana completa.

Central Park
  • La Quinta Avenida: cada avenida de Nueva York tiene su encanto, pero la más icónica será siempre la Quinta, con sus tiendas de lujo y un bullicio maravilloso. Reservemos unas horas para recorrerla entera, desde el Guggenheim, al norte, hasta que su trazado se pierda entre las calles del SoHo.

  • El Empire State Building: hay muchos edificios en Nueva York que deslumbran con solo mirarlos (el Chrysler, el Flatiron o la nueva Torre One del World Trade Center), pero el auténtico icono de esa pasión neoyorquina por las alturas es el Empire. Subir a su cima es imprescindible para disfrutar de unas vistas que quitan el aliento.

Empire
  • El World Trade Center: el World Trade Center es el recuerdo de uno de los días más trágicos de la historia contemporánea. Y el lugar se ha reconstruido convertido en un memorial de aquel once de septiembre que ninguno hemos podido borrar de la memoria colectiva.

  • El puente de Brooklyn: un viaje a Nueva York no está completo sin una visita a Brooklyn. Y no hay mejor manera de acercarse al barrio de moda de la ciudad que atravesando su puente más conocido. Si lo hacemos en sentido Manhattan y al atardecer, la imagen del sol recortándose contra el skyline no se nos olvidará jamás.

Puente Brooklyn
  • La catedral de St Patrick's: ni es la catedral más bella del mundo ni la más importante, pero quizá sí una de las que más impresionan en su entorno. En plena Quinta Avenida, encontrarse con este ejemplo del neogótico estadounidense en medio de rascacielos mastodónticos es una buena muestra de esos contrastes que tan bien se le dan a Nueva York.

  • El MoMA: si solo tenemos tiempo para visitar un museo de los muchos que tiene Nueva York, el MoMA debería ser el elegido. No solo por ser el museo de arte contemporáneo más importante del mundo, sino porque en sus paredes cuelgan auténticos iconos que hemos visto cientos de veces en los libros, como la Sopa Campbell de Warhol, la Noche estrellada, de Van Gogh, o Las señoritas de Avignon, de Picasso.

Campbell
  • El Met: y si tenemos tiempo para dos... el Met también debería entrar en nuestra lista de visitas imprescindibles. Es el museo más grande de la ciudad, el más visitado, y contiene joyas artísticas que van desde un templo egipcio a obras de los pintores más célebres de la historia. Y siempre podemos sentirnos un poco Blair Waldorf haciendo un descanso entre tanto arte sentadas en su escalinata.

Hay muchas, muchísimas más cosas que ver en Nueva York. Podríamos estar allí un año y no cansarnos, pero, con estas diez, volveremos a casa con la retina y la tarjeta de la cámara llena de imágenes inolvidables.

Los barrios imprescindibles

Pero Nueva York es mucho más que un conjunto de atracciones turísticas que hay que visitar como quien tacha obligaciones de una lista. Nueva York son, sobre todo, sus barrios. Ya os hablamos de ellos hace algún tiempo. Y es que la ciudad tiene un barrio para cada estado de ánimo, para el gusto de cada visitante y... para enamorarnos de una forma diferente.

Barrios

Desde el lujo más clásico del Upper East Side al encanto chic del Village, pasando por lo bohemio del SoHo, la locura de Chinatown, la tradición afroamericana de Harlem, la nueva vida de Meatpacking o incluso el ambiente playero retro de Coney Island. La clave está en callejear hasta que encontremos un lugar en el que digamos «este es el Nueva York en el que me quiero quedar».

...y si vamos justos de presupuesto

No vamos a decir que Nueva York es una ciudad barata, porque esa es una leyenda urbana que ha costado muchos disgustos. Ya solo alojarnos en Manhattan puede hacernos llorar euros. Pero sí tiene unas cuantas experiencias que son asequibles incluso para los presupuestos más ajustados. Porque son... ¡gratis!

Roosevelt

El teleférico de Roosevelt Island es una de nuestras favoritas. No hace falta pagar un dineral por un paseo en helicóptero sobrevolando Manhattan cuando, por el precio de un billete de metro, podemos cruzar el East River a más de 70 metros de altura. El ferry de Staten Island es ya un secreto a voces para neoyorquinos y turistas. Y hay espectáculos deslumbrantes por los que tampoco tendremos que pagar nada, como una misa góspel en Harlem o recorrer el hall de Grand Central Terminal. Puedes leer más a fondo cuáles son nuestras 11 experiencias gratis favoritas.

Los hoteles en los que sentirnos más princesas

Todos sabemos dónde buscar alojamiento cuando viajamos, así que no os vamos a aburrir con una lista interminable de hoteles, pero sí hay unos cuantos que traspasan la barrera de «lugar donde alojarnos» para convertirse en auténticos iconos de la ciudad. El Plaza, por ejemplo, en el que hemos visto tantas bodas en la pequeña y la gran pantalla, y con el que nos encontraremos en la esquina donde la Quinta Avenida se cruza con Central Park.

Plaza

O los hoteles más lujosos, con suites donde disfrutar contemplando las luces de la ciudad desde sus grandes ventanales. En este ranking os mostramos las más caras: la palma se la lleva el hotel Mark, con su ático de 75.000 dólares por noche, que la convierte en la habitación de hotel más cara del mundo.

Los podcasts para orientarnos

Una buena forma de planificar un viaje a Nueva York es a través de podcasts. Ya podemos olvidarnos de las viejas guías de viaje en papel o de entrar en mil webs para ir apuntando lo mejor que nos ofrece cada una. Los podcasts no nos robarán tiempo, podremos ir empapándonos de Nueva York mientras vamos en el coche o salimos a correr.

Hace unas semanas os recomendamos nuestros favoritos, pero, si tenemos que quedarnos con uno, Un minuto en Nueva York es perfecto para conocer hasta el más mínimo detalle de una ciudad de la que nos quedaremos encandilados antes incluso de salir de casa.

Unos cuantos libros para ir abriendo boca

A veces, la ficción nos enamora tanto de una ciudad como la realidad, y casi nos parece conocerla a través de las aventuras de los protagonistas de novelas que recorren sus calles. Son incontables los libros que se desarrollan en las de Manhattan, desde clásicos como El gran Gatsby, Desayuno en Tiffany's o El guardián entre el centeno a iconos contemporáneos como Sexo en Nueva York o la trilogía de Paul Auster. Os contamos nuestros favoritos en este artículo.

Las películas y series que nos enseñaron a amar la ciudad

¿Quién no se ha enamorado alguna vez de Nueva York a través de los ojos de los protagonistas de Friends, Sexo en Nueva York, Cómo conocí a vuestra madre o Gossip Girl? Un clásico de los viajes a la ciudad es la foto delante de la casa de Carrie Bradshaw o ante la escalera de incendios del edificio de Monica y Rachel.

Gossip

Incluso existen tours organizados que nos enseñan los escenarios más icónicos de Sexo en Nueva York o de otras muchas películas y series rodadas en Manhattan. Nuestra aportación a este otro tipo de turismo, un poquito friki pero perfecto para disfrutar en persona de lo que un día soñamos ante la tele, es esta ruta de restaurantes al más puro estilo de Blair Waldorf y Serena Van Der Woodsen.

Las apps más útiles (con y sin conexión)

Las apps nos salvan la vida en más de una ocasión cuando estamos de viaje y nos vemos un poco perdidos. El problema en Nueva York es que, salvo que nuestra compañía tenga incluido el roaming a Estados Unidos (en España, de momento solo lo tiene en todos los contratos Vodafone), nos volveremos locos buscando wifis disponibles. Por eso, las apps que no requieren conexión serán nuestras favoritas en este viaje.

Apps

Ulmon, por ejemplo, nos permite acceder a los mapas con los principales puntos de interés sin necesidad de gastar datos. La mayoría de expertos la consideran la app imprescindible para viajar a la ciudad. Fever (en español) nos permite estar al día de los mejores eventos. NYC Subway es imprescindible, la app oficial del metro de la ciudad, aunque requiere conexión. Central Park nos permite perdernos (sin perdernos, en realidad) en el parque favorito de la ciudad.

Los restaurantes más deseados... para comer y posturear

Comer en Nueva York puede ser toda una aventura. Una aventura que se suele disparar de precio cuando añadimos a la cuenta final los impuestos y las propinas. Pero hay experiencias que nadie debería perderse, desde los perritos calientes del Gray's Papaya (en el Upper West Side) a la comida sureña de Sylvia's (en Harlem), sin olvidarnos de buscar el Burger Joint en el lobby del hotel Le Parker Meridien.

Pero los restaurantes de Nueva York tienen otra función, además de comer: el postureo. Locales que se ponen de moda, a los que todo el mundo quiere ir y que se convierten en tendencia en Instagram. Desde el (ya mítico) Pietro Nolita, que ha llevado el millennial pink a otro nivel a la Avocaderia de Brooklyn, que es lo último para los amantes del aguacate. Y muchas propuestas más que, no lo olvides, van cambiando día a día.

Las instagrammers a las que seguir para meternos en ambiente

Si eres de las que se enamoró de Nueva York viendo a Olivia Palermo lucir outfits por sus calles, hay muchas cuentas en redes sociales que puedes seguir para inspirarte. Casi todas nuestras bloggers e instagrammers favoritas usan la Gran Manzana como el escenario perfecto para enamorarnos al mismo tiempo de su estilo y de la propia ciudad, desde Alexa Chung a Eva Chen, pasando por Danielle Bernstein, la propia Olivia... y muchas más.

El lugar definitivo donde dejarnos el sueldo que nos quede

¿Creíais que no os íbamos a hablar de las compras? Nueva York es un pequeño paraíso en el que solo tenemos dos opciones: ponernos freno o llevar un (muy) amplio presupuesto desde casa. Desde flea markets y tiendas de segunda mano en los que encontrar auténticas joyas hasta las prohibitivas boutiques de la Quinta Avenida o Park Avenue, no hay estilo que no podamos encontrar en las calles de la ciudad.

Claro que siempre existe la opción intermedia de dejarnos arrastrar hasta los grandes outlets de la ciudad, en los que podremos encontrarnos descuentos que resultan difíciles de creer. ¿Nuestros favoritos? El Century 21 de Liberty Street, Burlington Coat Factory en el SoHo o Saks Off 5th, en plena Quinta Avenida.

Y las mejores fotos para traernos de recuerdo

Y cerramos nuestro repaso a lo mejor de Nueva York con aquello que siempre queda en nuestra memoria cuando un viaje termina: las fotos. Porque el viaje puede durar más o menos días, pero las imágenes que se nos quedan grabadas permanecen para siempre. Por eso, hace unos meses os hablamos de nuestros lugares favoritos para fotografiar el skyline de Manhattan, desde rooftops a parques, pasando por hoteles o algunos de los monumentos más conocidos de la ciudad, como las cimas del Empire State o el Rockefeller Center.

Imágenes | Pexels, Dave Nakayama, Phil Roeder, Hotel Plaza, Gossip Girl.

En Trendencias | Estos son los mejores podcasts para planificar una escapada a Nueva York (y no perderte nada)

El guardián entre el centeno (El Libro De Bolsillo - Literatura)

El guardián entre el centeno (El Libro De Bolsillo - Literatura)

El gran Gatsby (CONTEMPORANEA)

El gran Gatsby (CONTEMPORANEA)

Desayuno con Tiffany's (Compactos Anagrama)

Desayuno con Tiffany's (Compactos Anagrama)

Sexo en Nueva York (BEST SELLER)

Sexo en Nueva York (BEST SELLER)

La trilogía de Nueva York (Biblioteca Paul Auster)

La trilogía de Nueva York (Biblioteca Paul Auster)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio